Cerveza, tetas y existencialismo: así son los partidos políticos más locos de Rusia

Puedes estar tranquilo, es casi seguro que ninguno de estos partidos tendrá la oportunidad de gobernar el país, pero añaden un colorido muy necesario a la política rusa, a menudo demasiado predecible.

Desde exigir una reforma climática sintética hasta tratar de usar la cerveza para sacar al país del consumo del vodka, en Rusia hay de todo. Esta lista de los partidos políticos más ridículos de la historia reciente te hará olvidarte del gozo de una simple dictadura.

1. Partido del Amor y de que a uno las cosas no le importen una mi**da

Esta hermosamente bautizada agrupación política surgió muy recientemente, en 2012, siendo fundada nada menos que por el propietario del Museo del sexo (y exalcalde de Arcángel) Alexánder Donskói. No había mucho en juego ideológicamente, aparte de la promesa de tener tanto sexo como fuera posible y de organizar protestas cada vez que las autoridades o la legislatura estatal rusa no implementaran una reforma o no cumplieran una promesa.

Para reconocer el mérito de Donskói, hay que admitir que este declaró a The Village que, aunque su partido no planea hacer nada sustancial (aparte de protestar contra otros partidos de la manera más lujosa y colorida posible) acoge a gente de toda clase y sexualidad: todo el mundo es bienvenido, sin discriminación.

2. Partido Subtropical

El Partido Subtropical, por suerte, no está planeando un éxodo ruso gigantesco a un lugar con un clima mejor. De haber sido esta la propuesta, el autor de este texto hubiese sido de los primeros en firmar. ¡En cambio, el partido, inicialmente registrado bajo el nombre de “Rusia Subtropical” en 1993, sugirió una reforma climática! El objetivo de esas reformas era que las temperaturas en nuestra vasta Rusia no descendieran nunca por debajo de los 20 grados centígrados.

El presidente del partido, Vladímir Pribilovski, también prometió aumentar el porcentaje oficial de alcohol en el vodka y bajar la temperatura de ebullición del agua.

El partido se registró en 2012, pero nadie sabe qué fue de él. Una de sus principales ideas era ayudar a los rusos a escapar de cualquier discurso político serio. Su único logro fue convertirse en el primer partido en registrarse después de la Ley de partidos políticos”. Desgraciadamente, Rusia sigue tan fría y deprimente como siempre lo ha sido. Porque, creemos, une a esta agrupación con el “Partido del Amor y de que a uno las cosas no le importen una mi**da” y tienes el programa político perfecto.

3. Partido de los amantes de la cerveza

La cerveza es el símbolo de la paz, el entendimiento mutuo y la comunicación informal. Y los rusos merecen vivir en un país como la República Checa, dicen los fundadores de esta formación política. ¡Oh, y siempre se deben tener disponibles cacahuetes y cortezas de cerdo! ¿Pero qué es lo mejor de la cerveza? ¡Que puede ayudar alejar a la Madre Rusia del influjo del vodka!

Nuestra idea central es muy simple: queríamos crear un partido verdaderamente nacional, pero un poco irónico”, dice Konstantín Kalachov. A pesar de ello, nuestros requerimientos sobre la cerveza pueden ser fácilmente trasplantados a otras áreas de la vida. Por ejemplo, hablamos de un concurso de cerveza y de la apertura de nuestra propia cadena de bares, pero en realidad nos referimos a la propiedad de la pequeña empresa en general, que debe dejar de estar arrodillada [en Rusia - ed.]. La cerveza simboliza el futuro de Rusia, añadió el fundador.

Independientemente de lo que pienses de esta dudosa afirmación, el hombre no se equivoca con lo de las pequeñas empresas.

Lamentablemente, el partido de la cerveza rusa no es más que una copia de uno que los polacos crearon en 1990.

4. Rusia contra el oscurantismo

Lamentablemente, el partido con el nombre más reflexivo del grupo sólo existió durante dos años, entre 2013-2015. Su electorado objetivo eran personas pensantes que defienden la humanidad global. El credo del partido era promover una Rusia basada en la ciencia, que no se viera frenada por principios religiosos que obstaculizaran el progreso. Lo que hace que este humilde autor aprecie a los antioscurantistas es su insistencia en luchar contra la tiranía de la estupidez y la falta de talento artístico. Se sabe que uno de los fundadores del movimiento sugirió: Si eres estúpido, por favor, no te unas a nosotros.

En sus modestos dos años de vida, el Partido contra el Oscurantismo logró lanzar una campaña regional, celebrar un par de conferencias e irritar al Ministerio de Justicia, según el portal cultural ruso W-O-S. Bien hecho. ¡Vamos, antioscurantistas!

5. Rusia Existencial

Creado en 2012, el deprimente Partido Existencial es en realidad bastante positivo con su lema: Existencia o nada. El público objetivo es cualquiera que no pueda encontrar su lugar en la vida, así que esperamos que este partido sólo pueda crecer en popularidad en el país eslavo.

Sin embargo, no están registrados en el Ministerio de Justicia. Podría tener algo que ver con su oscuro manifiesto, que describe a Rusia como un espacio de dolor, vacío y miedo. Para cambiar cualquier cosa, proponen que la gente recuerde: Nosotros somos el poder, somos la libertad, y no se nos prohibirá pensar. Sin embargo, todo se vuelve bastante turbio rápidamente, ya que el manifiesto propone que “nos convirtamos en la encarnación del sistema de significados en una nueva Rusia, en aquellos que llenarán el vacío con el producto del pensamiento intelectual, una nueva realidad.

Suena un poco difícil de tragar este concepto si eres el gobierno ruso... si eres cualquier gobierno, realmente, aparte de (probablemente) Islandia. Sabemos que allí todo es posible.

¿Y si en lugar de políticos buscas coches extravagantes? ¡Pincha aquí para ver algunos que incluso puedes comprar! 

Dibujos: Natalia Nósova

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies