¿Por qué Rusia llama ahora a filas a los reservistas?

Alexánder Kriázhev
En los próximos meses miles de hombres en Rusia cambiarán sus asientos en la universidad o sus lugares en la ofician por las literas de los barracones.

El pasado 19 de marzo Vladímir Putin firmó un decreto para llamar al servicio militar a los rusos que están en la reserva.

“El objetivo principal es volver a recuperar los conocimientos que la gente ha olvidado después de terminar el servicio militar o tras graduarse en una universidad militar. No se trata de una preparación para la guerra o una campaña militar en un país del tercer mundo”, declara el analista militar de Izvestia, Dmitri Safónov.

Cada año el presidente firma un decreto para llamar al servicio militar a quienes son capaces de realizarlo y a quienes están en la reserva. De modo que durante un periodo de dos meses unos 5.000 civiles se unen al Ejército.

“Pueden ser estudiantes de último año y hombres con capacidades y destrezas de las que carecen las fuerzas armadas en ese momento, pero que son muy necesarias para realizar eventos a gran escala. Por ejemplo, durante las maniobras de gran escala Západ-2017, se llamó a los jóvenes que vivían cerca de donde se realizaron las maniobras”, señaló el experto.

En palabras de Safónov el Ejército necesita actualmente programadores y gente con conocimientos similares de informática. Debido al hecho de que el Ejército recibe un volumen considerable de alta tecnología, cada vez hacen falta especialistas más y mejor cualificados.

Los reservistas se dedicarán a actividades militares de todo tipo así como a sus especialidades profesionales. Tendrán que desfilar o ir al polígono de tiro. Algunos tendrán que aprender a disparar pistolas, rifles automáticos, rifles de francotirador, mientras que otros solamente tendrán que volver a poner a punto lo que ya saben.

Los técnicos tendrán que conducir vehículos blindados

“Una persona tendrá que estar lista para hacer determinadas tareas en caso de guerra. Personas con profesiones técnicas tendrán que conducir y servir en taques, en vehículos de transporte de tropas y en sistemas de artillería. Alguna gente tendrá que llevar estos aparatos al polígono de tiro”, señaló Safónov.

Los expertos militares explican que estos actos se hacen sobre todo para que la gente no olvide cómo defender a la patria.

¿Quién puede volver al Ejército?

Cualquier ciudadano ruso que esté en la reserva puede recibir la noticia de tener que unirse al Ejército. Básicamente puede ser cualquier hombre hasta 60 años.

“No ha habido casos como estos durante tiempos de paz, aunque legalmente es posible hacerlo. Normalmente se llama a los soldados y a los oficiales jóvenes. Suelen ser personas de no más de 30 años. No se suele llevar a gente más mayor, porque hay muchos jóvenes”, explica Víktor Murajovski, editor jefe de la revista Arsenal Otéchestva.

Según sus palabras, además de programadores, entre los reservistas sobre todo se demandan especialistas de infantería mecanizada, tropas guardacostas y de misiles, así como ingenieros y operadores de comunicación. Pero de nuevo, la gente a la que se llama son personas necesarias en un momento dado o estudiantes de universidades con departamentos militares que necesitan un determinado servicio en varias unidades militares.

Por otro lado, la gente a la que llaman y esté trabajando en una empresa recibe un pago que está entre 8 y 10 dólares por encima de su salario mensual. “No es un mal extra para la gente de las zonas rurales, donde un buen salario medio actualmente está en unos 500 dólares. Subrayo que es así por la tasa de cambio actual”, añade Murajovski.

Es más, la gente a la que llaman para servir pueden conseguir un rango militar más alto si trabajan para ello.

“No hay una responsabilidad criminal por negarse a ir. Solo se trata de un aviso administrativo o de una multa de hasta 10 dólares”, concluye Murajovski.

¿Te interesaría unirte al Ejército ruso? Aquí te damos las pautas para saber cómo hacerlo. 

Haz click aquí si quieres suscribirte a nuestros boletines semanales.

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lea más