Bienvenidos al Reino ASPI, el inexistente país caribeño que vendía pasaportes en Rusia

Ministerio del Interior
El autoproclamado “cónsul general” del Reino ASPI, Valeri Sujánov, fue detenido en San Petersburgo tras haber desempañado su actividad ilegal durante tres años.

Los protagonistas de esta historia no tienen nada que envidiar a Gabriel García Márquez en cuanto a imaginación, pero lamentablemente esta vez no se trata de los dilemas existenciales de los habitantes de Macondo, sino de un negocio ilegal con un país caribeño totalmente ficticio.

A lo largo de tres años el autoproclamado “cónsul general” del Reino ASPI, Valeri Sujánov, que reside en San Petersburgo, se dedicó a vender pasaportes y carnés de conducir a los llamados “emigrantes laborales”, gente que viene a Rusia a ganar dinero haciendo trabajos duros. En mayoría de los casos son personas con poco o sin ninguna educación y sin recursos, procedentes de las exrepúblicas soviéticas. Eso explica en parte por qué ninguno de ellos ha notado (aparentemente) nada raro en todo este asunto. Pagando entre 15.000 y 100.000 rublos (250-1.600 dólares), las víctimas del fraude intentaban mejorar su situación legal en Rusia, donde no resulta fácil conseguir un permiso de trabajo.

En cuanto al delincuente, se sabe que Valeri Sujánov, de 44 años, reside en San Petersburgo, y actuó junto con otros dos socios del negocio. Al ser preguntado, por el canal de televisón Rossía, por cuántos pasaportes habían vendido, el “cónsul general” respondió: “Me han dado una cuota de 250 pasaportes”.

- ¿Y quién se la ha dado?

- El rey, - respondió Valeri sin vacilar.

El número de las víctimas del fraude, de momento, es desconocido. 

¿Sabías que Rusia, durante un mes, tuvo una colonia en África? Pincha aquí para conocer la increíble historia.

Haz click aquí si quieres suscribirte a nuestros boletines semanales.

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies