7 razones para quedar con un ruso

Puede parecer algo duro pero lo más probable es que tenga un alma sensible, solo hay que insistir un poco.

1. Es romántico (aunque no lo parezca)

El invierno en Rusia suele ser severo y dura unos cinco meses, pero estas condiciones son una oportunidad para idealizar y a muchos hombres rusos les encanta contar alguna historia sobre cómo han tenido que enfrentarse a los elementos de la naturaleza.

Pero también tienen su parte blanda, confía en nosotros. Les encanta cantar canciones, recitar poemas, las citas de películas o de libros, algo que derretirá el corazón de cualquiera. Aunque la expresión de su cara parezca que se acaba de comer un oso, es cálido y tierno en el interior.

2. Pagar la cuenta es una cuestión de honor

La cuestión no tiene que ver con la igualdad, aunque una mujer sea la que cite al hombre o tenga más dinero que él, el hombre siempre pagará. Un hombre ruso llegará a ofenderse si ella le pide compartir la cuenta. Será capaz de pedir prestado o incluso de robar para poder asegurarse que es él quien paga la cuenta. Si no lo hace, entonces “no es un hombre”. Lo mismo ocurre con los billetes de la ópera o de una película, pero no con una multa o un lápiz de ojos...

3. Apreciará lo que cocinas, sea lo que sea

¿Has oído hablar de las bábushkas rusas? Todo el mundo en Rusia tiene una o ha tenido, y siempre se aseguran de que sus nietos estén bien alimentados, aunque lo que cocina no sea mejor que una pizza recalentada.

Así que si cocinas normal, nunca dirá que no le gusta. La otra cara de la moneda es que espera que le cocinen cada día.

4. No se quejará nunca

“Los chicos no lloran”, sobre todo en Rusia. Se espera que un hombre no muestre sus sentimientos y se autocontrole. Así que si tu novio ruso está molesto o triste por algo, es probable que se lo guarde, a no ser que se lo entresaques.

Aunque hay una excepción, si agarra un resfriado es probable que actúe como si se fuera a morir. Todas las madres rusas pueden contar esto después de que sus pequeños soldados estén recuperados.

5. No entrará en pánico si las cosas van mal

¿Se ha roto el automóvil? ¿Problemas con la hipoteca? ¿Te busca la policía? ¿Los niños tienen problemas en la escuela? ¿Te han quitado el carné de conducir? Si algo pasa, es probable que el hombre ruso pondrá al mal tiempo buena cara y continúe viviendo. Como sabes, los rusos están acostumbrados a apagar el agua caliente en verano durante un par de semanas, a sobrevivir comiendo pasta durante varios días, a caminar a -20ºC al trabajo y a una economía precaria. Así que tiene que pasar algo realmente serio para que se preocupe.

6. Será capaz de arreglarlo (casi siempre)

En la época soviética los rusos se acostumbraron a hacer lo que podían con lo que tenían. Muchas cosas no estaban disponibles, así que si necesitabas algún electrodoméstico nuevo para la cocina, una pieza de un vehículo o un abrigo de invierno, tenías que aprender a reparar lo que hubiese.

Esto no se aplica a algunos hombres cultos y refinados que pasan más tiempo leyendo que con sus amigos (sobre todo en ciudades como Moscú y San Petersburgo), pero la mayoría de los rusos repara fácilmente una rueda de un coche, arregla un corte de corriente o monta los muebles. Simplemente no te quedes detrás haciéndole preguntas.

7. Realmente puede llegar a acuerdos con una mujer

Cualquier ruso tiene una mujer fuerte y decidida entre sus parientes: una madre trabajadora y cuidadora, una abuela sabia y dura u otras. Las mujeres siempre han sido veneradas en la sociedad rusa como las guardianas de la familia y las veladoras de los valores de la casa.

Actualmente cada vez hay más familias que luchan por mantenerse juntas. Alrededor del 30% de las madres crían solas a sus hijos. Como en otros países, cuando los padres siguen juntos, son las madres quienes pasan mucho más tiempo con los hijos. De modo que un hombre ruso está acostumbrado a que haya una abuela o una madre controlando una parte considerable de su vida, así que le parece normal llegar a acuerdos con alguien del sexo opuesto.

Si quieres saber cuáles son las siete razones por las que es mejor no quedar con una rusa, lee este texto.

Haz click si quieres suscribirte a nuestros boletines semanales.

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lea más

This website uses cookies. Click here to find out more.

Accept cookies