La sede de Yandex es evacuada poco después de que Putin abandone el edificio

kremlin.ru
Los medios de comunicación rusos han hecho informes contradictorios, algunos hablando de una llamada anónima amenazando a las oficinas de Yandex con una bomba, mientras que otros sólo informan de que se habría activado una alarma de incendios. Pero una cosa es segura: una evacuación de la sede de Yandex comenzó unas horas después de la salida del presidente Vladímir Putin, que asistía a un acto de celebración del 20 cumpleaños de la compañía.

Poco después de que el presidente Putin abandonara la sede de Yandex, los empleados fueron evacuados del edificio. Representantes de Yandex dijeron a los medios de comunicación que la alarma de incendios se había disparado, pero TASS informó de que la verdadera razón era una llamada anónima amenazando con que una bomba había sido colocada en la oficina de la compañía.

Antes de la visita de Putin, los medios de comunicación informaron que la sede de Yandex había reforzado las medidas de seguridad en cooperación con la administración presidencial y el Servicio Federal de Seguridad (FSO), y que se había realizado anteriormente un simulacro de la visita presidencial.

A los empleados de Yandex se les recomendó que siguieran un código de vestimenta informal -que siguieron fielmente, presentándose ante el presidente en vaqueros y camiseta- y abstenerse de conducir al trabajo debido a que el parking de la compañía iba a ser sellado por los servicios de seguridad del presidente.

Otras medidas cautelares incluyeron interferencias en las señales de celulares e Internet, pero no parecieron afectar a ninguno de los servicios de la compañía cuando el presidente los probó.

Para cuando la jefatura de Yandex estaba bajo evacuación, el presidente ya había dejado el sitio. Sin embargo, si una llamada amenazante a Yandex sobre la colocación de una bomba tuvo lugar, estaba pensada para atraer la atención de la FSO, que es responsable de la seguridad presidencial.

Putin y el coche de auto-conducción

A pesar de la evacuación inesperada, la visita del presidente a la sede del principal rival de Rusia a Google fue exitosa y fue según el plan. El momento más intrigante se produjo cuando el presidente examinó el automóvil autodirigido de la compañía, cuyo prototipo fue presentado el 30 de mayo y que se le presentó como un taxi autodidacta.

Hubo una demostración de un Toyota blanco que recogió a un pasajero, condujo a través de una pista de obstáculos y alrededor de peatones, y luego evitó otro coche.

Putin durante su visita a la sede de Yandex.

Los críticos, sin embargo, notaron que el movimiento del volante parecía antinatural: giraba febrilmente sin parar. A pesar de que no afectó al rendimiento suave del coche. A pesar de esto, dejó la impresión de que el prototipo debe ser modificado todavía antes de que pueda conducir en las carreteras rusas.

Putin no montó en el coche, pero se paró junto a él cuando empezó a moverse. La demostración del coche continuó sin ningún problema, aunque inicialmente los medios discutieron la posibilidad de que el equipo de interferencia del FSO usado para bloquear las señales celulares e Internet pudiera interrumpir también la del coche.

Alicia y la medicina en línea

El presidente Putin también fue uno de los primeros usuarios en probar el nuevo motor de búsqueda de Yandex, cuyo objetivo es revolucionar la forma en que se encuentra información en línea.

La característica principal del sistema es su capacidad de buscar y mostrar resultados basados ​​en el significado particular de cada búsqueda individual, y no en el texto preciso de la entrada.

Putin durante su visita a la sede de Yandex.

Los empleados de Yandex mostraron al presidente otra innovación que está programada para su lanzamiento el 10 de octubre. El asistente de voz de inteligencia artificial, "Alice", se basa en la tecnología de redes neuronales, aprendiendo cada vez que se le habla.

“Alice no se limita a contestar preguntas; puede tener un diálogo con ella", comentó Arkadi Vólozh, CEO de Yandex.

“Alice”, que es enseñada mediante el empleo de textos clásicos rusos, junto con entradas modernas de Twitter - al igual que un niño aprende tanto en la escuela como en el patio del recreo - habló con Putin sobre el tiempo y su pasión por navegar por Internet para buscar imágenes de gato (la pasión de Alice, no la del presidente ruso, cuidado).

En su siguiente parada, Putin examinó el experimento de medicina en línea de Yandex: 25 médicos humanos ofrecen consulta a los usuarios de Yandex sobre diversos asuntos, desde el cuidado de los niños hasta el tratamiento de una apendicitis. Un empleado de Yandex dijo al presidente que el experimento de la compañía ha salvado la vida de pacientes que inicialmente no estaban dispuestos a llamar a los servicios de emergencia.

Lea más:

Taxis voladores transportarán a los moscovitas en 2018

Yandex muestra su nuevo taxi sin conductor

Tres impresionantes vehículos sin conductor rusos