5 razones para solicitar una plaza en la Universidad de Tiumén

UTMN
Para algunos, la perspectiva de estudiar en una universidad siberiana puede parecer exótica... o aterradora. Sin embargo, además de ofrecer la oportunidad de experimentar la Rusia auténtica, la Universidad de Tiumén (UTMN), uno de los grupos educativos más grandes de Siberia, cuenta con cursos académicos de calidad y de un sinfín de oportunidades.

Tiumén es una de las ciudades más grandes de Siberia. En la ciudad hay trabajadores del ámbito petrolífero, poetas, atletas e investigadores. En el corazón de la ciudad se encuentra el enorme campus universitario, que cuenta con 15 edificios y cuatro residencias, donde viven y estudian más de 25.000 alumnos. ¿Cuáles son las oportunidades que tienen los estudiantes de la UTMN?

1. Participar en investigaciones internacionales y publicar artículos científicos, o hacer una carrera en el mundo de los negocios

Desde su fundación a principios de la década de 1930, la universidad ha establecido vínculos con las principales instituciones rusas y recientemente ha comenzado a hacerlo con instituciones extranjeras. Las principales áreas científicas de la universidad son la biología, las ciencias de la Tierra, la química, la física y las matemáticas. Campos en los que los contactos internacionales son indispensables.

Actualmente las ciencias y la ingeniería no son las únicas asignaturas que se imparten en la UTMN. La universidad también cuenta con carreras de humanidades, psicología, derecho y finanzas. Si estás buscando crecer profesional y personalmente, así como experimentar la vida en otro país, ¡haz la solicitud!

Encontrarás aquí laboratorios científicos que van desde la fotónica hasta la geografía histórica. Hay al menos seis tribunales de tesis, además de programas de postgrado, doctorado, posdoctorado y otros, es decir, es posible obtener cualquier título académico.

La actividad científica en la UTMN comienza inmediatamente después de la admisión, y es que en la universidad hay varias comunidades científicas estudiantiles que son muy activas. “Lo que sobre todo me atrajo la UTMN fueron las oportunidades que tienen los jóvenes para hacer investigaciones científicas. En Rusia los estudiantes tienen que participar en conferencias y publicar artículos, lo que provoca que haya un sentido de responsabilidad en lo que están haciendo”, dice la francesa Julie Gerber, filóloga de la UTMN.

Fijémonos, por ejemplo, en el grupo estudiantil de la Sociedad de Ingenieros Petrolíferos (SPE, por sus siglas en inglés). Se trata de una asociación internacional sin fines de lucro compuesta por científicos especializados en la exploración de petróleo y gas, que cuenta con más de 120.000 miembros en 135 países diferentes. Como se puede ver en su página de Facebook, los cursos y la actividad científica de la universidad son una manera de acceder a la SPE.

Compañías petrolíferas como Schlumberger, HMS Group y Novatek demandan graduados de la UTMN. Gazprom Neft, una de las mayores compañías petrolíferas de Rusia, tiene una colaboración especial con la UTMN y patrocina un máster en ingeniería conceptual de proyectos en yacimientos de petróleo y gas. Además, apoya a la Escuela Politécnica de la universidad. En cuanto a las humanidades, los estudiantes cuentan con el Oxford Russia Fund, que trabaja con la UTMN desde 2008, y ha otorgado becas especiales de diez meses de duración a más de 90 estudiantes.

Otro de los proyectos científicos internacionales más importantes de la UTMN es su participación en PEEX (conocido como el Experimento Paneuroasiático), dedicado a estudiar la ecología y el clima del norte de Eurasia. Los científicos de la UTMN trabajan para establecer una estación SMEAR (dedicada a la medir las relaciones entre el ecosistema y la atmósfera) en Perm dirigida al análisis del permafrost. Esto no es más que una pequeña muestra de la actividad científica en la universidad.

2. Aprende ruso en un entorno natural

Los estudiantes extranjeros pueden inscribirse en gran cantidad de programas en la UTMN. Esto incluye varios programas en inglés, como una maestría en Bioseguridad Vegetal y programas en la Escuela de Estudios Avanzados.

Los estudiantes extranjeros suelen estudiar lo mismo que los rusos y asisten a clase en lengua eslava. Existe la posibilidad de hacer cursos intensivos de ruso en un departamento especial (Programa Foundation).

“Solo hablo ruso con rusos. Tomé clases de ruso en la escuela, pero sin mucho éxito. En cuanto llegué aquí, se hizo mucho más fácil y divertido. He mejorado mucho en pocas semanas. Obviamente, los estudiantes rusos también quieren practicar sus idiomas extranjeros”, dice Julie.

“Muchos de nosotros –estudiantes de habla inglesa– conocemos a gente porque les decimos: ‘¿Qué te parece si te ayudo con el inglés y tú me ayudas con el ruso?’”.

Los profesores universitarios son comprensivos con los errores de los extranjeros, “pero eso no significa que nos mimen. Todos los estudiantes tienen que partirse el pecho”, añade Julie.

Hay un departamento de apoyo especial para estudiantes y especialistas extranjeros. Al principio parece que las reglas de la universidad son muy complicadas, dice Julie. La sección de relaciones internacionales es de gran ayuda. “El personal de este centro conoce a todos los estudiantes extranjeros por su nombre y están dispuestos a ayudar. Por cierto, estudié cinco años en Moscú y no era así”, afirma.

3. Haz amigos de todas las partes del mundo

¿Suelen hacerse amigos rusos los estudiantes extranjeros? “Sí, es un estereotipo, pero me gusta repetirlo: al principio los rusos son educados y reservados, pero en cuento te conocen mejor, se abren y se interesan mucho por ti. Te sientes especial”, dice Julie.

“Cuando no entendía nada los estudiantes rusos se ofrecían a menudo para ayudarme. Más tarde, si teníamos intereses comunes, era el comienzo de una hermosa amistad”, explica Daniel. “Con un poco de ruso puedes llegar a cualquier parte de la ciudad. A veces, la gente me habla en el transporte público, me pregunta de dónde soy y dónde estudio. Los lugareños –especialmente las personas mayores– conocen un poco los países africanos e incluso tratan de adivinar de dónde vengo. Es muy gracioso”.

Actualmente hay más de 780 estudiantes extranjeros en el campus. En 2018, cuando se ha incrementado su número, se creó la Asociación de Estudiantes Extranjeros, que cuenta con representantes de China, Vietnam, América Latina, África y el mundo árabe (con su propio grupo en Vkontakte). La asociación atrae a estudiantes con intereses de todo tipo, desde fútbol hasta temas intelectuales y debates sobre la vida en la residencia.

Daniel Ohene-Agyekum, estudiante de la Universidad de Tiumén.

La UTMN también cuenta con el “Buddy Program”, cuando un estudiante ruso recibe a un extranjero y le explica dónde vivir, cómo rellenar documentos, etc. “Llegué a la UTMN el pasado octubre para comenzar el Programa Foundation”, dice Daniel. “Varios estudiantes rusos me ayudaron. Me mostraron dónde están la universidad, la residencia y las tiendas. También me ayudaron a comprar una tarjeta SIM y ropa de invierno (incluso en octubre, Tiumén me parecía muy frío). Luego me llevaron a ver a mi supervisor de curso para que me inscribiera en mi programa: Administración de Software y Sistemas”.

4. Descubre tu creatividad, mejora tus habilidades de comunicación y aprende a hablar en público

“No conocí a la mayoría de mis amigos en clase, sino en proyectos estudiantiles”, dice Julie. “Festivales de teatro y música, y la Universidad Libre, donde profesores y estudiantes dan conferencias sobre sus temas favoritos durante su tiempo libre. Obviamente nosotros también salimos, vamos a comer por ahí y ensayamos obras para el grupo de teatro. Una vez pasamos muchas horas haciendo un collage gigante”.

La universidad no solo consiste en adquirir conocimientos, sino también en establecer contactos para el desarrollo de una carrera profesional. La UTMN cuenta con más de 130 asociaciones de estudiantes, dedicadas a actividades de todo tipo, lo que incluye diseño, coreografía y arte teatral, así como clubes dedicados a los debates parlamentarios, las discusiones filosóficas, etc.

La UTMN es también la sede de la Escuela de Estudios Avanzados, dirigida por Andréi Shcherbenok (doctor de la Universidad de California, Berkeley), que invitó a 45 profesores de diferentes disciplinas socioculturales de todo el mundo con el objetivo de crear programas de licenciatura en ramas modernas de las humanidades.

Profesor Duskin Drum.

El personal docente incluye a Duskin Drum, artista, actor y doctor en estudios de performance (también de la Universidad de California, Berkeley), el historiador experto en petróleo Jay Silverstein, antropólogo y arqueólogo (doctor en la Universidad de Pensilvania), y Anne Mulhall (doctora en literatura comparada en el King's College de Londres).

Los estudiantes tienen la oportunidad de leer y publicar en los periódicos y revistas estudiantiles, involucrarse en el activismo ecologista o aprender sobre las relaciones públicas virales en la línea de Kanye West, que tiene un taller de relaciones públicas que lleva su nombre. La universidad financia prometedores proyectos estudiantiles. Entre 2012 y 2015, la UTMN dedicó a estos programas más de 38 millones de rublos. Puedes encontrar más información sobre las actividades y proyectos de los estudiantes y de la universidad en la página oficial de la UTMN en Facebook.

5. Descubre y experimenta la naturaleza salvaje de Rusia

Siberia es sinónimo del terrible frío que hace en Rusia. Sin embargo, es mucho más diversa de lo que imagina la mayoría de la gente. Vivir en Tiumén significa salir de manera regular a la naturaleza.

Cerca de la ciudad hay varias fuentes termales. En invierno, los amigos te arrastrarán por las pistas de esquí que rodean la ciudad. Julie dice: “Incluso puedes unirte al club de randonnee (esquí de travesía) e ir a una ‘expedición polar’ a través de los Urales. Tienes que probarlo a -40°C!”. Además, la universidad organiza visitas guiadas a las ciudades históricas de Tobolsk (fundada en 1587) y Yalútorovsk (fundada en 1659), denominadas “joyas de Siberia”, y que se encuentran cerca de la ciudad.

Julie se sintió tan inspirada por la naturaleza siberiana que comenzó a pensar en cómo se percibe esta región en Francia. El resultado fue un informe online titulado “Percepciones de Siberia en la cultura de masas de la Francia moderna”.

Tiumén en sí mismo crea una impresión acogedora, según se deduce de lo que cuentan  nuestros entrevistados. A Julie le gusta ir a restaurantes y probar platos desconocidos, “especialmente la cocina georgiana y uzbeka”. Tanto Daniel como Julie hablan del ambiente acogedor del antiguo edificio de la universidad: “En todas partes hay flores frescas, sofás y sillones en los pasillos, muebles de madera y techos altos. Los pasillos huelen a café y comida; es cómodo y agradable”, dice Julie. “Me gusta la limpieza que hay, las flores y las plantas en todas partes de la universidad y la forma en la que me acogieron en mi departamento”, añade Daniel.

¿Cómo ir a Rusia a estudiar? Lee esta guía.

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies