El gobierno simplifica el registro para pequeñas empresas

El primer ministro ruso, Dmitri Medvédev, ha ratificado una hoja de ruta que describe una optimización de procedimientos de registro de personas jurídicas y empresas individuales. El documento ha sido desarrollado por un grupo de la Agencia de Iniciativas Estratégicas, y es parte de un proyecto de mejora del clima de inversión en Rusia para que el país se encuentre entre los primeros 20 puestos del ránking Doing Business en 2018. Por ahora Rusia ocupa el puesto 112º.

Esta hoja de ruta simplificará el registro de las Sociedades Limitadas, ya que este tipo de negocio es la forma de pequeña y mediana empresa más habitual en Rusia. Los autores de este proyecto prometen que en 2018 los plazos de registro se reducirán de los actuales 30 días hasta cinco, y este trámite pasará de costar 200 dólares a 137.

Además, los empresarios podrán registrar su empresa a través de un notario, abogado o entidad de crédito, que actuará en calidad de "agente de registro". Los fundadores de SL podrán introducir el capital social en un plazo de dos meses a partir del momento de recepción del registro estatal de la compañía. Las personas jurídicas y empresarios ya no estarán obligados a informar a la agencia tributaria de la apertura o cierre de cuentas bancarias. Y los fondos estatales y órganos de registro extrapresupuestarios reducirán los plazos de intercambio de información. Además, se podrán utilizar estatutos modelo para registrar empresas. Según la hoja de ruta desarrollada, el registro se realizará en tres etapas, y no en nueve, como sucede en la actualidad.

Pero estos cambios no entrarán en vigor hasta 2018. Se prevé reducir también los plazos de registro. Ya en 2015 una SL podrá constituirse en siete días laborales, y a partir de 2018 en cinco días. En estos momentos este trámite dura 30 días laborables. Además, el coste del registro se reducirá a 137 dólares. En opinión del Ministerio de Desarrollo Económico, todo esto se reflejará en el clima de inversión en Rusia y permitirá al país subir posiciones en el ránking Doing Business del Banco Mundial desde la posición 111ª hasta la 20ª.

"Hoy en día, desafortunadamente, muy pocas personas contemplan la creación de empresas como base de su actividad laboral. La gente tiene miedo de iniciar un negocio porque consideran que las barreras burocráticas relacionadas con la formalización de los documentos necesarios son imposibles de superar", - comenta el director general de la Agencia de Iniciativas Estratégicas, Andreí Nikitin. Según Nikitin, la nueva hoja de ruta permitirá con el tiempo no sólo aumentar el número de empresas gracias a unas condiciones de registro más favorables, sino que también solucionará este problema sistemático. 

Artículo redactado en base a materiales de RBK Daily y Védomosti.