Putin prohíbe las filiales de bancos extranjeros

El presidente ruso, Vladímir Putin, firmó una ley que prohíbe a los bancos extranjeros abrir filiales en Rusia, según informa RIA Novosti. Dicha ley establece que las entidades financieras extranjeras pueden operar en Rusia sólo a través de subsidiarias y representaciones de bancos foráneos.

La diferencia entre las subsidiarias y las filiales radica en que estas últimas no entran en la jurisdicción rusa, por lo que no están bajo el control de sus órganos reguladores y, por lo tanto, no están obligados a rendir cuentas ante el Banco Central de Rusia.

Cabe destacar que actualmente en Rusia no existen filiales de ningún banco extranjero, por lo que la ley que ha firmado Putin no hace sino ofrecer un respaldo legal a una situación ya existente de facto en el mercado financiero del país.

Al mismo tiempo, las subsidiarias de bancos extranjeros operan en el mercado ruso de forma bastante activa. Así, por ejemplo, entre las diez mayores estructuras crediticias rusas se encuentra el UniCredit Bank, perteneciente al grupo financiero italiano Unicredit. Por otra parte, entre las veinte mayores entidades bancarias de Rusia está el banco Raiffeisen Bank afiliado a la Raiffeisenbank de Austria.

El proyecto de ley para prohibir a los bancos extranjeros abrir filiales en Rusia fue aprobado por la Duma de Estado el pasado 22 de febrero. A continuación, el Consejo de la Federación Rusa lo aprobó el pasado 6 de marzo.