Rusia introduce un impuesto especial sobre los vehículos de lujo

En Rusia se estudia la introducción de un impuesto especial sobre los vehículos de lujo. En un principio se estableció la potencia del vehículo como criterio para la imposición de tasas, pero el Ministerio de Hacienda ha revisado su propuesta, según informa al diario Védomosti el viceministro de Hacienda Serguéi Shatalov.

Según Igor Maliakov, propietario de la principal distribuidora en Rusia de la marca BMW, se considerarán vehículos de lujo aquellos cuyo precio supere los 3 millones de rublos. "No obstante, es posible que se establezca una escala impositiva a partir del millón al millón y medio de rublos", concluye.

Empleados de hacienda, a su vez, avisan de que podrían surgir complicaciones en lo referente a la recaudación del impuesto. "Actualmente no contamos con una base de datos que registre los precios de los vehículos y, además, en una segunda venta estos podrían bajar", afirman. "En el caso de los coches de coleccionista, el precio solo se puede determinar mediante informe pericial". Estas razones han llevado Ministerio de Hacienda a considerar una reforma del impuesto especial sobre los vehículos. Por ejemplo, la administración no descarta la posibilidad de vincular también esta tasa a la obtención del distintivo ecológico por parte del vehículo.

Más información

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.