El aeropuerto de Kaliningrado proyecta poner en práctica el Tratado de Cielos Abiertos

El director general del aeropuerto Jrabrovo (Kaliningrado), Viktor Titarev, ha anunciado que el complejo tiene como objetivo convertirse en el segundo aeropuerto de Rusia que permite el acceso libre a las compañías extranjeras (bajo la política conocida como de cielos abiertos). Actualmente, las compañías extranjeras deben obtener un permiso especial para realizar rutas regulares a los aeropuertos de Rusia.

“Hemos previsto varias direcciones para el desarrollo de Jrabrovo. Entre ellas se incluye la apertura de nuevos vuelos a Rusia y los EE.UU., y la puesta en práctica de la política de cielos abiertos, como en Vladivostok”, informó. De acuerdo con Titarev, varias compañías internacionales están contemplando la posibilidad de incluir el aeropuerto de Jrabrovo como punto de tránsito para los vuelos entre Europa y China.

En estos momentos se está llevando a cabo una remodelación del aeropuerto con un coste de 100 millones de dólares. El concepto ha sido desarrollado por la empresa “Netherlands Airport Consultants B.V.” con el objetivo de incrementar el tráfico de actual de 1,2 millones a 5 millones anuales. El aeropuerto de Riga ya cuenta con un tráfico de 4,7 millones de pasajeros anuales. El editor jefe de Avia.ru, Roman Gusarov, afirmó que la situación geográfica privilegiada de Jrabrovo le permitiría competir con éxito con los aeropuertos escandinavos.

Bajo las normas de la OMC, todos los aeropuertos de Rusia implementarán una política de cielos abiertos similar en un plazo de dos años.

Noticia original en ruso