Todo lo que tienes que saber sobre nuevo y colosal gasoducto que une Rusia y China

Reuters
Fuerza de Siberia es el proyecto más ambicioso de la compañía petrolera rusa Gazprom. Une sus yacimientos de gas natural con regiones remotas de Siberia oriental y China y tiene un coste de 17.200 millones de dólares.

El 2 de diciembre el gigante estatal ruso Gazprom completó la construcción de un nuevo gasoducto en el este de Siberia, la Fuerza de Siberia. El gasoducto tiene una longitud de 8.000 km y permitirá transportar gas natural a las remotas regiones rusas de Yakutia, Irkutsk y China.

La idea es que el suministro directo de gas ruso a China aumente la cooperación energética entre ambos países y la lleve a otro nivel cualitativo, abra un nuevo mercado para Gazprom, diversifique las exportaciones rusas e incremente el comercio bilateral, que se espera alcance los 200.000 millones de dólares para 2024. La construcción del gasoducto comenzó en 2014.

“Para Rusia este proyecto es importante no solo para la exportación, sino también para el suministro interno de la planta de procesamiento de gas de Amur, que se convertirá en una de las más poderosas del mundo”, dijo el presidente ruso, Vladímir Putin, durante la ceremonia oficial de inauguración del gasoducto.

China, por otro lado, es uno de los mayores consumidores de energía del mundo y está tratando de reemplazar su dependencia del carbón por gas natural, una alternativa menos dañina para el medio ambiente. Se espera que el consumo de gas en China aumente de 307.000 millones de metros cúbicos en 2019 a 510.000 millones de metros cúbicos en 2030.

En 2014, la empresa estatal rusa Gazprom y la Corporación Nacional de Petróleo de China (CNPC) firmaron un contrato por valor de 400.000 millones de dólares para el suministro de gas natural ruso a China. Según el documento, en los próximos 30 años, China recibirá 38.000 millones de metros cúbicos de combustible ruso al año.

Durante el primer año de funcionamiento, el tramo norte del gasoducto suministrará 5.000 millones de metros cúbicos de gas y alcanzará su plena capacidad en 2025. “El contrato de suministro firmado por nuestros países en 2014 fue el mayor acuerdo en la historia de la industria nacional del gas. El gasoducto Fuerza de Siberia suministrará más de un billón de metros cúbicos de gas natural a China en los próximos 30 años”, dijo Putin.

La longitud total del gasoducto será de unos 8.000 km: 3.000 km en territorio ruso y más de 5.000 km en China. Atraviesa la región de Irkutsk, la república de Sajá (Yakutia) y la región de Amur, atravesando zonas pantanosas, montañosas, sísmicamente activas, rocosas y de permafrost, con condiciones ambientales extremas. Las temperaturas en estas regiones pueden descender hasta -60ºC.

Según Gazprom, para mitigar el potencial impacto ambiental, Fuerza de Siberia se ha diseñado para que atraviese principalmente a través de bosques poco poblados y áreas con bosque quemado (hechas para mitigar incendios).

En los últimos cinco años, unas 10.000 personas han instalado 130.000 secciones de tubos de diferentes diámetros que en conjunto pesan más de 1,8 millones de toneladas. Aunque el valor oficial final de la construcción no fue revelado por Gazprom, los economistas estiman los costes en alrededor de 1,1 billones de rublos (17.200 millones de dólares).

“Es el momento de una alianza ruso-china”, afirma experto chino

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies