Teleférico sobre un río unirá a China y Rusia

Konstantín Kokoshkin/Global Look Press
Nunca antes dos países habían estado unidos por un teleférico sobre un río.

En la región de Amur, en el Lejano Oriente ruso, se inició la semana pasada un sorprendente proyecto de construcción, el de un teleférico que unirá Blagovéshchensk (Rusia) y Heihe (China), anuncia el Gobierno regional en su página web.

“El acto solemne, que marcará el inicio de las obras, tuvo lugar el 18 de julio: el inicio simbólico del proyecto es en una barcaza en medio del río Amur. Tras pulsar el botón de lanzamiento se vertieron simultáneamente en China y Rusia los cimientos de las futuras terminales internacionales”, informa la publicación.

Con una longitud de 973 metros, esta estructura permitirá llegar a la otra orilla en tan sólo 6 minutos a partir de la segunda mitad de 2022. Con una capacidad de 457 pasajeros por hora y unos 6.000-7.000 pasajeros por día, este proyecto supondrá una inversión por parte rusa de más de 3.500 millones de rublos (55,56 millones de dólares), que serán financiados por la corporación estatal Región.

“El proyecto del teleférico es único y ambicioso. No hay estados en el mundo conectados por un teleférico sobre un río. El teleférico, que unirá Blagovéshchensk por el lado ruso y Heihe por el lado chino, será un nuevo símbolo del fortalecimiento de nuestras relaciones fronterizas. Este proyecto creará un efecto multiplicador e iniciará el desarrollo de la infraestructura turística. Y sin duda será una atracción económica”, dice Vasili Orlov, gobernador de la región, citado en esta publicación.

Cabe señalar que estas dos ciudades también estarán unidas por un puente a finales de 2019, que se encuentra actualmente en la fase final de construcción.

Cómo los portaviones soviéticos se convirtieron en parques de atracciones en China

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies