Tiendas que permiten pagar con “me gusta” en las redes sociales en vez de con dinero

Legion Media
El emprendedor Vladímir Gladij desarrolla un servicio que permite a los consumidores pagar por servicios si hacen posts en las redes sociales.

En todo el mundo aumenta la inflación y baja la lealtad de consumidores. Un nuevo servicio ruso trata de enfrentarse a estos problemas: permite a los clientes ahorrar dinero a la hora de comprar, al mismo tiempo que ayuda a los negocios a recibir buenos comentarios online.

El servicio se llama FunPay.money y para beneficiarse del servicio los usuarios tienen que colgar un hashtag de la tienda, restaurante o salón de belleza en su Facebook, Instagram u otras redes sociales. Por cada “me gusta” que consigan a ese post, recibirán un bono de descuento de la compañía que mencionan.

El tamaño del descuento lo establece la propia compañía. En general un “me gusta” equivale a un rublo, unos dos centavos de dólar.

“Habitualmente nuestros socios ofrecen a los consumidores un 30% de descuento”, explica Vladímir Gladkij, fundador de FunPay.money. “Es lo que recomendamos y nos suelen hacer caso. Normalmente los usuarios pagan comida, cerveza, vino, servicios de belleza y el gimnasio”. Según Gladkij también hay muchos que pagan con “me gusta” una cachimba en una cafetería.

Hasta ahora FunPay.money cuenta con unos 240 establecimientos que participan y su número va en aumento. Algunos aceptan un 100% del pago en “me gusta”, mientras que otros lo limitan a algunos vienes, como las bebidas o la ropa.

Antes de crear FunPay.money, Gladkij tuvo otra startup, #harshboard, que mostraba en la pantalla de televisión los post de los consumidores con un hashtag en tiempo real. “En 2016 probamos la idea de pagar con 'me gusta”, explica. “El objetivo era atraer nuevos clientes y mantener a los viejos”.

FunPay.money comenzó a operar como servicio web en primavera de este año. Gladij declaró a Russia Beyond que está desarrollando una nueva app y que planea lanzarla simultáneamente en Android e iOS a principios de octubre.

Lea más: 

Sextech: las startups rusas con más morbo

Se lanza en Rusia nueva empresa de e-comercio de 1 billón de dólares

¿Su pelo tiene un mal día? Esta aplicación le puede ayudar

Moscú smart: cómo la tecnología transforma la vida urbana