Tres planes para salir de la crisis que Putin tiene sobre la mesa

Tres planes para salir de la crisis que Putin tiene sobre la mesa.

Tres planes para salir de la crisis que Putin tiene sobre la mesa.

Aleksey Nikolskiy/RIA Novosti
Los economistas rusos presentan tres programas para salir de la crisis a Vladímir Putin durante la asamblea del Consejo Económico, celebrado el pasado 25 de mayo. RBTH ha averiguado en qué consiste cada plan y cómo han funcionado anteriormente este tipo de propuestas.

Plan nº 1. Limitar los ingresos de la población

El crecimiento de los ingresos de la población y el consumo galopante harán estancarse la economía rusa, según opina el Ministerio de Desarrollo Económico. Por ello, este departamento propone salir de la crisis de dos modos: limitando los ingresos y redirigiendo los beneficios de las empresas hacia la inversión.

Durante los próximos años la inversión debería crecer en un 7-8 % en un contexto del estancamiento del consumo, comenta el Ministerio. No se puede obligar a todos los empleadores a restringir el crecimiento de los salarios, pero es posible influir en las estructuras públicas y dependientes del Estado.

Entre las ideas del Ministerio de Economía se encuentra la subida de la edad de jubilación para ambos sexos hasta los 63-65 años (en la actualidad los hombres se jubilan a los 60 y las mujeres a los 55). Para simplificar las reglas del juego en el mercado laboral, el Ministerio propone agilizar también los procedimientos de despido de empleados por motivos económicos, es decir, cambiar la legislación laboral.

Este tipo de práctica se llevó a cabo en la URSS durante la primera mitad del siglo XX, cuando todos los fondos se dirigieron al desarrollo de los sectores industriales en detrimento del consumo privado. Sin embargo, para ello se llevó a cabo un mecanismo de economía planificada en el que los fondos internos del sector se distribuyeron mediante directivas. En la actualidad el gobierno ruso no cuenta con estos recursos.

Plan nº2. Imprimir dinero

El llamado Club de Stolypin, que debe su nombre al ministro de principios del siglo XX Piotr Stolypin, ha presentado un plan alternativo. Este club reúne a economistas más conservadores. Por ejemplo, uno de los miembros de su presidio es el consejero de Vladímir Putin y economista de izquierdas Serguéi Gláziev, que se pronunció a favor de la independencia de Donbass.

Los miembros del Club de Stolypin proponen iniciar en Rusia una política de “flexibilización cuantitativa”, por ejemplo, acuñar bonos especiales por valor de 1,5 billones de rublos (22.500 millones de dólares). Para que estos fondos no influyan en la inflación se propone volver a la práctica del corredor monetario y rechazar el tipo de cambio flotante del rublo introducido a finales de 2014.

Este plan se ejecutó en la URSS en los años 80, durante la gran crisis de finales de esta década, y provocó, entre otras cosas, la caída del Estado. No obstante, en los países occidentales este método se lleva a cabo muy a menudo.

“Esta política está en vigor actualmente en EE UU y en Europa, aunque no podemos comparar sus condiciones económicas con las de Rusia”, comenta el analista de Finam Bogdán Zvárich. La principal diferencia es la alta inflación en Rusia, debido a la cual esta impresión de bonos provocaría una drástica subida de los precios.

Plan nº 3. Reformar el sistema judicial

No es posible conseguir el crecimiento económico sin garantizar el derecho a la propiedad, por lo que una condición indispensable para salir de la crisis debe ser la reforma de los órganos de aplicación de la ley y del sistema judicial. Esta es la opinión del autor del tercer plan, el exministro de finanzas Alexéi Kudrin.

A pesar de que en 2011 Kudrin dimitió de su cargo y de que en la actualidad dirige el Comité de Iniciativas Ciudadanas, opuesto al gobierno, este economista sigue siendo uno de los más influyentes del país.

Según Kudrin, para salir de la crisis el sistema judicial y los órganos de aplicación de la ley deben ser más objetivos, y la participación del Estado en la economía debe reducirse, beneficiando entre otros a la pequeña empresa.

No obstante, para acelerar el ritmo de crecimiento hasta un 4 % en 2019 será necesario introducir en la economía a otros 4,5 millones de personas y 40 billones de rublos (500.000 millones de dólares) de inversión en capital fijo, asegura Kudrin.

Este tipo de política se llevó a cabo en los países del Sudeste Asiático y ha dado buenos resultados, comenta el profesor del Instituto de Negocios y Administración Comercial de la Academia Rusa de Economía Nacional y Administración Pública.

Lea más:

Aumenta la pobreza en Rusia a causa de la crisis económica

La crisis económica que experimenta Rusia viene acompañada por una caída en los ingresos de los hogares y un aumento de la pobreza. Los analistas prevén un descenso en el nivel y la calidad de vida de los ciudadanos. La proporción de pobres en 2016 podría volver a los niveles de 2005.

 

Todos los derechos reservados por Rossíiskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies