Automóviles rusos listos para la exportación

Lada XRAY

Lada XRAY

Danil Kolódin
Los Ladas buscan su espacio en el mercado europeo y latinoamericano. A pesar de los malo resultados del año pasado, la empresa ruso confía en aumentar las ventas gracias a la caída del rublo y las subvenciones estatales.

Los conductores rusos están cada vez más interesados en automóviles con más de diez años de antigüedad. En 2015 unos de los modelos más populares en el mercado de segunda mano fueron el BMW X5 y el Porsche Cayenne con más de 100.000 kilómetros. Los que buscan los últimos modelos optan por los de las clases A y B. Estos son los resultados de un estudio publicado por PWC y el servicio de venta de autos online Avito Avto.

Una de las razones principales se debe al considerable aumento de los precios de los vehículos de primera mano, que se ha incrementado en un 22%, mientras que los de segunda mano lo han hecho en un 10%. “En vez de comprar un nuevo auto de clase C la gente elige modelos más compactos de clases A y B que tienen precios razonables en el mercado de segunda mano. Por ejemplo, en vez del nuevo Ford Focus compran un Hyundai Solaris de tres años de edad”, dice Serguéi Litvinenko, dirigente de Avito Avto.

Según los resultados de 2015, la demanda cayó un 19% en el mercado de segunda mano y un 45% en los automóviles nuevos.

En esas condiciones el mayor fabricante de Rusia, AvtoVAZ, que sufrió pérdidas de 983 millones de dólares en 2015, lanzó dos nuevos modelos de Lada, Vesta y Xray.

Si los rusos prefieren Cayennes usados a Ladas recién fabricados, lo que puede salvar a la industria automovilística rusa es la exportación. “La exportación debe ser un impulsor para mantener el estado financiero actual de AvtoVAZ o para favorecer su crecimiento, entre otras cosas debido al aumento de las ventas en Europa”, afirma Maria Vola, experta independiente del mercado de automóviles. Hasta el año pasado Maria fue responsable del desarrollo de la exportación en los mercados europeos de una corporación automovilística rusa.

El caso de Hungría, que compra Ladas desde diciembre, es un indicador esperanzador. En el primer mes el importador duplicó sus expectativas de ventas en 2016 hasta 2.000 autos.

Según estimaciones de PWC, el aumento de la exportación es una tendencia común para la industria automovilística rusa. “Es muy probable que, en comparación con el año 2015, la exportación aumente, sobre todo teniendo el cuenta el nuevo programa estatal de apoyo”, afirma Victoria Siníchkina, gerente senior de PWC.

El gobierno asignó el 43 millones de dólares en subvenciones para promocionar la exportación por lo que se espera que haya una reducción de costes, certificación y transporte.

Avtostat estima que la exportación de automóviles rusos puede crecer hasta unos 150.000-200.000 autos al año, en comparación con los 97.400 el año pasado.

Para AvtoVAZ la exportación nunca fue una de sus mayores prioridades, sobre todo en las antiguas repúblicas soviéticas.

Además, desde 2014 el fabricante empezó a desarrollar un estrategia de exportación a los mercados de Europa, América Latina y los países de del Golfo Pérsico. “Los modelos que tenemos ahora (Lada 4х4 / 4x4 Urban, Granta / Granta Liftback, Kalina / Kalina Cross) recibieron la certificación según los estándares Euro VI en noviembre del año pasado y ya se están vendiendo a Alemania, Austria, Bulgaria, Serbia, Croacia, Eslovaquia y Hungría”, afirma Maria Vola.

Este año hay planes para ampliar la lista de países importadores. Los autos rusos también se compran en Egipto, Chile, Bolivia, Perú y en los mercados de Irán, Irak y el Magreb hay grandes expectativas de futuro.


 

Los principales competidores de los automóviles rusos son los Dacia y Reno de clase económica, con un precio inferior a los 10.000 euros.

Los nuevos modelos rusos también se adaptarán a los estándares Euro VI y tendrán un precio máximo de hasta 15.000 euros. En verano los vehículos rusos estarán disponibles en los concesionarios europeos y para finales de 2016 se espera que se lance a la venta el Lada Xray.

El accionista principal de AvtoVAZ (el 74.51%) es la empresa Alliance Rostec Auto BV, cuyo 67,13% es propiedad de Renault-Nissan y el 32,87%, pertenece a la empresa estatal Rostec.

Los propietarios de AvtoVAZ ya han expresado su intención de impulsar la empresa. Renault, cuya fábrica tuvo unas pérdidas de 91 millones de euros en 2015, anunció el 12 de febrero que había comenzado a negociar con otros accionistas el aumento de financiación de la fábrica. Además, Rostec también ha confirmado su participación en la reestructuración financiera de AvtoVAZ.

 
 

Lea más:

Lada: la perla de Samara sigue enamorando en América Latina

¿Qué ayudó al Lada a enamorar a los amantes latinoamericanos del automóvil?   

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.