¿Cómo será el 2016 para las petroleras rusas?

Ria Novosti/Ramil Sítdikov
Los precios del petróleo Brent han caído por debajo de los 40 dólares por primera vez en casi siete años. Los productores de petróleo rusos se ven obligados a aplazar la explotación de yacimientos.

El precio del petróleo no para de bajar.  El barril de crudo Urals, de referencia en Rusia, estaba a 52,15 dólares a principios de año y el lunes cayó hasta los 38,34 dólares. Según datos del Ministerio de Energía, con un precio inferior a los 50 dólares por barril las compañías rusas seguirán teniendo ganancias pero perderán medios y estímulos para emprender la explotación de nuevos yacimientos.

La causa de esta fuerte bajada es la decisión de la OPEP de no reducir los niveles de extracción y mantener las cuotas de producción actuales. Sin un límite de producción establecido lo más probable es que el año que viene haya aún más petróleo procedente de los países de la OPEP, incluido Irán, tras la retirada de las sanciones contra este país.

Las grandes compañías ya han tomado la decisión de congelar sus proyectos. Rosneft, la mayor extractora de petróleo de Rusia, pretende cambiar los plazos de explotación de nueve yacimientos.

Ígor Sechin, presidente de la compañía, afirmó en junio que con esos precios (el Brent estaba en torno a los 63 dólares) no se garantizaba a los productores la recuperación de los gastos realizados. En su opinión, a fin de evitar una crisis derivada de los precios, se debía volver a los 80 dólares por barril. Pero a finales de noviembre, el propio Sechin admitió que no preveía la recuperación del mercado antes de la segunda mitad de 2017.

Por otro lado, Lukoil elabora el presupuesto del año que viene partiendo de una pronóstico conservador de 50 dólares por barril, según explicó a finales de noviembre el vicepresidente de la compañía, Leonid Fedun. Los productores podrán mantener las inversiones y explorar nuevos yacimientos, incluyendo en el Ártico, si los precios se vuelven a situar entre los 65 y los 90 dólares por barril, según afirmó en verano el director de la compañía, Vaguit Alekpérov.

Gazprom Neft también tiene una postura precavida y conforma sus presupuestos con un barril a 45 dólares para los próximos tres años, según informó el director financiero de la compañía, Alexéi Yankevich. El mismo pronóstico realiza Russneft: 45 dólares por barril y 70 rublos por dólar, según afirmó el principal propietario, Mijaíl Gutseríev. “Debido a la diferencia en el tipo de cambio y a la reforma en el régimen impositivo, trabajamos prácticamente al límite de la rentabilidad. Esperamos recibir beneficios después de 2018”, afirmó en una entrevista en televisión.

El pronóstico más optimista lo hace Bashneft, que parte de un precio de 60 dólares por barril, según informó su director financiero, Alexéi Lisovenko.

Los productores de petróleo rusos cuentan con la ayuda que les proporciona el tipo de cambio del rublo, ya que sus beneficios son el dólares. Además, tienen tasas fiscales flexibles; en general, las compañías del sector seguirían sin tener pérdidas con un precio del crudo en torno a los 30 dólares por barril, y para Rosneft y Bashneft, este límite es aún inferior: 20 dólares por barril, según afirmaron en noviembre analistas de Merrill Lynch. Según el banco, el nivel crítico para las grandes compañías como BP, Total y Eni está por debajo de los 60 dólares por barril.

Por su parte, el Ministerio de Desarrollo Económico elabora los presupuestos con un precio del petróleo Urals de 50 dólares, y el escenario conservador, 40 dólares por barril. Para el exministro Alexéi Kudrin, la caída de los precios será una tendencia a largo plazo a causa del descenso de la  la demanda por parte de China. En su opinión, el petróleo seguirá estando por debajo de los 50 dólares tras las elecciones presidenciales rusas en 2018, y ello será un estímulo para realizar reformas.

Artículo publicado originalmente en ruso en RBC Daily.

¿Quiere recibir la información más destacada sobre Rusia en su correo electrónico? Pincha en  y reciba cada viernes el material más interesante.

Todos los derechos reservados por Rossíiskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies