El Nuevo Banco de Desarrollo de los BRICS se pone en marcha

Antón Siluánov, ministro de Finanzas. Fuente: Ria Novosti / Vladímir Fedorenko

Antón Siluánov, ministro de Finanzas. Fuente: Ria Novosti / Vladímir Fedorenko

El Ministro de Finanzas ruso, Antón Siluánov, ha informado de que el Nuevo Banco de Desarrollo de los BRICS ya está en funcionamiento. Según Siluánov, el banco podría obtener la calificación próximamente y comenzar a financiar los primeros proyectos antes de final de año. Además, en la ciudad rusa de Ufá tiene lugar la cumbre del grupo.

Los días 8 y 9 de julio se celebra en la ciudad rusa de Ufá la VII cumbre de los BRICS. El grupo integrado por Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica pondrá en funcionamiento el Nuevo Banco de Desarrollo y el Fondo de Reserva. Rusia ostenta la presidencia del grupo desde abril y pretende impulsar el acercamiento político entre los países miembro.

El ministro ruso informó que el presidente electo del nuevo banco será el antiguo director del banco indio ICICI, Kundapur Vaman Kamath. El capital del banco asciende a 100.000 millones de dólares.

El acuerdo sobre la creación del Nuevo Banco de Desarrollo se firmó hace un año, durante la VI cumbre del grupo celebrada en Fortaleza. La principal tarea de la nueva institución es financiar proyectos de infraestructuras en los estados de los BRICS y en los países en desarrollo.

Por ahora no se ha establecido una divisa única para los BRICS. Según Siluánov, los proyectos rusos que aspiren a recibir financiación del Fondo de Bienestar Nacional, incluidos los proyectos de la petrolera Rosneft, pueden aspirar también a recibir dinero del banco de los BRICS.

Según señala el ministro, la inversión en proyectos externos será posible en el futuro, pero por ahora la prioridad se otorga a los proyectos de inversión dentro de los países miembro.

El ministro explica que esto afecta también a Grecia, que en la actualidad está pasando por graves problemas financieros. “Es posible que en el futuro, los proyectos de Grecia y otros países puedan recibir fondos del banco de los BRICS, pero dudo que esto suceda inmediatamente, en un futuro próximo”, declaraba Siluánov.

También explicó que la cuestión de una agrupación financiera más estrecha entre los países de los BRICS, concretamente, la creación de una divisa única, por ahora no figura en el orden del día. “La creación de una divisa única debe ir precedida de una enorme cantidad de medidas para la integración de la legislación fiscal, presupuestaria y aduanera, así como de reglamentos técnicos, etc. Por esta razón, por ahora en el orden del día no figura la creación de una divisa única”, subrayaba Siluánov.

Elfondodereserva

Además de las iniciativas relacionadas con el nuevo banco, el 7 de julio los directores de los bancos centrales de los países de los BRICS firmaron en Moscú un acuerdo sobre un fondo de reservas de divisas. El volumen total también asciende a 100.000 millones de dólares.

China aportará al fondo 41.000 millones de dólares, Brasil, India y Rusia contribuirán con 18.000 millones de dólares cada uno, y Sudáfrica ingresará 5000 millones de dólares. Este fondo se ha creado para que los bancos centrales de los países de los BRICS puedan prestarse dinero unos a otros, en el caso de que surjan problemas con su liquidez en dólares, y compensar el déficit presupuestario.

Según declara Elvira Nabiullina, directora del Banco Central de Rusia, el fondo es una “herramienta de seguridad”. “Por ahora no vemos razones para suponer que cualquiera de los países miembros vaya a verse obligado a recurrir a esta herramienta próximamente”, declara Nabiullina, quien señala también que no ve la necesidad de crear unas reservas de divisas reales de los BRICS.

“Según nuestro punto de vista, un fondo condicional de reservas de divisas y la prescripción de un mecanismo para su funcionamiento, según prevé el acuerdo firmado, responde a todas las necesidades por las que se creó: un mecanismo de seguridad para prevenir riesgos financieros y riesgos relacionados con la situación de los mercados”, afirma Nabiullina.

A pesar de que los medios de comunicación han llamado a este fondo de divisas “la alternativa al FMI”, el gobierno ruso no se apresura a hacer este tipo de valoraciones.

El viceministro de Finanzas de Rusia Serguéi Storchak ha declarado que no se puede comparar el nuevo mecanismo financiero de los BRICS con el FMI. “Comparar el fondo de reservas condicionales de divisas con el FMI no tiene ningún sentido. Estos dos organismos no tienen nada en común excepto alguna similitud en sus nombres. Y es que el FMI es una organización internacional, mientras que el fondo de reservas condicionales de divisas es un 'monedero' cuyos fondos únicamente pueden gastarse en el caso de que se den unas circunstancias determinadas”, subrayaba Storchak.

¿Quiere recibir la información más destacada sobre Rusia en su correo electrónico? Suscríbase a nuestros boletines semanales y reciba cada viernes el material más interesante.