El Nuevo Banco de Desarrollo de los BRICS comenzará a operar la semana que viene

Se pondrá en marcha tras la VII cumbre del grupo, que tendrá lugar en Ufá los próximos días 8 y 9 de julio . Fuente: AP

Se pondrá en marcha tras la VII cumbre del grupo, que tendrá lugar en Ufá los próximos días 8 y 9 de julio . Fuente: AP

El Nuevo Banco de Desarrollo (NBD) del BRICS, foro que integran Brasil, Rusia, India, China y Suráfrica, comenzará a operar formalmente tras la cumbre que los líderes del grupo celebrarán la semana próxima, informaron hoy fuentes oficiales brasileñas.

BRICS es un término que alude a Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica. Fue creado en 2001 por el economista Jim O'Neil de Goldman Sachs, en base a su previsión de que estas cuatro economías (Brasil, Rusia, India y China) serían las dominantes en el año 2050. En 2011 se añadió el país africano. Tienen en común una gran población, un enorme territorio e importancia geoestratégica. La VI cumbre del grupo se celebró en Fortaleza, Brasil, en julio del 2014. Allí se acordó crear un Nuevo Banco de Desarrollo (NDB), que servirá de contrapeso al FMI y el Banco Mundial.

La VII Cumbre del BRICS tendrá lugar los días 8 y 9 de julio en la ciudad rusa de Ufá, dentro del periodo de la presidencia rusa. En el marco de la cita, China ha anunciado que presentará los documentos relativos a la necesaria ratificación parlamentaria para la creación del banco.

El trámite ya fue completado por los otros cuatro miembros del foro, con lo que el banco podrá comenzará a funcionar en forma "inmediata", explicaron a periodistas fuentes oficiales brasileñas.

Según las previsiones de los miembros del BRICS, el banco estará en condiciones de aprobar sus primeras operaciones de financiación a partir de enero de 2016.

En principio, según las mismas fuentes, la idea es que en primer lugar se aprueben cinco proyectos para obras de infraestructura, uno por país.

La creación del NBD fue acordada por los BRICS durante la cumbre celebrada en julio del 2014 en la ciudad brasileña de Fortaleza.

El NBD tendrá su sede en la ciudad china de Shangái y contará con un capital inicial suscrito y desembolsado de 50.000 millones de dólares, y ascenderá gradualmente hasta los 100.000 millones. Cada socio aportará una quinta parte.

Los países BRICS reclaman desde hace años una reforma del FMI y del Banco Mundial, instituciones dominadas por Occidente, y finalmente decidieron crear una alternativa a estas instituciones.

Aunque por el momento cuente con un capital menor que el BM, supone la puesta en marcha de un proyecto que parte de un grupo de países emergentes. El papel primario del Banco será el de estimular la construcción de infraestructuras y el desarrollo en todo el Sur. Además, actuará como defensor y garante de los intereses de los países en desarrollo, y probablemente acelerará la reforma de las instituciones de gobernanza financiera global.

En Fortaleza, el año pasado, también se anunció un Acuerdo de Reservas de Contingencia, que tendrá un fondo de 100.000 millones de dólares y podrá ser utilizado por cualquiera de los socios en caso de turbulencias financieras. Brasil, India y Rusia aportarán 18.000 millones, China 41.000 millones y Sudáfrica 5.000 millones.

Este fondo de reserva de divisas está previsto para ofrecer asistencia financiera urgente a uno de los países miembros en el caso de que el déficit de su presupuesto estatal supere unos índices prestablecidos.

Para la plena entrada en vigor de este acuerdo solamente falta la ratificación de Suráfrica, que se espera que también sea presentada en el marco de la cumbre de la ciudad rusa de Ufá.

Rusia asumió la presidencia de los BRICS el pasado 1 de abril. El país ha expresado su deseo de impulsar la dimensión política del grupo, en un momento en el que ha aumentado la tensión entre Rusia y Occidente a causa de la crisis en Ucrania. Los países miembro coinciden en un enfoque multipolar a la hora de resolver los problemas internacionales.

“Los países BRICS se pronuncian por la solución pacífica de los conflictos internacionales y condenan cualquier intento de presión e injerencia en los asuntos internos de los Estados soberanos”, dijo Putin en el primer comunicado oficial que difundió Rusia tras asumir la presidencia.

Por otro lado, esta semana se ha firmado el documento que establece las normas de funcionamiento del Banco Asiático de Inversión en Infraestructura (AIIB), impulsado por China. Rusia participó junto con otros 50 países, entre los que se encuentran Alemania, España o el Reino Unido. Japón y EE UU son dos de los ausentes más destacados. Llevará a cabo importantes proyectos en Asia y Moscú ha negado que vaya a solapar al Nuevo Banco de Desarrollo.

¿Quiere recibir la información más destacada sobre Rusia en su correo electrónico? Suscríbase a nuestros boletines semanales y reciba cada viernes el material más interesante.

Todos los derechos reservados por Rossíiskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies