Rusia entra con fuerza en el nuevo banco de infraestructura apadrinado por China

El delegado ruso antes de la firma del acuerdo para unirse al Banco Asiático de Inversión en Infraestructura en el Gran Salón del Pueblo de Pekín. Fuente: Reuters

El delegado ruso antes de la firma del acuerdo para unirse al Banco Asiático de Inversión en Infraestructura en el Gran Salón del Pueblo de Pekín. Fuente: Reuters

Se celebra en Pekín la firma del documento que establece las normas de funcionamiento del Banco Asiático de Inversión en Infraestructura (AIIB). Han participado 50 países. El mayor accionista será China (30%), seguido de India (8,4%) y Rusia con el 6,5%.

Rusia tendrá un papel destacado en el nuevo Banco Asiático de Inversión en Infraestructura (AIIB), declaró el embajador de Rusia en China, Andréi Denisov, a RIA Novosti, antes de la ceremonia oficial que inaguró el banco liderado por el país asiático. Rusia está lista para contar "un porcentaje de votos apropiado y para contar una proporción relevante en la gestión del banco", declaró Denisov a la agencia de noticias. Añadió además que hay personal ruso cualificado dispuesto a trabajar en importantes puestos en el banco.

Moscú ha negado que el AIIB vaya a solapar al Nuevo Banco de Desarrollo de los BRICS, que también tendrá su sede en China,  las operaciones están referenciadas al dólar y su idioma oficial es el inglés.

Rusia cuenta con 6,5% de los votos y es el tercer mayor accionista. China posee el 26% de los votos, aunque su porcentaje de acciones asciende al 30%,y la India el 8,4%, de una institución que se espera que compita con el Banco Mundial y el Banco Asiático de Desarrollo.

"El porcentaje de acciones y de voto de China ha sido el resultado natural de las reglas decididas por todos los miembros", ha asegurado Shi Yaobin, viceministro de Finanzas, en la agencia de noticias oficial Xinhua.

El lunes 29 de enero ha tenido lugar la ceremonia en el Gran Salón del Pueblo de Pekín, presidida por Xi Jinping, con los representantes de los 50 países que han firmado artículos de asociación con la nueva institución financiera. Los siete miembros que no han firmado están pendientes de la aprobación interna.

El capital inicial del banco será de 100.000 millones de dólares, de los cuales 20.000 millones se depositarán de manera inicial. Aunque China es el mayor accionista no tendrá derecho a veto en los procesos de toma de decisión del banco. Alemania es el mayor accionista fuera de Asia, con un 4,5%, seguido de Francia (3,4%) y Brasil con un 3,2%.

Las tres cuartas partes de la inversión provienen de países asiáticos, mientras que el otro 25% llegan del resto del mundo.

Las únicas dos grandes economías que no participan en el banco son los EE UU y Japón. EE UU no ha tenido éxito al tratar de persuadir a sus aliados para que no se unieran al banco. El país norteamericano decía mostrar preocupación acerca de las posibilidades del banco para cumplir con los estándares internacionales en cuestiones de gobernanza y transparencia, según han señalado diferentes medios. El Reino Unido, Australia o España están entre los 57 miembros fundadores. Brasil es el único país latinoamericano.

La pertenencia al AIIB no solo permitirá a las compañías rusas formar parte en ambiciosos proyectos de infraestructura en Asia sino que también creará grandes oportunidades para aumentar las inversiones extranjeras en la economía rusa, declaró el economista chino Li Daokui a Sputnik.

¿Quiere recibir la información más destacada sobre Rusia en su correo electrónico? Suscríbase a nuestros boletines semanales y reciba cada viernes el material más interesante.

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.