El número de turistas rusos cae en un 40 %

Las situación política y la caída del rublo entre las principales causas. Fuente: TASS / Marina Lístseva

Las situación política y la caída del rublo entre las principales causas. Fuente: TASS / Marina Lístseva

Rosstat, el servicio estatal de estadísticas, habla de 1,3 millones de viajes menos al extranjero en lo que va de año. España es uno de los más afectados. La situación política y la caída del rublo han hecho que los rusos prefieran pasar sus vacaciones dentro del país.

La llegada de turistas rusos a España durante el periodo marzo-mayo muestra una caída del 45,1% respecto al mismo período del año pasado, según un informe elaborado por ForwardKeys basado en las reservas aéreas. El mercado emisor de Rusia se hunde prácticamente en todos los destinos, con la excepción de Crimea.

Durante el primer trimestre de 2015, los turistas rusos han realizado un 40 %  menos (1,3 millones) de viajes al extranjero, lo que supone 1,3 millones de desplazamientos.

La información facilitada por Rosstat, el servicio estatal de estadísticas de Rusia, según informa TASS, establece que España, Italia, Grecia y Egipto han perdido un 41 %, 31 %, 29 % y 25 % respectivamente del flujo de turistas rusos. Países como Montenegro o Croacia han perdido únicamente un 8 % y un 3 % de turistas rusos.

Otras fuentes muestran datos similares. En particular, según la Comisión Europea para el Turismo, el turismo de Rusia a Europa durante el primer trimestre de 2015 ha caído en un 30 % respecto al periodo análogo del año pasado.

Desde el punto de vista del negocio del turismo, esta caída refleja la compleja situación del mercado financiero. Según los datos de Rosstat, en abril de 2015 los salarios reales de los rusos en expresión anual se redujeron en un 13,2 % y las nóminas han subido únicamente en un 1 %. La subida de los precios de productos y servicios reduce a su vez la proporción de los ingresos destinada al consumo hasta su nivel más bajo desde principios de 2014: un 66,8 %. Por el contrario, la parte de los ingresos destinada al abastecimiento ha subido en un 17,4 %.

“Desde el pasado mes de diciembre, cuando el dólar alcanzó sus niveles máximos respecto al rublo ruso, esta divisa se ha debilitado en casi un 28 % y el euro en casi un 43 %. La divisa rusa sigue muy débil respecto a los niveles de principios del año pasado”, comenta Timur Nigmatullin, analista del holding de inversión Finam.

Según el experto, esta situación provocará, entre otras cosas, un incremento considerable del coste de las vacaciones y de los viajes de negocios al extranjero en rublos. Rosturizm, la agencia estatal que recoge información sobre los viajes de los rusos, anteriormente en los viajes al extranjero se llevaban cerca de 50.000 millones de dólares anuales.

“Debemos aportar todos nuestros esfuerzos para que la mayor parte posible de ese dinero se quede en la Federación de Rusia y esto beneficie a la economía de nuestro país”, - declaraba en junio de 2015 el director de Rosturizm, Oleg Safrónov, en una reunión con Vladímir Putin. Esta estrategia ya ha traído los primeros resultados.

Según Rosturizm, en 2014 más de 41 millones de personas pasaron sus vacaciones en el interior de Rusia, un 30 % más que en 2013. “Observamos una tendencia al cambio en la estructura del flujo de turismo. Los profesionales del sector han señalado que el número de turistas que viajan a zonas de montaña de Rusia para pasar sus vacaciones se ha duplicado”, comenta Galina Dejtiar, profesora del departamento de gestión de procesos de negocios en el ámbito de la producción y los servicios de la Academia Rusa de Economía Nacional y Administración Pública.

En mayo de 2015 los principales destinos turísticos en el extranjero fueron Egipto y Turquía, aunque estos países también perdieron un considerable número de turistas rusos. Según señala la experta, la prioridad a día de hoy es el desarrollo del turismo en la región de Krasnodar, Sochi y Crimea.

De todos modos, según los expertos, el interés por los destinos europeos no se perderá. “Si hablamos de Europa y su enorme cantidad de monumentos históricos y culturales, estos destinos siempre interesarán al turista ruso”, comenta Galina Dejtiar. No obstante, ahora el deseo de los rusos de viajar por Europa se ve truncado por la situación política, la opinión negativa existente sobre los turistas rusos en ciertos países, así como por el elevado tipo de cambio de la divisa europea.

“Debido a la política del Banco Central europeo, el tipo de cambio respecto al euro se ha debilitado en menor medida que respecto a otras divisas, así que yo espero una caída del flujo del turismo a la Eurozona de apenas un 10-20 % en 2015”, comenta Timur Nigmatullin.

Lea más: Cuando las playas españolas se convierten en un lujo>>>

Todos los derechos reservados por Rossíiskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies