Espectacular recuperación del rublo frente al dólar y el euro

Fuente: Ria Novosti

Fuente: Ria Novosti

En lo que va de año la moneda rusa ha recuperado un 6,4% de su valor. La desvinculación de la moneda de los precios del petróleo ha sido una de las principales causas, según los analistas rusos.

El rublo se ha fortalecido en lo que va de año hasta llegar a ser calificado “como la mejor moneda del mundo”, según la agencia Bloomberg.

Estos resultados contrastan con los datos de finales de 2014 cuando el rublo se depreció respecto al dólar y el euro y llegó a perder un 50% de su valor. En aquel momento numerosos analistas predijeron un futuro oscuro para la moneda rusa. "Ninguna de mis expectativas en cuanto al rublo se ha hecho realidad", reconoció Yevgueni Shilenkov, jefe de operaciones de Veles Capital LLC en Moscú, según la cadena estadounidense.

Shilenkov había pronosticado un debilitamiento de la moneda rusa del 3,6% en el primer trimestre, sin embargo en lo que va de año se ha producido una recuperación del 6,4%, un 4,4% solamente en marzo. El 6 de abril las cotizaciones eran de 56,5 rublos por dólar y 62 rublos por euro.

"Esta es nuestra nueva realidad. Hay demasiados factores diferentes que afectan el rublo, hay demasiados elementos en la matriz del rublo. El rublo es totalmente impredecible", declaró el analista.

Bloomberg liga la subida a la tregua en Ucrania, mientras que en los medios rusos se barajan también otros factores. El portal Gazeta.ruvalora el hecho de haber desvinculado la moneda al petróleo. Mientras decrece el precio del barril de Urals, la semana pasada llegó a los 54,63 dólares y el Brent se ha depreciado un 11,5%, la moneda rusa se muestra estable.

“En la actualidad el curso del rublo no depende tanto de los factores vinculados al petróleo sino de las inyecciones de capital del Banco Central al sistema bancario y de riesgos geopolíticos”, declaró Natalia Orlova a Gazeta.ru. Además, “en abril no hay grandes pagos de la deuda externa de las empresas rusas y estas no tienen que comprar la moneda  extranjera para estos fines", explica al mismo medio el analista Andréi Zaitsev. 

El ministro de Finanzas Antón Siluánov ha señalado en varias ocasiones esta dinámica positiva del mercado financiero y la vicepresidenta del Banco Central de Rusia, Ksenia Yudáeva aseguró en un foro económico en Moscú que el rublo "se estabilizará en el primer trimestre o a inicios del segundo", informa Sputnik. Hace un mes el Banco Central rebajó del 15 al 14 % el tipo de interés "para rebajar los riesgos de enfriamiento de la economía sin crear una amenaza añadida de presión inflacionista".

Los indicadores macroeconómicos tampoco son desalentadores, a pesar de que no se espera un crecimiento. Se prevé que este año haya una contracción alrededor del 3%, lo cual no sería tan catastrófico según los indicadores anteriores.

Por su parte, el analista Chris Wafer se muestra cauto y escribe enThe Moscow Timesque “es demasiado pronto para mostrarse confiado respecto a las tendencias económicas de los próximos 12 -24 meses. Siempre se ha considerado que el segundo cuatrimestre será el verdadero periodo de prueba y esa es la manera en la que van tomando forma los eventos”.

El desplome de diciembre

A finales del año pasado el rublo se desplomó. El 16 de diciembre, conocido como el martes negro, la moneda rusa sufrió una caída histórica del 26% frente al dólar y el euro. En la bolsa moscovita se superó la barrera psicológica de los 100 rublos por euro y los 90 rublos por dólar. En 2014 la depreciación alcanzó el 46%.

Los bajos precios del petróleo, sumado al anuncio de la OPEP- sobre todo Arabia Saudí- de no reducir la producción, habría sido el factor determinante según numerosos analistas. Además, se apuntaba también al efecto que habían producido las sanciones occidentales. El escenario era desalentador, sobre todo teniendo en cuenta que el desplome se producía un día después de que el Banco Central subiera los tipos de interés del 10% al 17%, con el objetivo de presionar a la baja a la moneda rusa.

Ante ese escenario de incertidumbre, la población temía una fuerte inflación y la pérdida de buena parte de sus ahorros. En 2014 la inflación alcanzó el 15% y el Ministerio de Finanzas predice que este año será del orden del 11 ó 12 %.  El gobierno acusaba a los especuladores y Putin mostró su apoyo a la directora del Banco Central Elvira Naibúlina, que había sido muy criticada.

La situación respecto al rublo se estabilizó poco después. El Banco Central anunció un paquete de medidas que incluía la compra de parte de la deuda en divisas de las grandes compañías, pero sobre todo, el anuncio del ministro de Relaciones Exteriores chino, Wang Yi, sobre la disposición del gigante asiático para ayudar a Rusia mediante un acuerdo de intercambio de divisas supuso una recuperación del 30%.

Lea más: Invertir en Rusia en tiempos revueltos>>> 

Rusia está atravesando momentos difíciles. El riesgo comercial es máximo. Sin embargo, hay muchas oportunidades de negocio de alta rentabilidad.

Todos los derechos reservados por Rossíiskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies