El presupuesto ruso para el 2015 prevé recortes en sanidad y medio ambiente

Fuente: TASS

Fuente: TASS

El gobierno presenta en la cámara baja del parlamento una nueva propuesta marcada por los bajos precios del petróleo. Los expertos opinan que el gobierno ha decidido cubrirse las espaldas con estos recortes y debería redirigir los gastos recortados al desarrollo industrial.

El Gobierno ruso ha presentado ante la cámara baja del parlamento su propuesta de recorte presupuestario para el año 2015. El nuevo texto se ha publicado en la página web oficial del gobierno.

Del documento se desprende que, en 2015, la caída de los precios del petróleo ha supuesto un descenso en los ingresos del Estado de 2,5 billones de rublos (40.900 millones de dólares). A pesar de ello, solo se ha previsto recortar 300.000 millones de rublos (unos 4.900 millones de dólares), ya que una parte de los ingresos se conserva en el fondo de reserva.

Como resultado, los sectores más afectados en términos porcentuales son la sanidad y la protección del medio ambiente, cuyos gastos han caído un 25,1 % y un 16,2 % respectivamente. A su vez, los gastos en defensa y seguridad nacional se han recortado un 4,8 %, informa el periódico Kommersant.

Según los expertos, el Gobierno ruso ha decidido cubrirse las espaldas con estos recortes. “En las cuentas del Ministerio de Finanzas hay fondos suficientes para no tener que secuestrar el presupuesto, pero al sufrir una caída de los ingresos en divisa extranjera, el gobierno ha preferido no precipitarse en gastar las reservas”, comenta Alexander Doroféiev, director general de la consultora Arkaim.

Según sus palabras, el gobierno ha apostado por apoyar a las grandes empresas (los monopolios y bancos estatales) y mantener el remanente en las cuentas durante los próximos dos años para disponer de unas reservas que le permitan mantener la estabilidad social.

Para Elena Armanova, directora general de la empresa Cansonic, los sectores más afectados serán la sanidad, la educación y el medioambiente.

“Habrá bajadas de salarios, recortes de personal y se cerrarán hospitales”, afirma. Según sus palabras, se repite el mismo escenario que en la crisis de 1998

Sin embargo, de acuerdo con el jefe de investigación del centro de estudios sobre política presupuestaria de la Academia Rusa de Economía Nacional y Administración Pública (RANJiGS, por sus siglas en ruso), Arseni Mamedov, lo que se ha recortado de un lado se ha incrementado por otro: sube un 5,9 % la partida de política social y un 30,3 % los gastos destinados al servicio de la deuda. Esto está relacionado con el encarecimiento de los préstamos en moneda extranjera por la devaluación del rublo  en relación con el dólar y el euro.

Crecimiento industrial

Los expertos señalan que este secuestro presupuestario no favorece el restablecimiento del crecimiento del tejido industrial. Alexander Doroféev afirma que habría que destinar los fondos disponibles al desarrollo de la producción industrial, para crear así las condiciones propicias para la sustitución de las importaciones.

El analista del fondo de inversión FINAM, Antón Soroko, señala que las propuestas presupuestarias anteriores eran propias de un periodo de crecimiento del que no se puede hablar en este momento, por lo que había que tomar medidas para reducir el futuro déficit presupuestario. “Otra cuestión es que yo habría dado un paso más diversificado, habría tratado de suavizar el golpe a las capas más desprotegidas de la población —como los profesores y los médicos— evitando recortar la financiación a la educación y a la sanidad”, afirma Soroko.

El volumen del presupuesto ruso depende del precio del petróleo. El presupuesto actual preveía unos precios de 96 dólares el barril de Brent, sin embargo, desde principios de año su precio ha bajado hasta los 60 dólares el barril.

Lea más: La recuperación económica de Rusia depende de la diversificación>>>

Todos los derechos reservados por Rossíiskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies