El Estado ruso toma medidas contra la subida de los precios de los alimentos

En 2014 los precios de los alimentos crecieron un 16,4% en Rusia. Fuente: RIA Novosti.

En 2014 los precios de los alimentos crecieron un 16,4% en Rusia. Fuente: RIA Novosti.

Las autoridades rusas están preocupadas por la fuerte subida en el índice de precios de consumo. Para luchar contra la inflación, el gobierno se plantea incluso la expedición de talones de alimentación para los sectores más necesitados de la población y ha exigido a las cadenas minoristas que congelen los precios de los productos alimenticios.

El gobierno ruso ha decidido tomar medidas urgentes para contener los precios de los productos de alimentación: próximamente empezará a repartir talones de alimentación a las personas con menos recursos y desplegará un paquete de medidas destinadas al desarrollo del comercio ambulante o las ‘tiendas sobre ruedas’. 

“Para fomentar el desarrollo del mercado interno de productos alimenticios no basta con las medidas administrativas, también hay que establecer un sistema que garantice la estabilidad en la distribución al consumidor de productos de calidad y baratos”, anunció el primer ministro ruso, Dmitri Medvédev, en una reunión con los dirigentes de las principales cadenas minoristas, según informa la agencia RBC.

Según Rosstat, la agencia oficial de estadísticas rusa, los precios de los productos alimenticios subieron en el país eslavo un 16,7 % en 2014 y otro 6 % en los primeros dos meses de 2015. Los expertos creen que esta subida de precios se debe, entre otras cosas, a la prohibición de importar productos procedentes de los países occidentales que impusieron sanciones a Rusia en relación con la crisis de Ucrania. Como resultado, el Servicio Federal de Aduanas ha informado que en 2014 la importación de productos de origen animal cayó un 42 %; la de productos lácteos, un 33 % y la de carne y subproductos cárnicos, un 32 %. El gobierno no podía permanecer indiferente ante esta situación.

 

La Fiscalía general del Estado ha investigado las causas del aumento de precios de los productos en las principales cadenas minoristas y ha acusado a varias de ellas de manipular el mercado. Solo en Moscú, se han abierto 418 causas administrativas como resultado de la investigación. Las cadenas minoristas han respondido congelando durante dos meses los precios de 20 productos de gran importancia social.

De acuerdo con las declaraciones de Dmitri Medvédev, es imposible volver a la completa regulación de los precios: “existen instrumentos modernos que permiten cambiar las reglas de funcionamiento del mercado alimenticio, como el desarrollo de la competencia mediante la creación del mayor número posible de plataformas comerciales”. A su vez, el ministro de Industria y Comercio ruso, Denís Manturov, ha informado sobre la intención del gobierno de simplificar el procedimiento de apertura de los comercios ambulantes o ‘sobre ruedas’.

Soluciones alternativas

“El gobierno solo tiene una forma de ayudar a la gente sencilla de manera inmediata: cancelar las tasas de importación para los productos de primera necesidad. Los precios bajarán durante un par de meses y, en el futuro, bajarán todavía más si se logra evitar la tentación de regular los precios”, opina Vadim Novikov, investigador jefe de la Academia Rusa de Economía Nacional y Administración Pública. Según sus palabras, son precisamente los precios elevados los que animan a los productores a aumentar la producción de los artículos afectados por las contrasanciones (es decir, por las restricciones a la importación aplicadas por Rusia).

“La subida de precios se puede mantener dentro de unos límites razonables, para lo cual se están realizando grandes esfuerzos”, comenta el analista del fondo de inversión UFS, Alexéi Kozlov. Entre las soluciones más drásticas, el experto menciona la posible introducción de enmiendas en el código de comercio ruso, algo en lo que la cámara baja del parlamento ruso está trabajando actualmente. Concretamente, se podrían fijar multas de 5 millones de rublos (cerca de 83.000 dólares) a las cadenas minoristas por la creación de condiciones discriminatorias a los proveedores.

Lea más: América Latina reduce la venta de alimentos a Rusia pese al veto a la UE >>>

Todos los derechos reservados por Rossíiskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies