¿Cuánto ha gastado Rusia en Crimea?

Fuente: Mijaíl Voskresenski/RIA Novosti

Fuente: Mijaíl Voskresenski/RIA Novosti

El 16 de marzo del 2014 la península aprobó en referéndum separarse de Ucrania y dos días después volvió a formar parte de Rusia. A lo largo de este año se han producido muchos cambios y según diferentes analistas se han gastado alrededor de 3.000-4.000 euros en el desarrollo de la península.

Hasta el mes de marzo de 2014, Ucrania gastaba en el programa para el desarrollo de la península de Crimea alrededor de 120 millones de dólares anuales (en los años 2010 y 2011). “Para nosotros, este era un coste muy elevado”, comenta Nikolái Azárov, primer ministro del gobierno ucraniano durante la presidencia de Víktor Yanukóvich.

Después de que la península volviera a formar parte de la Federación Rusa en marzo del año pasado, quedó claro que el desarrollo de esta nueva región iba a resultar bastante más caro. Algunos funcionarios y analistas mencionan importes de 100.000 a 130.000 millones de rublos (3.000-4.000 millones de dólares según el tipo de cambio de abril a junio de 2014).

ElpresupuestodeCrimea

Según el Ministerio de Finanzas, el presupuesto federal ha gastado un total de 124.700 millones de rublos (2.000 millones de dólares según el tipo de cambio de marzo de este año). De ellos, 1.400 millones de dólares se destinaron a los salarios de los funcionarios, a las prestaciones sociales, al mantenimiento de las instituciones y a cubrir el déficit del presupuesto del Fondo de Pensiones de la región. Otros 600 millones se gastaron mediante pagos de transferencias para el suministro de electricidad, calefacción y agua, así como para proyectos de construcción, educación, ayuda a la vivienda, creación de empleo y otros ámbitos, según se deduce de las regulaciones del gobierno.

Además, existe una “parte cerrada” en el presupuesto: con ella se financian proyectos en la base marítima militar y otros encargos del Ministerio de Defensa,  aunque los costes de esta parte han sido “considerablemente menores” que los de la parte “pública” del presupuesto, comenta un funcionario federal cercano al órgano responsable de la elaboración del presupuesto para Crimea. 

Regiones colaboradoras

Una parte del dinero ha llegado a Crimea directamente de las regiones rusas. El 11 de agosto del año pasado el gobierno aprobó un sistema de apoyo a los municipios de Crimea por parte de 21 regiones rusas. Cada una de ellas debía ofrecer asistencia a la nueva región rusa.

Como resultado, Crimea ha recibido más de 70 millones de dólares. Un 42 % del dinero se ha destinado a sanidad y deportes y un 23 % a vivienda e infraestructura.

Además de ayuda económica, las regiones han enviado a la península alimentos, medicinas y tecnología, e incluso banderas rusas, retratos del presidente y un escudo de Rusia. Los envíos comenzaron durante los primeros meses tras la anexión de Crimea a Rusia. Una gran parte de este cargamento ha sido saqueada, según comenta a BBC Sergueí Axiónov, primer ministro de Crimea.

Tatarstán ha enviado al distrito Bajchisarái de Crimea alrededor de 3,6 millones de dólares, “aunque el volumen recomendado de estas ayudas oscilaba entre los 75 y los 90 millones de rublos”, comenta a RBC Tatarstán el viceministro para los asuntos de Crimea, Andréi Tsemajovich, que ha declarado que este dinero se ha destinado al suministro de agua potable, a la producción agrícola y a la reparación de hospitales. Una parte de estos fondos proviene de una importante empresa de Tatarstán.

La región de Tiumén ha sido la encargada de enviar ayuda al distrito Chernomorski de Crimea: gracias a ello se repararon cuatro escuelas y una guardería, se han construido instalaciones deportivas, comenta un representante del gobernador, Vladímir Yákushev.

La reparación de las escuelas se cofinanció mediante un fondo especial en el que los habitantes de Tiumén ingresaban dinero y al que los constructores aportaban parte de sus beneficios.

Finalmente ha habido más donantes que los previstos por el gobierno, ya que algunas regiones han apoyado voluntariamente a Crimea. Buriatia, por ejemplo, envió a Crimea más de 5,2 millones de rublos (algo menos de un millón de dólares). 

Los impuestos se quedan en Crimea

Durante todo el año 2014 en Crimea permaneció vigente un periodo de transición durante el cual no todas las leyes rusas se aplicaron a la región. Por ejemplo, la península se quedó con la recaudación de impuestos que debían transferirse al presupuesto federal.

Según el Servicio Federal Tributario, la recaudación de impuestos en el presupuesto conjunto de Crimea y Sebastopol en 2014 ha ascendido a 34.600 millones de rublos (556 millones de dólares según el tipo de cambio actual).

Además, toda la recaudación del IVA, que según la ley debe ir al presupuesto federal, también se ha quedado en la península. El importe total asciende a unos 112 millones de dólares, según indica la profesora de la Universidad Estatal de Moscú y experta en problemas de las regiones, Natalia Zubarevich.

“El nivel real de asistencia financiera a Crimea asciende al 85 %, sin tener en cuenta el IVA asciende al 80 %, - comenta la especialista. - En comparación, el nivel de asistencia financiera a Ingushetia es del 87 % y el de Chechenia del 82 %”.

Publicado originalmente en RBC Daily.

Lea más: Un año después, los crimeos respaldan reunión con Rusia>>>

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.