La recuperación económica de Rusia depende de la diversificación

El desplome del rublo respecto al dólar ha estado vinculada a la caída de los precios del petróleo. Fuente: AP.

El desplome del rublo respecto al dólar ha estado vinculada a la caída de los precios del petróleo. Fuente: AP.

Los académicos y políticos reunidos en en el foro económico de Krasnoyarsk coinciden en que Rusia necesita reformas para poder salir de la situación de crisis económica. Se juntan diferentes factores, la inminente crisis global, el mal clima para las inversiones y la caída de los precios del petróleo. ¿Qué hacer en esta situación?

La guerra de Ucrania obstaculiza la mejora del clima de negocios en Rusia, afirmó Alexander Auzan, decano de la facultad de Económicas de la Universidad estatal de Moscú, durante el Foro económico de Krasnoyarsk. Según Auzan, la principal causa de la crisis en Rusia no son ni las sanciones occidentales ni la caída del rublo sino el hecho que se haya agotado la concepción de crecimiento basado en la exportación de materias primas y la demanda creciente por parte de la población. “En el año 2011 empezaron a caer los volúmenes de inversiones y empezó a detenerse el motor inversor”, aseguró Auzan.

Alexander Auzan considera que el Estado tiene varias opciones. Puede mejorar el clima de negocios en el país o bien, al contrario, regular rígidamente el mercado, introducir limitaciones en el movimiento de divisas y a continuación invertir en proyectos de infraestructuras.

“Para poder realizar el primer escenario hay que terminar la guerra en el Donbass. No concibo cómo se pueden atraer inversiones en unas condiciones de guerra informativa”, declaró Auzan. Sin embargo, según sus palabras, probablemente el gobierno ruso no elegirá el segundo camino sino que se decantará por la variante de la inercia, que presupone la ausencia de reformas bruscas esperando el futuro crecimiento del precio del petróleo.

Para el rector de la escuela de gestión Skólkovo, Andréi Sharónov, hay dos ejemplos opuestos que influyen en la economía rusa: la práctica occidental (básicamente anglosajona) y la oriental (la experiencia de China y Corea del Sur). “La aplicación del modelo occidental, vinculado a una participación más activa de los individuos, está limitada aquí, porque la actividad y la responsabilidad de los ciudadanos es insuficiente, mientras que para el modelo oriental tampoco estamos preparados a causa de la rigidez insuficiente del aparato estatal”, considera este experto. Andréi Sharónov cree que la causa principal de tal situación es la falta de consenso en la sociedad.

Para el rector de la Academia Rusa de Economía Nacional y Servicio Estatal, Vladímir Mau, actualmente Rusia está pasando por varias crisis, que incluyen los efectos de la crisis global, como pasó en los años 30 cuando se agotó un ciclo de la economía de mercado. Además, el país se encuentra bajo la influencia de un doble choque exterior: las sanciones occidentales y la caída del precio del petróleo. “A mi entender se puede aprovechar la experiencia de mediados de los años 80, ya que desde el punto de vista macroeconómico la situación es similar. El gobierno soviético emprendió el camino de una estimulación artificial del crecimiento y esto llevó a consecuencias catastróficas”, explicó Mau.

Perspectivas de crecimiento

Según Vladímir Mau, la recuperación de la economía rusa está relacionada en primer lugar con el aumento de la exportación de productos que no sean sólo materias primas. “En las condiciones actuales, la exportación de materias no primas desempeña el papel de la sustitución de la importación por productos nacionales, algo sobre la que habla en el gobierno. De lo contrario, tendremos muchos productos propios no necesarios, como en tiempos de la URSS”, explica Mau. En ese caso, considera el experto, el gobierno ruso no debe limitar la exportación incluso en el contexto de un brusco crecimiento de los precios de los productos en el merdo interior.

 

En diciembre del 2014 en Rusia se introdujeron aranceles para la exportación de cereales, una decisión que se justificó por el crecimiento de precios de los cereales en el mercado interior. El caso es que la caída del precio del rublo en relación con el dólar y el euro provocó el crecimiento del interés por la exportación y de esta forma las empresas empezaron a suministrar menos producción al mercado nacional. “En cuento aparece la exportación de productos que no son materias primas, se comienza a discutir la limitación y la introducción de aranceles para la exportación de grano, la producción metalúrgica, abonos, etc.”, alerta Vladímir Mau.

Por su parte el viceprimer ministro, Arkadi Dvorkóvich, explicó que las propuestas de los economistas se utilizarán en el plan anticrisis que está elaborando el gabinete de ministros. “La primera parte del plan está enfocada a ayudar a las empresas a superar rápidamente los efectos de la crisis”, explicó el viceprimer ministro. Por su parte, la segunda parte presupone la realización de grandes cambios estructurales en la economía. “Tenemos que ocuparnos de la lucha contra la inflación, hay que optimizar los gastos presupuestarios e invertir en infraestructuras”, añadió Dvorkóvich.

 Lea más: Rusia busca nuevos socios comerciales >>>

Todos los derechos reservados por Rossíiskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies