Rusia se enfrenta a una inflación récord

Fuente: TASS / Aleksandr Riumin

Fuente: TASS / Aleksandr Riumin

En enero de 2015 la inflación alcanzó su punto máximo desde el año 1999 y se situó en un 15% anual. Según expertos, el crecimiento de los precios de consumo es debido a la caída del precio del petróleo que, por su parte, causó el debilitamiento de la moneda rusa. En adelante, el nivel de la inflación dependerá de la solución política que se dará a la crisis ucraniana.

Según datos del Ministerio de Desarrollo Económico, la inflación anual en Rusia subió hasta el 15%. Los datos oficiales muestran un crecimiento de los precios en un 3,9% , lo que representa un máximo desde febrero de 1999, cuando el país estaba sumido en una enorme crisis económica.

“Normalmente una inflación galopante supone un crecimiento anual de los precios entre un 10 y un 100%. La economía rusa está atravesando esta situación desde finales del año pasado. La inflación en alimentos causa el crecimiento de los precios”, cuenta Timur Nigmatúlin, del consorcio inversor Finam. 

Causas de la inflación

Según explican en el Ministerio, el debilitamiento del rublo y la caída del precio del petróleo son la causa principal de las altas tasas de inflación. Las previsiones del Ministerio apuntan a que en el segundo trimestre de 2015 la inflación alcanzará su punto máximo y llegará al 17-17,5%.

Sin embargo, desde el propio Ministerio aseguraban hace poco que la inflación no superaría el 14%. Teniendo en cuenta los nuevos datos del mes de enero, es posible que las cifras anuales superen incluso las últimas previsiones. En 2015 los precios de los productos alimenticios han subido un 5,3%, el resto de productos un 3,2%, mientras que los servicios se encarecieron un 2,2%.

“En los últimos años no observamos tasas de inflación tan altas”, explica Alexéi Kozlov, analista de UFS IC. Según el experto, actualmente el rublo se estabiliza poco a poco, hay una alta posibilidad de que el precio del petróleo vuelva a recuperar las posiciones perdidas, lo que se verá reflejado en los precios de consumo.

“En el mes de enero suele producirse un crecimiento de los precios, y esta vez esta tendencia ha sido acompañada por el debilitamiento de la moneda rusa”, añade Kozlov. En su opinión, los datos de un mes no son suficientes para hacer previsiones a largo plazo, porque en adelante la inflación puede bajar. 

Hacer pronósticos con precaución

Según las previsiones de UFS IC, el crecimiento de los precios de consumo durante este año constituirá un 10-12%. La presidenta del Banco Central de Rusia, Elvira Nabiúlina, admitió en una entrevista a Bloomberg que después del boom de enero la inflación seguirá subiendo durante un tiempo y alcanzará su punto máximo en el segundo trimestre del año para empezar a bajar posteriormente.

Para la presidenta del Banco Central, el crecimiento de la inflación se debió a una serie de hechos y factores que ya han ocurrido y no hay nuevos motivos para un crecimiento rápido de los precios.

Según las previsiones de Timur Nigmatulín, el impacto causado por la devaluación del rublo a la mitad y el embargo a los productos alimenticios de la UE introducido en agosto de 2014 irá disminuyendo para finales del segundo trimestre de 2015. Sin embargo, el analista del  Profit Group, Gleb Zadóia, considera que en el futuro pueden aparecer nuevos factores que provoquen una subida de los precios, una devaluación del rublo y una nueva ola de sanciones que en caso de que no se solucione el conflicto en Ucrania.

Mientras tanto, los rusos ya califican la inflación como uno de los principales problemas. Según estudios de la fundación “Opinión social”, un 23% de la población está preocupada por la situación económica en el país, un 22% por las tasas alta de la inflación y el crecimiento de los precios. Uno de cada diez rusos considera que los sueldos y el nivel de vida son bajos. El desempleo es un motivo de preocupación para un 10% de los encuestados. Solo un 8% menciona la dependencia de la economía rusa de los recursos naturales y, sobre todo, de la exportación del petróleo, entre los principales problemas del país.

Lea más: Cómo los rusos se adaptan a la crisis económica>>>

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.