La UE prohíbe las inversiones en Crimea

Crimea. Fuente: Ria Novosti / Tarás Litvinenko

Crimea. Fuente: Ria Novosti / Tarás Litvinenko

Las empresas europeas tienen ahora prohibido comprar inmuebles en Crimea, financiar a las empresas locales o prestarles servicios a través de intermediarios. Las sanciones estadounidenses pueden resultar mucho más serias.

De acuerdo con el comunicado de prensa publicado en la página web del Consejo de la UE el 18 de diciembre, las empresas europeas tendrán prohibido comprar inmuebles en Crimea, financiar a empresas locales o prestar servicios a través de intermediarios. Es más, los touroperadores europeos no podrán ofrecer viajes a la península y los barcos europeos tendrán prohibido atracar en sus puertos. Además las empresas de Crimea no podrán obtener tecnología en el ámbito del transporte, las telecomunicaciones o el sector energético de la economía así como para la prospección y extracción de petróleo o gas de fabricantes europeos.

En marzo de 2014 en Crimea tuvo lugar un referéndum tras el cual, y de acuerdo con los resultados del mismo, el gobierno de la península declaró su independencia de Ucrania y pidió unirse a Rusia. Después de esto Crimea entró a formar parte de Rusia, aunque ni EE UU, ni los países de la UE ni Ucrania reconocieron los resultados de la votación.

Más tarde, en junio de 2014, la UE aprobó por primera vez sanciones contra las empresas de Crimea. En concreto se prohibió la importación de más de 250 productos de Crimea y posteriormente se estableció la prohibición de invertir en la economía de la península.

El ministro de Combustible y Energía de la República de Crimea, Serguéi Yegórov, informó el 26 de diciembre que el Gobierno de Ucrania suspendió el servicio eléctrico en la península sin previo aviso.

Rusia despliega un escudo protector sobre Crimea

Nuevas sanciones

"Las principales sanciones contra Rusia ya se han reflejado de forma negativa en la economía rusa. Entre estas sanciones habría que incluir la limitación del comercio con Rusia de productos de alta tecnología y una limitación para el acceso a los mercados internacionales de capital para diferentes ámbitos de la economía rusa", así opina Konstantín Andrianov, profesor de la Escuela superior de dirección estatal de la Academia Presidencial de Rusia de Economía nacional y gestión pública.

En su opinión, como resultado de las sanciones el ritmo de crecimiento económico se ha reducido sensiblemente y el rublo ruso ha perdido el 70% de su valor. "Tampoco habría que pasar por alto la guerra informativa que se está desplegando contra Rusia que ha supuesto un impacto considerable en la desestabilización macroeconómica y financiera", dice Andrianov.

Según el analista jefe de UFS IC, Alexéi Kozlov, las sanciones más perniciosas por parte de Occidente son la limitación del acceso a los mercados de capital así como las barreras a la colaboración en la esfera energética.

la canciller alemana Angela Merkel declaró a Reuters la semana pasada que era inevitable que hubiera nuevas sanciones contra Rusia. En opinión de la canciller alemana, Rusia no respeta la soberanía de Ucrania. Sin embargo un mes antes, a mediados de noviembre de 2014, Merkel declaró que no se iban a aprobar nuevas sanciones económicas contra Rusia. En su opinión tan solo se ampliaría la lista de las personas sobre las que se iban a imponer limitaciones de visado.

La posición de EE UU

En breve el gobierno de EEUU podría aprobar nuevas sanciones contra Rusia. Estaríamos hablando en concreto del "Acta en apoyo de la libertad de Ucrania 2014", aprobado en la primera mitad de diciembre por el Congreso estadounidense.

De acuerdo con este documento las nuevas sanciones podrían afectar al vendedor de armamento ruso Rosoboronexport así como a Gazprom. Más aún, el documento prevé un apoyo financiero al gobierno de Ucrania de 510 millones de dólares, 160 de los cuales serán ayuda militar. El presidente de EE UU todavía no ha firmado el documento aunque, como ha declarado a la agencia Bloomberg el representante oficial de la Casa Blanca, George Ernest, esto podría suceder en breve.

Para Konstantín Andrianov, sin embargo, la firma de este acta no afectará notablemente al crecimiento de la economía rusa. "EE UU no está entre los principales socios comerciales y económicos de Rusia, y los principales países de la UE actualmente no están capacitados para reforzar las sanciones ya existentes o aprobar otras nuevas", considera Andrianov. En su opinión Rosoboronexport ya tiene un sólido mercado de venta que principalmente se encuentra fuera de los límites de los países que se han unido a las sanciones. Por su parte, Gazprom ya está diversificando de forma activa sus ventas de gas: la línea prioritaria son los países asiáticos del Pacífico, sobre todo China.

Sin embargo, como advierte Alexéi Kozlov, el nuevo acta permite al presidente estadounidense introducir sanciones según su criterio. "En teoría las nuevas sanciones pueden afectar a cualquier ámbito de la economía y por lo tanto al país. Las sanciones podrían ser tanto simbólicas, reflejando la relación con lo que está sucediendo, como efectivas, que podrían suponer una verdadera presión sobre Rusia", presupone este experto.

Lea más: Crimea, enclave estratégico para Rusia>>>