Preguntas básicas acerca de la caída del rublo

El lo que va de año el rublo se ha depreciado en un 50% respecto al dólar. Fuente: RIA Novosti.

El lo que va de año el rublo se ha depreciado en un 50% respecto al dólar. Fuente: RIA Novosti.

La moneda rusa ha sufrido una intensa pérdida de su precio. ¿Cuáles son las causas de esta situación?

"El Ministerio de Finanzas de la Federación de Rusia considera que el rublo está extremadamente infravalorado y comienza a vender sus remanentes de divisas en el mercado", afirma Interfax. Esta medida tiene como objetivo respaldar la moneda nacional. Inmediatamente después de este anuncio, el rublo comenzó a recuperar posiciones tras la fatídica jornada de ayer.

Después de la brusca caída ocurrida el lunes y el martes, el desplome de la moneda rusa se ha frenado. A media mañana a llegado a repuntar y posteriormente ha sufrido bajadas más débiles que los días anteriores.

Las causas para la depreciación son varias. El desplome del precio del petróleo, clave para los ingresos de Estado ya que supone el 68%, las sanciones que limitan la llegada de inversiones y de nueva tecnología para la extracción son las dos más repetidas. Por su parte, la subida de tipos de interés del 10,5% al 17% que realizó el Banco Central no apunta a la recuperación económica.

“Tenemos que aprender a vivir en la nueva zona, orientarnos en mayor medida en nuestras propias fuentes de financiación, en nuestros propios proyectos y crear la posibilidad de la sustitución de importaciones”, dijo Nabiúlina, gobernadora del Banco Central, que este año se ha dejado alrededor de 100.000 millones de dólares para defender la moneda nacional.

¿Cómo se calcula el cambio oficial del rublo?

El Banco Central de Rusia establece diariamente la tasa oficial de cambio del rublo. El Banco emite órdenes que entran en vigor al día siguiente, marcando así los índices de cambio de las monedas extranjeras.

La tasa oficial de cambio del rublo ruso contra el dólar estadounidense es calculada y establecida por el Banco Central basándose en el precio del cambio que ha tenido el dólar durante el comercio diario en el mercado de divisas interbancario de Rusia.

Las tasas de cambio de otras divisas extranjeras se basan en el precio del dólar en rublos y en el índice de cambio de esas mismas monedas contra el dólar en el mercado de divisas internacional y doméstico, así como en las tasas de cambio que para el dólar establecen diversos bancos nacionales de países relevantes.

¿Cuánto durará el declive?

Es difícil predecir cuánto tiempo seguirá cayendo el rublo o si volverá a ganar valor. El ministro de Economía ruso, Antón Silvánov, declaró el 24 de noviembre que es imposible predecir cuánto costará el rublo en el futuro. “Observad los precios del petróleo. El rublo imitará su comportamiento”, aseguró Silvánov.

Como el rublo depende mucho de los precios del petróleo mundiales, dejará de devaluarse cuando se estabilicen los precios. Este escenario es muy probable, ya que llega el invierno y se incrementa la demanda de petróleo.

 

Unos precios por barril por debajo de los 80 dólares no son cómodos para los países productores. En la cumbre de la OPEP (Organización de Países Exportadores de Petróleo, productores de alrededor del 40 % del petróleo mundial), que tuvo lugar el 27 de noviembre en Viena, los países miembros negociaron un descenso en la producción para reflotar los precios o, por lo menos, para estabilizarlos. Sin embargo, el país más influyente del cartel, Arabia Saudí, se negó a reducir la producción. Los precios del barril no han dejado de caer desde entonces. El 17 de diciembre el Brent llegó hasta los 59 dólares el barril, los precios más bajos desde 2009.

Asimismo las circunstancias geopolíticas, principalmente la crisis ucraniana y las sanciones occidentales derivadas de ello, afectan a la fuerza del rublo, influyendo directamente en el clima de inversión en Rusia y, en consecuencia, al flujo de capitales.

Según se va acercando el invierno y Ucrania empieza a necesitar gas y carbón para sobrevivir a esta estación, es improbable que se produzcan ni una escalada de tensión en el sureste ni nuevas sanciones contra Rusia. Esto también disminuye las probabilidades de una mayor depreciación del rublo.

Sin embargo, no es plausible que el rublo vuelva a subir significativamente, debido al volumen del flujo de capitales desde Rusia. El ministro de Economía confirmó las predicciones de flujo de capitales: 130.000 millones de dólares a finales de año.

Por otra parte, el exministro de Economía, Alexéi Kudrin, explica que el rublo ya ha acusado los efectos de las sanciones occidentales contra Rusia, la desaceleración de la economía nacional y la caída del precio del crudo. “Estos factores ya se han reflejado en gran medida. El rublo ha encontrado su equilibro”, afirmó.

Otro factor, el año fiscal, también afecta al rublo, pero solo a corto plazo. La demanda de rublos se incrementa porque las compañías rusas deben pagar sus impuestos en esa moneda a finales de noviembre.

¿Cómo afecta la depreciación del rublo a la economía rusa?

Un rublo débil causa una gran inflación. El índice de inflación planeado para 2014 era de un 6 %. El ministro de Desarrollo Económico, Alexéi Uliukaev declaró que a finales de este año la inflación alcanzaría un 9 % y, a principios del 2015, sobre el 10 %. Esto significa que el poder adquisitivo del ciudadano medio caería un 9 %. Sin embargo, con la reciente depreciación lo más probable es que aumente considerablemente más.

Para mantener el bienestar de la población, el Gobierno ruso debería ajustar los salarios y pensiones según este índice de aumento de precios. Esto supone una gran carga para las arcas del Estado.

Si el Gobierno decide subir las pensiones y los salarios en consecuencia, podría sacar el dinero del Fondo de Reserva, que actualmente cuenta con 88.940 millones (o el 6,1% del PIB, según datos del 1 de diciembre de 2014). Según los cálculos de los economistas, incluyendo Serguéi Guriev, esos fondos se agotarían en tres años, si la situación actual no empeora.

Posteriormente, el Gobierno ruso tendrá que reducir el gasto presupuestario, recortando las pensiones, el gasto social y militar u otros desembolsos.

Lea más: ¿Qué ha ocurrido en la economía rusa en 2014? >>>