El rublo vive los dos peores días de su historia

Se ha abaratado en una cuarta parte respecto al dólar y al euro. Fuente: AP

Se ha abaratado en una cuarta parte respecto al dólar y al euro. Fuente: AP

A pesar de la subida de los tipos de interés decretada por el Banco Central, la divisa rusa se desplomó. El 16 de diciembre la caída superó el 24%, batiendo el récord absoluto de toda la historia de la divisa rusa.

Durante dos días seguidos, el tipo de cambio del rublo frente al dólar y el euro ha caído en picado. Durante la subasta del 15 de diciembre el rublo se abarató en un 9% respecto a las divisas extranjeras y el 16 de diciembre la caída superó el 24%, batiendo el récord absoluto de toda la historia de la divisa rusa. Sin embargo, justo después de ello la divisa rusa subió en un 15%.

Según los expertos, esta gran volatilidad del rublo se debe exclusivamente a las acciones de los especuladores. “Durante las primeras horas de la subasta observamos una rápida subida del rublo seguida por una caída prácticamente igual de rápida. En la dinámica de la divisa rusa influyen actualmente varios factores que unidos han provocado este hundimiento del rublo”, comenta el analista del holding de inversión Finam Antón Sorokó.

“En el mercado existe una gran cantidad de capital especulativo, debido a lo cual vemos movimientos inadecuados de la divisa rusa que son muy difíciles de atribuir a ningún factor fundamental”, explica.

En particular, ninguna divisa de los demás países extractores de petróleo ha caído de este modo. Es más, según declaraba Dmitri Peskov, secretario de prensa del presidente de ruso, la caída del tipo de cambio del rublo está condicionada en gran medida por factores emocionales y por la disposición de ánimo de los agentes especuladores. 

Los factores principales

“El precio del rublo durante un periodo bastante largo de tiempo ha estado determinado tanto por factores del mercado como por factores políticos. La situación actual es la respuesta directa a un cambio de política y en primer lugar a las acciones del Banco Central, que se ha negado a apoyar al rublo”, comenta la vicedirectora general de relaciones con organizaciones de crédito de FinExpertise, Natalia Borzova.

Para esta experta, a día de hoy es imposible valorar objetivamente las perspectivas del rublo: la confianza en este se ha visto seriamente socavada.

“El serio debilitamiento del rublo que se observa últimamente está condicionado por una huida de capital de Rusia motivada por una serie de circunstancias. Como resultado de ello, en el mercado del rublo se ha creado un desequilibrio entre la oferta y la demanda y, como consecuencia, el tipo de cambio de la divisa rusa cae”, comenta Alexéi Kozlov, analista principal de IFS IC.

Según este, la futura dinámica del tipo de cambio del rublo dependerá de muchas circunstancias, entre ellas las acciones del Banco Central de Rusia y del Gobierno, que seguramente harán un esfuerzo adicional para estabilizar la situación.

La divisa rusa comenzó a subir después de que el presidente de Rosneft, Ígor Sechin, declarara que Rosneft, la mayor petrolera del país, apoyaría al rublo y que no planeaba hacer acopio de dólares en el mercado.

Entre otros factores fundamentales que han influido en la caída del rublo, según los expertos, se encuentran la caída de los precios del petróleo y las expectativas negativas relacionadas con ello. En particular, durante las cotizaciones de Londres del 16 de diciembre el barril de crudo Brent cayó en más de un 2% desde el inicio de la jornada. El barril de Brent llegó a rondar un nivel mínimo de 58,84 dólares, aunque más tarde su s precios subieron hasta los 59,02 dólares.

Según declaraba el 14 de diciembre el ministro de Energía de los Emiratos Árabes Unidos, Suhail Al Mazroui, la OPEP no reducirá la extracción de petróleo ni siquiera con un precio de 40 dólares el barril. 

Resoluciones clave

Como reacción a esta drástica caída del rublo, la noche del 15 al 16 de diciembre el Banco Central se vio obligado a incrementar el tipo de interés del 10,5 al 17%. Esta tasa define el valor del dinero en el país y en ella se basan los bancos que otorgan créditos a las empresas y a la población. Suele considerarse que el coste de un crédito no puede ser menor que esta tasa.

El aumento de los tipos en un 6,5% representa la subida más alta de toda la historia reciente de Rusia. La subida anterior se produjo el 11 de diciembre y fue del 9,5 al 10,5%. Según los expertos, la subida podría provocar en primer lugar el encarecimiento de los créditos tanto para el sector empresarial como para la población. “Ha sido una decisión cardinal dirigida a calmar la situación del mercado de divisas.

Aunque no sería bueno que los tipos permanecieran en este nivel durante mucho tiempo, ya que esto supondría una seria reducción de la actividad empresarial en Rusia”, comenta Antón Sorokó.

Esto influirá tanto en la población (los créditos de consumo se volverán más caros) como en las empresas, a las que les resultará más difícil financiar sus operaciones y su actividad de inversión.

“La subida de los tipos de interés influirá en diversos sectores del mercado, en la actualidad la prioridad es estabilizar el tipo de cambio de la divisa rusa. Si consideramos las acciones del Banco Central según este punto de vista, sin duda la subida de la tasa clave será una medida positiva para apoyar al rublo”, opina Alexéi Kozlov.

No obstante, según Antón Sorokó, “una vez se haya estabilizado la situación del mercado de divisas, la devaluación de las acciones de las empresas rusas podría atraer un nuevo flujo de inversión a Rusia”.

La Bolsa de Moscú subía algo más del 9 por ciento a media mañana en su índice de referencia RTS, después de haber abierto sin variaciones tras la caída del 12,41 por ciento que sufrió este martes.

El índice subió hasta los 687,9 puntos, desde la apertura de 629,15 puntos, en paralelo a una recuperación de la moneda nacional, el rublo, que a largo de la mañana se fortalecía algo frente al dólar y el euro en el mercado de divisas.

En lo que va de mes, el índice RTS, en el que las acciones se valoran en dólares, ha perdido el 34,35 por ciento.

 

 

Lea más: El rublo se somete a una presión récord por parte de los especuladores de divisas>>>