¿Afecta la situación económica en Rusia a la preparación del Mundial de fútbol 2018?

Los organizadores afirman que la caída del rublo no impedirá seguir con los planes previstos. Fuente: Vladímir Astapkovich / Ria Novosti

Los organizadores afirman que la caída del rublo no impedirá seguir con los planes previstos. Fuente: Vladímir Astapkovich / Ria Novosti

Según anunció Alexéi Sorokin, consejero delegado del comité organizador del Mundial Rusia 2018, durante la conferencia “World Football Forum” celebrada en Moscú, el hundimiento del rublo y la recesión no afectarán a la preparación para la celebración del próximo Mundial de fútbol en 2018, ya que el presupuesto se calcula el moneda extranjera. Por su parte, la comisión ética de la FIFA ha publicado los resultados de su investigación sobre el proceso de candidaturas para el Mundial de 2018. Según los miembros de la comisión, no hay pruebas que pongan en entredicho la victoria de Rusia y su derecho a organizar la competición.

A mediados de noviembre tuvo lugar en Moscú la conferencia internacional World Football Forum, dedicada a la preparación del Mundial de fútbol en 2018. Según anunció el consejero delegado del comité organizador de Rusia 2018, Alexéi Sorokin, la brusca caída del rublo y la recesión de la economía rusa no afectarán a la preparación del país para la acogida del campeonato.

“El presupuesto del comité organizador se ajusta en divisa extranjera, de modo que no está sujeto al curso de la moneda: lo asigna la FIFA en dólares estadounidenses”, comentó Sorokin durante la conferencia.

Según sus palabras, los organizadores del mundial no planean ampliar el presupuesto de 664.000 millones de rublos (14.300 millones de dólares) destinado a la preparación de los estadios y otras infraestructuras complementarias.

“En este momento no se prevé ningún reajuste presupuestario. Los contratistas ya están elegidos; son todos rusos. Se utilizarán principalmente materiales nacionales, por lo que no hay indicios de que se vayan a revisar los costes de las grandes instalaciones que se están preparando para el Mundial”, añadió Sorokin.

Según el director general del Arena-2018 (filial del comité organizador de Rusia-2018), Alexéi Milovanov, la comisión de la FIFA se ha mostrado satisfecha con los primeros resultados de los preparativos para el Mundial.

“La fecha límite de inauguración de los estadios que acogerán la Copa Confederaciones es el 1 de mayo de 2016; para el resto de estadios se ha fijado el 1 de mayo de 2017. Tras el mundial de 2018, los campos seguirán en funcionamiento, pero el aforo de algunos de ellos se reducirá”, comentó Milovanov. 

Investigación de las elecciones a la organización del Mundial

Por su parte, el escándalo aparecido en la primavera de 2010 ha seguido hasta hoy. Entonces, Melissa Jacobs, amante del expresidente de la Asociación de Fútbol de Inglaterra (FA), David Triesman, entregó a los periodistas unas grabaciones de este.

El expresidente de la Asociación de Fútbol de Inglaterra afirmaba que España ganaría la final del Mundial de 2010 gracias a los jueces “comprados” con dinero ruso.

A cambio, Madrid se comprometía a votar por Moscú en el sorteo para la elección del anfitrión del Mundial 2018. Durante la investigación de este incidente, Triesman aseguró que se trataba de una conversación privada que se grabó sin su consentimiento y luego fue enviada a un diario nacional. Tras presentar su dimisión en 2010 envió disculpas a la Unión de Fútbol de Rusia y a la Federación Española.

Según anuncia el diario ruso Kommersant, la comisión ética de la FIFA no ha encontrado ninguna prueba que demuestre las acusaciones contra Rusia. A pesar de ello, el informe de la investigación destaca que la cooperación de Moscú ha sido limitada. Según el portavoz de la comisión, Rusia no presentó los ordenadores de los empleados del comité para su estudio, tal como se le solicitó.

“Esos ordenadores se habían alquilado a una empresa externa, adonde fueron devueltos. Es muy probable que los propietarios de los ordenadores borraran la correspondencia de los empleados”, dijo el director general del comité organizador de Rusia 2018, Alexéi Sorokin, durante la conferencia World Football Forum.

De acuerdo con la investigación, la parte rusa entregó regalos a los miembros de la FIFA, pero el coste de estos tenía un carácter más bien simbólico. Además el informe remarca que la parte anfitriona se hizo cargo de los vuelos y el alojamiento en Rusia de los empleados de la organización internacional. No obstante, la normativa de la FIFA en aquel momento no prohibía este tipo de gestos.

El informe de la comisión ética concluye que la investigación no ha encontrado razones para poner en duda la adjudicación del Mundial a Rusia. “La investigación se da por cerrada”, concluyó el presidente del órgano de decisión de la comisión ética, el juez alemán encargado de redactar el informe Hans-Joachim Eckert.

Lea más: Los tres principales retos para el Mundial 2018>>>