Por qué el rublo ha perdido el 25% de su valor este año

Fuente: Reuters

Fuente: Reuters

El valor del rublo ha bajado con respecto al dólar y al euro más de un 25% desde comienzos de 2014. En opinión de los analistas la principal causa de esto es el continuado descenso de los precios del petróleo. La debilidad de la cotización de la moneda rusa por otro lado resulta beneficiosa para el gobierno ruso ya que provoca una reducción del déficit permitido del presupuesto.

El valor del rublo ha bajado con respecto al dólar y al euro más de un 25% desde comienzos de 2014. Desde los mercados consideran que la principal causa de la devaluación de la divisa es el continuado descenso de los precios del petróleo

"En la actual coyuntura los principales factores que han permitido el debilitamiento de la divisa rusa son: la caída de los precios del petróleo y de otros activos en materias primas", comenta Antón Soroko, analista del holding de inversión FINAM. Según comenta el precio del barril de Brent cayó por debajo de los 87 dólares, aunque a mediados de verano su cotización todavía rondaba los 115.

Como comenta Soroko, este proceso se produce en el contexto de una agresiva subida de la cotización del dólar, no solo frente al rublo, sino frente al yen japonés, el franco suizo, el euro y otras divisas.

"El alza de la cotización del dólar refleja ante todo, la falta de divisas en el mercado debido al crecimiento de la demanda. El descenso de los precios del petróleo es el principal indicador, pero funciona de momento a nivel de expectativas, ya que lo que los inversores temen es la caída en los ingresos por exportaciones en Rusia", considera Mijaíl Jromov, del Centro de estructuras de investigación del Instituto de investigaciones económicas aplicadas de la Academia presidencial de economía y administración pública. En su opinión el segundo factor que influye en la cotización del rublo es que en Rusia afectada por las sanciones y la inestabilidad geopolítica no recibe un flujo de capital extranjero.

Además, como recuerda el analista jefe de UFS IC, Alexéi Kozlov, en octubre se publicó el informe mensual del Banco Central Europeo. De acuerdo con este documento el impulso de crecimiento de la economía en Europa se debilita, la inflación se ha reducido a un nivel crítico, lo que en pocas palabras amenaza a la unión monetaria con una recesión.

"Con un sensible crecimiento de los riesgos, un dólar reforzado y una bajada de los precios del petróleo de fondo, el rublo y el mercado de acciones ruso se encuentran bajo una fuerte presión", comenta Alexéi Kozlov.

El Banco Central de Rusia, en respuesta a la bajada de la cotización del rublo, sacó al mercado a comienzos de octubre una intervención  por un valor cercano a los 6.000 millones de dólares.

Aprovechando la bajada de la demanda de divisas el regulador vendió dólares para mantener la cotización del rublo. Según los datos de Antón Soroko el volumen de la intervención de octubre de 2014 es equiparable al volumen mensual de diciembre de 2013, pero tres veces menor que el indicador de marzo, cuando la cotización cayó debido a la incorporación de Crimea a Rusia. Para ser exactos el Banco Central vendió tan solo el 17 de octubre 1.768 millones de dólares. "De esta manera el regulador únicamente está suavizando las oscilaciones del mercado pero no intentaba detener la tendencia a la baja de la divisa rusa", dice el experto.

Efecto sobre el presupuesto

En un principio se suponía que el rublo entraría a una cotización completamente libre, sin embargo dadas las condiciones de presión sobre la divisa rusa el Banco Central se vio obligado a volver a intervenir, aunque con un nivel de intervención menor.

Por otro lado, la baja cotización de la moneda rusa resulta beneficiosa para el Gobierno ruso ya que provoca una reducción del déficit permitido del presupuesto.

En opinión de Antón Soroko, la caída del rublo tiene una influencia positiva sobre el presupuesto ya que permite compensar la caída de los ingresos por las ventas de petróleo y gas: la principal parte de los hidrocarburos se vende en dólares y euros mientras que el presupuesto ruso se ajusta en rublos. Por lo que un rublo débil deja a los fabricantes rusos en una situación ventajosa, ya que el precio de las importaciones crece, lo que permite a las empresas rusas competir con ventaja frente a las extranjeras.

"El valor medio del petróleo en el balance anual se mantiene por encima de los 96 dólares por barril (el presupuesto ruso se corrige de acuerdo con este precio), ya que en agosto el precio del petróleo era de 106 dólares e incluso si el petróleo bajara a los 85 dólares a finales de año, el precio medio del año seguiría estando en unos 100 dólares, lo que no supone un riesgo para el presupuesto", comenta Mijaíl Jromov.

En opinión de Alexéi Kozlov, es posible sostener el rublo haciendo que invertir en la economía rusa sea algo atractivo  y deteniendo así la fuga de capitales.

"Actualmente la economía rusa depende en gran parte de los precios del petróleo, de los ritmos de crecimiento económico y de la inflación. Si se reajustan estos componentes se podría estabilizar la divisa rusa", nos dice.

Por otro lado, en caso de que los precios del petróleo comiencen a reestablecerse paulatinamente, puede que la divisa rusa aumente su cotización. En concreto el 20 de octubre, según los datos de la agencia Bloomberg, el precio del petróleo comenzará a subir tras el anuncio de que Irán intenta tomar medidas para evitar una ulterior caída de los precios. Por otro lado Arabia Saudí y Kuwait han decidido reducir las extracciones en el yacimiento de Jafyi, que se encuentra entre los dos países. Como resultado de esto los futuribles de diciembre para el Brent llegaron a los 90,21 dólares por barril.

Lea más: Breve historia del rublo>>>