La devaluación del rublo y las sanciones impulsan el crecimiento de la industria rusa

El plan estatal para la sustitución de importaciones obtiene resultados, aunque no frena el estancamiento de la economía. Fuente: Ria Novosti / Vladímir Presnia

El plan estatal para la sustitución de importaciones obtiene resultados, aunque no frena el estancamiento de la economía. Fuente: Ria Novosti / Vladímir Presnia

A pesar del estancamiento del PIB, Rusia registra un insólito crecimiento en su actividad industrial. Los expertos opinan que esto se debe principalmente a la ligera devaluación del rublo y el apoyo estatal a la producción manufacturera prevista por el plan de sustitución de importaciones. Las sanciones impuestas por la Unión Europea y EE UU solo han contribuido a ponerlo en marcha.

A pesar delestancamiento del crecimiento, Rusia registra un insólito aumento de su actividad industrial.

De acuerdo con un estudio del banco HSBC y el Instituto de Política Económica Yegor Gaidar, ya hace tres meses que Rusia sostiene un crecimiento de la producción industrial. “De forma totalmente lógica para la demanda actual, aunque por ahora en contra de la situación económica general y el pronóstico de los expertos, la industria mantiene una dinámica de producción positiva”, indica el estudio del Instituto Gaidar.

Según Antón Soroko, la devaluación del rublo registrada a principios de año y el aumento de la demanda china han sido los principales factores que han contribuido al crecimiento de la industria manufacturera”.

Los autores del estudio sitúan en primer lugar a las empresas de automoción y metalúrgicas, que han mejorado sus indicadores al obtener una cuota adicional del mercado interno debido al veto impuesto a los suministros procedentes de Ucrania.

Además, en agosto de 2014 se sumaron los sectores orientados al consumo interno, como la industria alimentaria, que también ha contado con la sustitución de una parte de los productos alimenticios.

No obstante, según los datos de los analistas, la sustitución de importaciones no habría podido arrancar en junio de 2014, sino que el crecimiento industrial es consecuencia de los acontecimientos de febrero y marzo de 2014, es decir, la ligeradevaluación del rubloregistrada a principios de año.

Según el analista senior de UFS IC, Alexéi Kozlov, ha habido una serie de factores que han favorecido el crecimiento de la producción industrial rusa que se refleja en los resultados del último mes de verano.

“La primera es el aumento de la demanda de producción del sector metalúrgico a raíz de la sustitución de los suministros de producción ucraniana”, dice. Según sus declaraciones, la demanda de metal y demás productos metalúrgicos se debe a los proyectos de construcción de gasoductos, en particular, elSouth Streamen Europa y la Fuerza de Siberia en China. “La segunda causa es el aumento de los pedidos del Estado en el complejo militar industrial”, dice Kozlov, que considera como tercera causa el aumento de la producción en los sectores alimentario y agrario, motivado por la necesidad de sustituir las importaciones.

Tal como indica el jefe del departamento de análisis de la sociedad de inversiones RUSS-INVEST, Dmitri Bédenkov, el crecimiento industrial se ha producido gracias a los sectores de la industria manufacturera.

“Así, los 7 primeros meses de 2014 el crecimiento en estos sectores ha sido del 2,6%, frente al crecimiento del 0,8% en los sectores de extracción de recursos minerales”, dice el experto.

Actualmente los productores de la industria alimentaria están obteniendo beneficios extraordinarios debido a la drástica contracción de la oferta de productos importados similares que antes podían ganarles la competencia según toda una serie de indicadores”, añade Soroko.

Un crecimiento sostenido

“En conjunto, el índice de producción industrial entre enero y julio de 2014 fue del 101,5% en comparación con el mismo periodo del año pasado, si bien ha sido la industria manufacturera la que ha registrado el mayor crecimiento en Rusia”, dice Olga Izriádnova, destacada investigadora del Centro de Estudios Macroeconómicos, el Instituto de Investigaciones Económicas e Industriales adscrito a la Academia Rusa de Economía Nacional y Administración Pública.

Según sus declaraciones, la producción de artículos de consumo creció un 3,3%, durante el mismo periodo: los turismos, un 5,7%; los vehículos de carga, un 12,7%. La producción textil y de confección aumentó un 6%, mientras que la producción de componentes electrónicos para las comunicaciones, un 17,6%.

Sin embargo, no todos los sectores de la economía rusa han registrado crecimiento. “Entre los sectores rezagados que han frenado el crecimiento del PIB durante el segundo cuatrimestre de 2014 se pueden mencionar el sector servicios y el financiero. La retirada masiva de licencias a los bancos, la inestabilidad del rublo y el aumento de los riesgos geopolíticos han tenido un impacto negativo en la actividad de las entidades financieras”, dice Alexéi Kozlov.

Para Olga Izriádnova, la reducción del consumo de hidrocarburos rusos también ha ejercido una influencia negativa en el crecimiento de la economía rusa. “La caída del ritmo de exportación de materias primas tradicionales y sus productos procesados, así como la reducción de los niveles en el complejo de la construcción y las inversiones han ejercido una influencia negativa en la dinámica de los indicadores macroeconómicos”, dice Izriádnova. Además, en el periodo enero-julio de 2014 la producción de automóviles cayó un 0,7% y la de camiones, un 21,1%.

Aunque, tal como señalan los expertos, si el crecimiento de la producción industrial se mantiene, a finales de año podría superar incluso los pronósticos del Ministerio de Economía ruso (1,7% anual).

De acuerdo con el estudio del Instituto Gaidar, en este caso, con un escenario favorable, la industria rusa puede seguir creciendo hasta el primer o segundo trimestre de 2015, cuando la sustitución de las importaciones en el sector de la producción alimentaria surta efecto a raíz de la prohibición de importar víveres procedentes en la UE o EE UU.

Así, la economía rusa puede salir del estancamiento. Sin embargo, según Antón Soroko, a corto plazo la confrontación con los países occidentales se reflejará negativamente en los ritmos de crecimiento de la economía rusa.

Lea más: ¿Por qué Rusia se encuentra al borde de la recesión?>>>