Aeroflot informa de pérdidas por primera vez

La empresa justifica la caída debido al estancamiento general de la economía rusa. Fuente: ITAR-TASS

La empresa justifica la caída debido al estancamiento general de la economía rusa. Fuente: ITAR-TASS

Aeroflot ha comunicado pérdidas por primera vez en su informe semestral. La compañía explica que se debe al estancamiento de la economía rusa, pero los expertos sitúan las causas en la infructuosa presentación de Dobrolet, la aerolínea de bajo coste que ha sufrido los efectos de las sanciones de la UE. El presidente Putin ya ha sugerido recortar la participación estatal en la empresa.

La aerolínea nacional rusa, Aeroflot, ha informado que tiene unas pérdidas de 50,7 millones de dólares por primera vez en sus últimos cinco años de informes semestrales, según ha comunicado la propia compañía. Los beneficios netos de la empresa ascendieron a 1,2 millones de dólares en los seis primeros meses de 2014. En la nota de prensa oficial, la ralentización de la economía de Rusia se cita como la causa clave de la caída de los índices.

La empresa declaraba beneficios desde 2004 y comenzó a emitir informes de forma semestral en 2009. Ninguno de estos informes había mostrado pérdidas.

Aunque el beneficio neto se redujo a principios de 2014, los rendimientos de Aeroflot han aumentado en un 9,4% hasta alcanzar los 3.700 millones de dólares. La compañía comenta el crecimiento de las ganancias subrayando el incremento del flujo de pasajeros y la dinámica del rublo frente a otras divisas.

Sin embargo, este crecimiento no ha sido suficiente para compensar los costes de operación, que han crecido más rápidamente, incrementándose en un 15% hasta los 3.780 millones de dólares.

 Además, debido al conflicto en Ucrania, la empresa se vio obligada a recortar el número de vuelos hacia determinados destinos. "La dinámica de los índices de beneficios se ha visto afectada por la reducción en la frecuencia de vuelos hacia Kiev y Odesa, la cancelación de vuelos a Donetsk y Járkov, así como el cambio en la valoración del flujo de tránsito en los vuelos a Simferópol, que han pasado de internacionales a domésticos [como consecuencia de la inclusión de Crimea a la Federación de Rusia]”, explica la oficina de prensa de Aeroflot.

“Los gastos por operaciones del grupo han ido aumentando con las tasas preferentes, en parte debido a la subida del precio del combustible para aviones, la expansión activa hacia nuevos nichos de mercado, además de la mayor debilidad del rublo”, según comenta el Jefe de analistas de UFS, Ilyá Balakirev.

Añade que la compañía ha mencionado también pérdidas excepcionales y cuentas por cobrar. “Obviamente relacionadas con Ucrania, quizás la compañía de bajo coste Dobrolet, a la que ahora Aeroflot deberá renombrar, además de las devoluciones de dinero por compra de billetes”, apunta Balakirev.

El caso es que la compañía que Aeroflot presentó en junio de 2014, la única aerolínea de bajo coste en Rusia, tuvo que abandonar sus operaciones debido a las sanciones que la UE impuso a los vuelos de Crimea. 

De acuerdo con Aeroflot, el coste del combustible aéreo se ha incrementado en un 8,9% en comparación con el mismo período de 2013. Esta subida es consecuencia del aumento en el volumen de tráfico aéreo, la expansión de la flota de aviones y la apertura de nuevas rutas, según explica la empresa.

Mientras tanto, los costes por trabajo han aumentado en un 13,8% y otros gastos, incluyendo la formación y certificación de pilotos, han crecido hasta un 45,9%. Ello se debe también a la contratación y formación de nuevos pilotos y personal para Dobrolet. No obstante, la empresa no está dispuesta a abandonar el modelo de vuelos de bajo coste: Aeroflot tiene ya previsto establecer una nueva compañía de bajo coste e iniciar sus operaciones a finales de octubre.

Planes de futuro

La actividad de otras aerolíneas no confirma la tendencia general a la baja en el mercado ruso. Por ejemplo, la máxima rival de Aeroflot, Transaero, ha logrado beneficios récord. Su beneficio neto durante los seis primeros meses de 2014 creció en un 61% hasta los 20 millones de dólares, según su informe financiero.

Transaero ha vinculado su éxito financiero al hecho de haber “centrado nuestra atención sobre las rutas de transporte más rentables, impulsado los rendimientos por vuelos de mercancías, implementado de un programa de reducción de costes y recortado en gastos comerciales y administrativos”, señala el gabinete de prensa de Transaero. 

Además, en un futuro inmediato, Aeroflot podría recibir apoyo financiero a través de una emisión de acciones adicional. El pasado 1 de septiembre, el presidente Putin autorizó un decreto que daba luz verde a dicha emisión.

El documento establece el límite de propiedad estatal al nivel de, como mínimo, un 50% más una participación con derecho a voto. Actualmente, el Estado controla aproximadamente el 60% de la empresa por medio de varias entidades. Ya antes, el gobierno había planeado vender un 10% de sus acciones de Aeroflot en el segundo y tercer trimestre de 2014. A finales de julio, un 8-9% de las acciones de Aeroflot fueron valoradas por el gobierno ruso en 200-300 millones de dólares. 

Sin embargo, los participante del mercado no descartan la posibilidad de que la principal aerolínea rusa llegue a finales de año con beneficios. “Dado que el segundo informe semestral incluirá los meses de julio, agosto, septiembre y también diciembre, en los que el volumen de tráfico se suele disparar gracias al flujo de viajeros por vacaciones, Aeroflot tiene todavía muchas posibilidades de corregir sus resultados y producir beneficios en el año en conjunto”, opina Dmitri Baranov, especialista de la compañía de gestión de valores Finam Management.

Lea más: 11.000 dólares al mes por pilotar un avión en Rusia>>>