Cómo se las arreglarán los restaurantes rusos debido a las sanciones

Los restauradores tienen que sustituir los productos importados. Fuente: Ria Novosti / Antón Denísov

Los restauradores tienen que sustituir los productos importados. Fuente: Ria Novosti / Antón Denísov

Rusia ha impuesto sanciones contra la importación de alimentos procedentes de la UE, los EE UU, Canadá, Australia y Noruega. Según la decisión del Gobierno ruso, los ciudadanos ahora tendrán que prescindir de la leche y productos lácteos importados, incluyendo el queso, de la carne vacuna y porcina, vegetales, fruta, huevos, pescado y marisco, y otros productos pesqueros. Se ha visto inmediatamente que esta prohibición afectará a las vida cotidiana de los rusos, pero los restauradores se llevarán la peor parte.

Los chefs y los mánagers de los locales más sofisticados se preguntan ahora mismo cómo se las arreglarán sin los ingredientes importados. Para los que están especializados en cocina rusa o italiana no será tan difícil, ya que el queso y las verduras pueden ser reemplazados con bastante facilidad.

El chef y restaurador Valentino Bontemli cuenta que ya ha visto mozzarella en Rusia y que también se encuentra carne, harina y huevos. "En este sentido, la cocina italiana tiene mucha suerte. Quitando el marisco y el parmesano, Rusia ofrece casi todos los ingredientes necesarios. Es cierto que estos productos no son de la misma calidad que los italianos, pero qué le vamos a hacer. Los chefs tendrán que ser más creativos".

Alexánder Kozhin, mánager de la cadena Café De Marko, cree que las sanciones no plantearán graves problemas a los restauradores. "Trabajamos principalmente con productos locales. Nuestro menú no va a cambiar", afirma. "De momento, tenemos todo lo que necesitamos".

Pero también los hay que están contentos con la prohibición. Iván Shishkin, chef y copropietario de Delicatessen, Tapa de Comida, Café Buterbro y Dari Prirodi considera que los restaurantes españoles lo van a pasar mal.

"Con la carne y las aves no tendremos problema, porque hace mucho tiempo que ya no compramos carne extranjera. No tiene nada que ver con la situación política, simplemente, comenzamos a buscar productores locales de buena calidad, cuyos artículos pudiese comprobar personalmente. Sin embargo, dependo del extranjero para los frutos secos, la fruta y verdura y los lácteos. Quizá para el Delicatessen los productos prohibidos no son cruciales, pero para Tapa de Comida sí, y mucho. Se trata de un restaurante español que ya ha sufrido un año por un suministro muy limitado de productos españoles. Ahora tendremos que obtener sabores españoles a partir de ingredientes de otros países, o quizá empezar a buscar ideas nuevas. Afortunadamente la pasta, el arroz y el aceite vegetal no están en la lista. Y espero que no los prohíban: sin aceite de oliva, por ejemplo, creo que mi restaurante no podrá funcionar".

Tania Mishina, directora del restaurante "Sumosan", dice que hay mucha incertidumbre. "No sabemos qué va a pasar, ni siquiera sabemos si los artículos ya encargados antes de las sanciones podrán entrar en el país. Hacemos pedidos semanales, es la única manera de trabajar: no podemos aprovisionarnos y congelar la comida medio año", explica. "Importamos nuestros productos de Japón y los EE UU. Por lo que respecta a los ingredientes japoneses estamos bien de momento, pero la prohibición de productos estadounidenses nos ha preocupado. Por ejemplo, recibimos de California ostras, cangrejo y atún cuya calidad ha hecho famoso al Sumosan".

Los expertos aseguran que esta decisión provocará aumentos en el coste de los productos. "Los precios subirán; en consecuencia, tendremos que venderlos más caros y la gente tendrá que pagarlos más caros, si es que se lo pueden permitir", dice Shishkin.

"Es obvio que esto no tiene nada que ver con la calidad del producto: Rusia no tiene realmente una producción agrícola de alta calidad. Los que crean que nuestra agricultura mejorará como resultado de las sanciones están totalmente equivocados".

Lea más: Las sanciones de la UE provocan el cierre de la única aerolínea 'lowcost' de Rusia>>>

 

Para este artículo se ha utilizado materia de Lenta.ru y The Village.