Las sanciones de la UE provocan el cierre de la única aerolínea 'lowcost' de Rusia

Dobrolet, filial de Aeroflot, comenzó a volar en junio a Crimea. Los proveedores europeos han cancelado los acuerdos. Fuente: ITAR-TASS

Dobrolet, filial de Aeroflot, comenzó a volar en junio a Crimea. Los proveedores europeos han cancelado los acuerdos. Fuente: ITAR-TASS

Debido a las sanciones de la Unión Europea, la única aerolínea lowcost rusa, Dobrolet, subsidiaria de la aerolínea nacional Aeroflot, ha suspendido sus vuelos. Esta es la tercera vez que cierra una aerolínea lowcost en Rusia, aunque en esta ocasión los motivos son exclusivamente políticos: los proveedores europeos han cancelado sus acuerdos de servicios de mantenimiento de aviones de Dobrolet y de alquiler de equipos.

“Por causa de una presión sin precedentes por parte de los proveedores europeos, la aerolínea se ha visto obligada a suspender los vuelos y la venta de billetes”, se informa en un comunicado de prensa oficial de la compañía Aeroflot.

La creación de Dobrolet era el tercer intento de crear una compañía aérea rusa de bajo coste, y todos los intentos anteriores han fracasado. Las dos otras compañías que operaban con precios bajos, Sky Express y Avianova, entraron en bancarrota en 2011. Sin embargo, la bancarrota de estas aerolíneas tenía motivos puramente económicos.

Según explican en la compañía, los proveedores europeos han anulado los acuerdos de alquiler de aviones, así como su servicio técnico y sus seguros. Esto fue consecuencia de que Dobrolet fuera incluida en la lista de sanciones de la Unión Europea debido a que “facilitó la anexión de Crimea a Rusia”. En junio de 2014 Dobrolet inauguró una nueva línea con destino a la capital de la península, la ciudad de Simferópol.

Por esta razón, a las compañías europeas se les ha prohibido la colaboración con Dobrolet y todos sus activos en la Unión Europea serán congelados. Según el periódico Kommersant, el mayor problema de todos ha sido el rechazo de la compañía irlandesa SMBC Aviation Capital a cumplir su acuerdo de alquiler del Boeing 737-800NG. En la actualidad Dobrolet ya había recibido dos de sus aviones, y antes de finales de año debía recibir seis más. La compañía planeaba comprar otros ocho aviones en 2015. Además, la compañía alemana Lufthansa Technik se negó a cumplir su acuerdo de servicio técnico de los aviones.

La compañía aérea rusa Aeroflot anunció la creación de Dobrolet en octubre de 2013, aunque los vuelos de la aerolínea lowcost no comenzaron hasta junio de 2014. Los vuelos a Crimea se vendían con tarifas especiales: desde 999 rublos (unos 29 dólares) hasta 3499 rublos (unos 102 dólares), gracias, entre otras cosas, a subsidios estatales.

Según ha comentado el servicio de prensa de Dobrolet a RBTH, en agosto la compañía planeaba abrir otras dos nuevas líneas internas: de Moscú a Volgogrado (a 970 kilómetros de Moscú) y de Moscú a Perm (a 1442 kilómetros de Moscú). En total, a principios de agosto Dobrolet ha transportado a unos 65.000 pasajeros.

Las pérdidas totales de Aeroflot debido al cierre de Dobrolet todavía no se conocen. Según analistas de Sberbank, en marzo de 2014 Aeroflot había invertido en el proyecto 20 millones de dólares en el marco de un proyecto de inversión total de 100 millones de dólares. A pesar de todo, los aviones tienen la imagen de Aeroflot y podrán añadirse al parque de la aerolínea nacional sin problemas. 

Consecuencias principales

En la actualidad a Crimea no sólo vuela Dobrolet, sino también muchas otras aerolíneas rusas, incluidas Aeroflot, Transaero, S7, Ural Airlines y Red Wings.

Según fuentes de RBTH, el gobierno ruso teme que las sanciones incluyan a más aerolíneas. En ese caso, según el periódico Védomosti, las autoridades rusas podrían limitar o prohibir totalmente los vuelos de tránsito de las compañías aéreas europeas de Europa a Asia por territorio ruso. Sin embargo, representantes oficiales del gobierno han negado esta posibilidad.

Tras el cierre de Dobrolet, según el director de la sección analítica de Russ-Invest, Dmitri Bedenkov, las perspectivas de la creación de una aerolínea lowcost en Rusia son ambiguas.

Por un lado, el mercado del tráfico aéreo en Rusia está muy concentrado: cerca del 70% del mercado lo ocupan les principales aerolíneas (Aeroflot, Transaero y S7). Sin embargo, por otro lado, un tercio del flujo de pasajeros con destinos internacionales corresponde a compañías extranjeras. “La proporción de vuelos chárter internacionales se ha reducido en un 30% desde 2007 hasta un nivel inferior al 25% en 2013. Esto refleja una voluntad más flexible a la hora de fijar los precios por parte de las aerolíneas principales”, comenta Dmitri Badenkov. En otras palabras, las compañías rusas están bajando los precios.

Según explica el experto de Finam Management, Dmitri Baránov, las causas de la interrupción de la actividad de la aerolínea son exclusivamente políticas, no económicas, “no hay ninguna razón económica en todo esto”. “Esto significa que la decisión no influirá de ningún modo en la actividad de futuras aerolíneas lowcost en Rusia. Es más, Dobroliot podría incluso continuar su funcionamiento, aunque sea después de una interrupción”, asegura el experto.

Lea más: Las nuevas sanciones de la UE contra Rusia afectan a empresas del sector financiero y a la tecnología de extracción de petróleo>>>

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.