En Crimea permitirán abrir un casino por 14,7 millones de dólares

Para la apertura de un casino en Crimea bastará con 14,7 millones de dólares, y el inversor del proyecto podrá ser tanto una compañía rusa como extranjera. Fuente: ITAR-TASS

Para la apertura de un casino en Crimea bastará con 14,7 millones de dólares, y el inversor del proyecto podrá ser tanto una compañía rusa como extranjera. Fuente: ITAR-TASS

Esta norma figura en el proyecto de ley publicado por el gobierno de Rusia para la creación en la península de una zona de juego.

Zona de juego

Según el proyecto de ley, para poder abrir un negocio relacionado con los juegos de azar, las compañías deberán invertir 500 millones de rublos (14,7 millones de dólares). “Es un umbral bastante bajo para los grandes inversores dispuestos a entrar en el negocio del juego. Por ejemplo, la construcción del mayor casino de Rusia a día de hoy, el de Azov City, en las primeras etapas costó más de 800 millones de rublos (23,3 millones de dólares)”, - comenta el director general de la compañía financiera GKFX, Dmitri Rannev, quien añade que, por otro lado, esta barrera contribuirá a que no se abran demasiados locales de máquinas tragaperras.

El gobierno ruso está intentando adoptar el modelo estadounidense de construcción de casinos en zonas aisladas, en primer lugar siguiendo el ejemplo de Las Vegas, un centro de juego alejado de las principales instalaciones de infraestructuras. Desde el 1 de julio de 2009, en Rusia está prohibido el negocio del juego fuera de cuatro zonas especiales, situadas en la región de Krasnodar al sur del país, la región de Primorie en el Extremo Oriente, en un enclave ruso de la costa del mar Báltico, la región de Kaliningrado, así como en el centro del país, en la región de Altái.

“Por primera vez, se creará una zona de juego en el territorio de toda una región, y no en una parte aislada”, - comenta Dmitri Rannev. Según este, la ley sobre la creación de la zona de juego afectará “al territorio de la República de Crimea y a la ciudad federal de Sebastopol”. Esta será la primera zona de juego construida en una región con una infraestructura desarrollada y no en un terreno alejado de las grandes ciudades. “Crimea y Sebastopol poseen un potencial mucho mayor que cualquier otra zona de juego: existe infraestructura, personal, un flujo de turistas estable y un alto potencial de desarrollo del negocio de la hostelería”, - explica el experto.  

Otrasventajas

Esta zona de juego será parte de la zona económica especial de la península, un territorio con un estatus legal y tributario especial. Los residentes de esta zona estarán permanentemente exentos del pago del impuesto sobre el agua y del impuesto federal de la renta, y durante diez años no pagarán impuestos sobre la tierra, el transporte ni la propiedad.  El principal cambio en comparación con las versiones anteriores del proyecto de ley para la creación de la zona de juego en Crimea es la escasa inversión necesaria para obtener el estatus de residente de esta zona económica especial. Se ha informado que los empresarios podrían recibir el estatus de residentes con una inversión de 150 millones de rublos (4,4 millones de dólares) en tres años o mediante el pago de un certificado de registro por este mismo importe. Sin embargo, los políticos no han declarado que haya un precio fijo para el “billete de entrada”.

«Sin lugar a dudas, Crimea no se seguirá desarrollando exclusivamente como una zona de juego, pero esto permitirá acelerar significativamente el ritmo de crecimiento de la inversión privada en la región”, - opina Dmitri Rannev.

Según el analista de Finam Management Maksim Kliaguin, la creación de una zona económica especial en territorio de Crimea es una de las herramientas más apropiadas para conseguir una buena integración de la región en la economía rusa. “La tarea principal será aumentar el atractivo de la región para la inversión, estimular el capital privado e invertir fondos en su desarrollo, ya que un crecimiento de la economía local basado exclusivamente en la intervención del estado no sería capaz de crear los ritmos de crecimiento necesarios y ocasionaría grandes pérdidas al presupuesto estatal”, - explica el experto.

Según Kliaguin, en el marco de esta tarea pueden utilizarse distintas soluciones y ya desde la primera etapa existen varias ventajas, entre ellas un régimen fiscal favorable y numerosos subsidios. “Los puntos principales del desarrollo de la economía del a península en el futuro serán, en primer lugar, los proyectos de infraestructuras, así como el desarrollo del complejo agroindustrial y del sector del consumo en un contexto más amplio, incluido el sector turístico y varios ámbitos de la industria y los servicios”, - añade Kliaguin.

En total, según Vasili Ujarski, analista macroeconómico de UFS IC, el proyecto de ley puede atraer a inversores, pero por ahora es pronto para hablar de resultados concretos. “Cualquier negocio busca, además de un buen potencial de beneficios, una ‘base’ estable y sólida. La situación en Crimea se encuentra lejos de ser estable, pero en el futuro podremos ver una afluencia de capital en la región y el proyecto de ley será un gran apoyo”, - añade Ujarski. Precisamente, justo la víspera de la publicación del nuevo proyecto de ley, las autoridades de la Unión Europea introdujeron una prohibición a la importación de productos de Crimea que afectará, en primer lugar, al vino y a los productos petroquímicos, advierten los expertos.

Lea más: Los turistas rusos comienzan a llegar a Crimea>>>

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.