Boicot de altos directivos occidentales al Foro Económico de San Petersburgo

El Foro Económio de San Petersburgo se celebrará entre el 22 y el 24 de mayo. Fuente: archivo.

El Foro Económio de San Petersburgo se celebrará entre el 22 y el 24 de mayo. Fuente: archivo.

Los altos directivos de las principales compañías internacionales se niegan a participar en el Foro Económico de San Petersburgo, entre el 22 y el 24 de mayo, debido al creciente conflicto alrededor de Ucrania. El boicot de los empresarios estadounidenses ha sido provocado por la administración de Barack Obama. Los expertos rusos reconocen que esto afectará a la imagen del Foro, aunque difieren en sus opiniones respecto a si esto afectará realmente a la cooperación económica.

El pasado 6 de mayo el viceministro de Economía, Serguéi Beliakov, informó en una entrevista para el canal de televisión Rossía 24 que los organizadores del Foro Económico Internacional estaban recibiendo una gran cantidad de declinaciones a participar en el foro por parte de los representantes de compañías extranjeras.

"La mayoría de estas personas habían confirmado su asistencia, aunque ahora han comunicado que se han visto obligadas a cambiar sus planes, - aclaraba el viceministro. – Para nosotros, por supuesto, esto es una pérdida, una sorpresa desagradable, aunque estábamos preparados para ello”.

El número de los representantes de compañías extranjeras confirmados, cuya lista está publicada en la página web del foro, asciende este año a 311 personas, un 40% menos que los participantes del foro en 2013. La reducción más significativa se ha producido entre las compañías estadounidenses, que en 2014 llevan al foro únicamente a 53 personas frente a las 109 de 2013. La cifra de representantes de los negocios de Italia y Alemania también se ha reducido seriamente, ya que acudirán al foro 10 y 14 personas menos, correspondientemente.

Entre las compañías que han rechazado su invitación se encuentran importantes empresas como PepsiCo, The Coca-Cola Company, Alcoa, ConocoPhilips, Bain & Co, PeMex y Goldman Sachs. Las compañías Caterpillar, Boeing y Boston Consulting Group han decidido participar confiando en el futuro desarrollo de la situación geopolítica.

Anteriormente, Bloomberg informó citando a fuentes anónimas que la Casa Blanca estaba presionando a las compañías estadounidenses que planeaban asistir al foro. Según esta agencia, Jack Lew, Secretario del Tesoro de los Estados Unidos, así como la Consejera Superior de Barack Obama Valerie Jarrett, llamaron personalmente a los supuestos participantes del foro y les informaron de que su viaje a San Petersburgo “no iba a ser una buena señal”.

Los expertos rusos opinan que la negativa masiva a participar dejará al Foro desprovisto de su sentido inicial.

Vladímir Klimanov, experto de la Academia Presidencial de Economía Nacional y Administración Pública de Rusia, señaló durante una entrevista para RBTH que el Foro de San Petersburgo está dirigido tradicionalmente a empresarios de alto rango y siempre ha sido una plataforma significativa para tomar decisiones. Generalmente, las ideas y declaraciones expresadas en el foro sirven para estimular nuevas iniciativas. “Sin duda, el boicot al foro por parte de los directivos de las principales compañías privará al foro de su sentido inicial. No habrá negociaciones ni intercambios de opiniones a alto nivel. Esto se reflejará seguramente en las decisiones relacionadas con la inversión”, opina Klimanov.

El analista principal de BCS, Maksim Shein, también señala que sin las primeras figuras de las compañías extranjeras más importantes, el foro será menos eficaz. “Seguramente habrá menos contactos y acuerdos. El gobierno estadounidense debería tener esto en cuenta y pensárselo dos veces, porque el negocio será el primero en salir perdiendo. El sector empresarial ruso también perderá, ya que Estados Unidos es su socio principal en muchos ámbitos. Aunque, pase lo que pase, los vínculos económicos no se romperán del todo. Hay que considerar esta situación como una especie de nueva etapa, como un estímulo para el desarrollo de las relaciones en otro nivel”, opina Shein.

Las declaraciones de Sergueí Beliakov en una entrevista televisiva confirman en parte esta opinión. El viceministro aseguró que Rusia “no cerrará las puertas de su economía a todo aquel que desee entrar en ella”. Aunque, según subraya Beliakov, “desarrollaremos en mayor medida nuestra colaboración con aquellas compañías que asistan al foro, ya que tendremos un contacto directo con ellas”. 

Maksim Shein no descarta que en adelante se pueda apostar por firmar contratos con empresas asiáticas. “No hay que descartar que Gazprom firme un importante acuerdo con China en el foro de este año”, comenta Shein en una entrevista para RBTH.

La división rusa de Ernst&Young opina que el rechazo a participar en el Foro de San Petersburgo de algunos altos directivos extranjeros no llevará a la ruptura de ningún acuerdo. “Yo no diría que estas negativas a la participación vayan a influir demasiado en el foro. En algunos casos se ha enviado a sustitutos, al evento acudirán miembros de los consejos de directores de las compañías, es decir, representantes de alto nivel, - señala en una entrevista para RBTH Alexander Ívlev, socio directivo de EY en Rusia. – Además, hay que tener en cuenta que todos los grandes contratos se preparan mucho antes del foro y el foro en sí no es más que el lugar donde se firman. De modo que, en mi opinión, los contratos ya preparados se firmarán igualmente. Estoy seguro de que estas dificultades temporales no influirán en gran medida en el desarrollo de las relaciones de cooperación con nuestros socios europeos y transoceánicos. Los inversores extranjeros no abandonarán el mercado ruso”, opina Ívlev.