Gazprom atrae el interés de los Rotshchild

Tras la caída del precio de las acciones los inversores de la famosa corporación se fijan en la empresa rusa. Fuente: Alexéi Kudenko / RIA Novosti

Tras la caída del precio de las acciones los inversores de la famosa corporación se fijan en la empresa rusa. Fuente: Alexéi Kudenko / RIA Novosti

Gazprom se ha convertido en la empresa pública más grande del mundo, según el indicador EBITDA, superando a Apple y ExxonMobil. Al mismo tiempo se ha sabido que Rothschild Investment Corporation, de la familia Rothschild, ha empezado a acaparar de forma masiva acciones de Gazprom.

A finales de abril Gazprom publicó un informe con las cuentas anuales consolidadas de 2013. Conforme a este documento, ha escalado dos posiciones, de la 3ª a la 1ª, gracias al incremento del 22 % del EBITDA, que registró 2,009 billones de rublos (61.400 millones de dólares). En segundo lugar aparece la compañía asiática Petrochina (57.780 millones de dólares); en tercero, ExxonMobil (57.480 millones de dólares) y, en cuarto, Apple (55.760 millones de dólares).

Por beneficios netos, Gazprom ocupa el 5º puesto a nivel mundial (35.620 millones de dólares) y, por ingresos, el 16º puesto (106.400 millones de dólares).

Los expertos consultados con respecto a estas informaciones publicadas en Védomosti consideran que el liderato de Gazprom en la clasificación según el indicador EBIDTA se debe a la cifra récord de exportación de gas a Europa, que aumentó un 16,3%, hasta alcanzar una cuota del mercado europeo del 30%. Además, los precios del gas apenas han variado. Europa es el principal mercado de Gazprom, constata el analista de Ankorinvest, Serguéi Vajraméiev. El Viejo Continente supone el 40% de los ingresos de la compañía.  

El EBITDA (acrónimo en inglés de Earnings Before Interest, Taxes, Depreciation, and Amortization) es un indicador financiero que muestra el beneficio bruto de explotación calculado antes de la deducibilidad de los gastos por intereses o de impuestos o las disminuciones de valor por amortizaciones. Este índice sirve para medir la capacidad de generar beneficios de una compañía partiendo solo de su actividad productiva. Se utiliza para establecer comparaciones con empresas análogas del sector, permite determinar la eficiencia de la actividad de la compañía independientemente de las deudas que haya contraído con distintos acreedores y el Estado.

Sin embargo, el crecimiento de los indicadores financieros no se ha reflejado de ningún modo en la capitalización de Gazprom, que sigue estando infravalorada. La compañía no figura entre las cien primeras de acuerdo a ese índice. El 29 de abril Gazprom sólo ocupaba el puesto 110º. El mercado estimó el valor de la compañía en aproximadamente 85.000 millones de dólares. Sirvan estos datos para comparar: el 29 de abril el valor de ExxonMobil rondaba los 436.080 millones de dólares, y la compañía más cara del mundo, Apple, 511.740 millones de dólares. 

Los Rothschild invierten en Gazprom

No es casual que la disminución del precio de las acciones de Gazprom haya atraído la atención de la dinastía Rothschild hacia ellas. En el primer trimestre de este año, Rothschild Investment Corporation ha septuplicado la inversión en Recibos Depositarios Americanos de Gazprom, hasta alcanzar los 1,7 millones de dólares. Sobre este particular se informa en los documentos de la Fundación dirigidos a la Comisión de Bolsa y Valores de Estados Unidos.

“Para la familia Rothschild, que desde hace mucho tiempo es un símbolo de riqueza y poder, esta no es una suma grande, pero es un indicio que permite pensar que la situación del mercado ruso puede enderezarse todavía”, opina Kira Yujtenko, analista de la empresa de servicios bursátiles FBS, en declaraciones al periódico Vzgliad.

En el primer trimestre de 2014 el precio de la acción de Gazprom oscilaba entre 2-3 dólares (según el tipo de cambio actual, 120-145 rublos). Cabe recordar que, después de la crisis de 2008, una acción de Gazprom llegó a costar 9 dólares (según el tipo de cambio de 2011: 247 rublos).

Las acciones de Gazprom ahora están subestimadas, considera la analista Yujtenko. Y la evolución del valor de sus acciones dependerá por completo de la postura de Occidente. “Si Occidente impone unas sanciones económicas más duras a Rusia, todos sufrirán las consecuencias, y Gazprom en primer lugar.  En ese escenario los precios de las acciones de Gazprom caerían a mínimos, alrededor de los 2 dólares”, considera Kira Yujtenko.

“Si la tensión en las relaciones ruso-ucranianas disminuye, el valor de las acciones del gigante ruso volverá a alcanzar el nivel de los 3 dólares (135 rublos), para luego seguir subiendo”, dice la experta. 

Artículo redactado a partir de informaciones publicadas en Védomosti y Vzgliad.