Cameron y Putin, a favor de seguir trabajando por la estabilidad en Ucrania

El primer ministro británico, David Cameron, y el presidente ruso, Vladímir Putin, se mostraron hoy de acuerdo en que sus gobiernos deben continuar trabajando "estrechamente", a fin de "encontrar maneras de ayudar a restaurar la estabilidad en Ucrania".

En una conversación telefónica, "el primer ministro subrayó la importancia de encontrar una manera de disminuir la tensión de cara a las elecciones presidenciales en Ucrania del 25 de mayo, así como su visión de que el proceso de Ginebra continúa siendo la mejor manera de lograrlo", según un comunicado de Downing Street, residencia y despacho oficial del jefe del Gobierno británico.

Cameron reiteró el compromiso del Reino Unido "tanto en la implementación del Acuerdo de Ginebra en colaboración con los gobiernos ucraniano y ruso como con todos los ucranianos para que puedan participar en unas elecciones democráticas libres y justas", indicó en la nota un portavoz de Downing Street.

Los acuerdos de Ginebra -alcanzados entre la Unión Europea (UE), Estados Unidos, Rusia y Ucrania el pasado 17 de abril- pretenden avanzar y poner fin a las acciones de insurrección en el este ucraniano, de modo que se puedan celebrar elecciones abiertas el 25 de mayo.

Según el líder conservador, "una nueva desestabilización en Ucrania resultaría inevitablemente en la imposición de sanciones de largo alcance por parte del G7 y de la Unión Europea".

"El primer ministro y el presidente Putin estuvieron de acuerdo en que sus gobiernos deberían continuar trabajando estrechamente para encontrar maneras de disminuir la tensión en la situación actual y para ayudar a restaurar la estabilidad en Ucrania", agregó la fuente.

Por otra parte, el titular ruso de Asuntos Exteriores, Serguéi Lavrov, advirtió hoy de que, si Estados Unidos y la UE insisten en la adopción de sanciones económicas contra Moscú por la crisis en Ucrania, el Gobierno de Putin estudiará tomar medidas de respuesta.