Crimea podría convertirse en la nueva Las Vegas

El volumen de inversión está valorado en 1.500 millones de dólares. Fuente: ITAR-TASS

El volumen de inversión está valorado en 1.500 millones de dólares. Fuente: ITAR-TASS

En Crimea se construirá una zona de juego. Con ayuda de los casinos y las máquinas de juego el gobierno ruso planea atraer los fondos necesarios para el desarrollo de la península, incluyendo a inversores extranjeros. El volumen total de inversión en el proyecto está valorado en 1.500 millones de dólares.

El presidente de Rusia, Vladímir Putin, ha introducido en la Duma Estatal, cámara baja del parlamento, un proyecto de ley para la creación de una zona de juego en Crimea. El Gobierno planea abrir los primeros casinos de la península a finales de 2016 y estima que se convierta en competencia directa de Montecarlo, Las Vegas y Macao.

Desde el punto de vista del desarrollo de la península, este proyecto podría crear más de 10.000 puestos de trabajo. El Gobierno ruso planea involucrar a inversores extranjeros para la construcción de hoteles y casinos. El volumen total de la inversión en la primera etapa del proyecto se estima en 1.500 millones de dólares, de los cuales el presupuesto local aportará únicamente fondos para crear las infraestructuras necesarias.

Los diputados de la Duma Estatal ya se muestran dispuestos a apoyar la iniciativa del presidente. “Es una decisión muy acertada, este tipo de zona en Crimea puede aportar muchos beneficios”, declaraba a la agencia RIA Novosti Mijaíl Emeliánov, vicedirector del comité de la Duma Estatal para asuntos de política económica.

Por ahora no se sabe dónde exactamente se situará esta nueva zona recreativa: el lugar concreto lo decidirán las autoridades de Crimea. Según el vicepresidente del Consejo de Ministros de la república, Rustam Temirgalíev, lo más probable es que se escoja el sur de Crimea, la zona más popular entre los turistas.

En ese caso, la zona de casinos ocupará un territorio de 100 hectáreas en la costa. En la actualidad, en este lugar se hallan tres balnearios que únicamente se utilizan dos meses al año.

Otra opción es construir los casinos en otra zona conocida, Gurzuf, a 2-3 kilómetros de la carretera Alushta – Yalta. La ley sobre zonas de juego prohíbe crear este tipo de zonas en las ciudades, aunque los casinos podrían estar situados justo fuera los límites de la ciudad.

Según el director comité de la Duma Estatal para asuntos de política económica, Ígor Rudenski, la zona de juego podría construirse cerca de Simferópol, junto al aeropuerto principal de la península. Por ese mismo motivo se creó en su momento una zona de juego en Armenia, situada muy cerca de su principal aeropuerto, Zvartnots. 

La experiencia extranjera

El Gobierno ruso está intentando emular la experiencia estadounidense de construcción de casinos en zonas aisladas y en primer lugar ha tomado el ejemplo de Las Vegas, un centro de juego que fue creado lejos de las principales instalaciones de infraestructuras.

Desde el 1 de julio de 2009 en Rusia está prohibido el negocio del juego fuera de cuatro zonas especiales. Sin embargo, los inversores únicamente se han interesado por la zona de juego de la región de Krasnodar, situada en el sur del país.

Por otro lado, las zonas de casinos de la región de Primórie, de Kaliningrado y de Altái no están teniendo éxito y su apertura se posterga continuamente.

“La diferencia de estas zonas consiste en que están situadas en centros del país demasiado alejados de los aeropuertos y de las infraestructuras”, comenta a RBTH el director gerente de ZipRealty, Evgueni Skomorovski. Según este, en este sentido Crimea es muy distinta de las demás zonas por ser un destino turístico ya formado.

Tras la celebración de los Juegos Olímpicos de Sochi, German Gref, director del principal banco ruso, Sberbank, propuso en una entrevista para el canal de televisión Rossía abrir una zona de juego en Sochi, pero el proyecto no recibió el apoyo de las autoridades federales.

El director de Sberbank planeaba de este modo acelerar la amortización de la inversión en la construcción de hoteles para las Olimpiadas. La idea de Gref ya ha encontrado el apoyo del director del mayor lobby de negocios del país, la Unión Rusa de Industriales y Empresarios, el antiguo vice primer ministro del gobierno Alexander Shojin.

En la práctica internacional, la legalización del negocio del juego contribuye muy a menudo al desarrollo de importantes destinos turísticos. El caso reciente más conocido es la ciudad georgiana de Batumi, donde por iniciativa del anterior presidente de Georgia, Mijaíl Saakashvili, la construcción de casinos y hoteles la convirtió en un destino turístico muy atractivo para los habitantes de las repúblicas vecinas.

De un modo similar se desarrollaron en su momento Montecarlo en Mónaco o la mayoría de los balnearios alemanes. En Estados Unidos, además de Las Vegas, existen otros ejemplos de rápido desarrollo de centros turísticos gracias al negocio del juego: la ciudad canadiense de Niagara Falls, en la frontera con Estados Unidos, atrae a los turistas gracias a sus casinos y máquinas de juego. En la ciudad homónima estadounidense el juego está prohibido, por lo que la mayoría de los turistas prefiere viajar a Canadá. 

Para la realización de este artículo se ha utilizado material de Gazeta.ru y RBC Daily.