Empresarios rusos se preparan para las sanciones económicas de Occidente

EE UU y la UE han anunciado que no temen las medidas, que en su mayoría afectarán a ciudadanos de a pie. Fuente: AP

EE UU y la UE han anunciado que no temen las medidas, que en su mayoría afectarán a ciudadanos de a pie. Fuente: AP

El secretario de Estado de los EE UU, John Kerry amenaza con sanciones económicas contra Rusia para finales de esta semana. Europa habla de endurecer la obtención de visados y de parar puntualmente los proyectos conjuntos. Autoridades y empresas rusas han dado a entender que este giro de los acontecimientos no les asusta y que cualquier medida en el mundo actual es un arma de doble filo.

EE UU amenaza con aplicar sanciones contra los bancos, organizaciones gubernamentales e inversores particulares, así como posibles limitaciones de visados para los rusos. "Hemos paralizado las actuales negociaciones con Rusia sobre comercio e inversiones", comunicó el servicio de prensa del representante comercial de los EE UU, Michael Froman.

El primero en insinuar las sanciones fue el presidente Barack Obama, el pasado 28 de febrero. Declaró que una invasión de Ucrania le saldría muy cara a Rusia, y que EE UU y la comunidad internacional se encargarían de que pagara por ello.

El director del Lombard Odier, Arnaud Leclerc considera que las medidas antirrusas golpearán fuertemente al mercado de valores ruso. "Durante el último año han salido muchos fondos de capital de Rusia y esta tendencia puede aumentar. Las grandes empresas también puede sufrir las sanciones.

Muchos institutos financieros extranjeros reducirán el límite de crédito de Rusia, lo que afectará al comercio. Las empresas rusas se verán obligadas a negociar con otros bancos, como por ejemplo los chinos o los japoneses", dice Leclerc.

Pero las sanciones también golpearán a EEUU: "En 2013 Rusia exportó productos a EE UU por un valor de 27.000 millones de dólares e importó de EEUU 11.000 millones. Además Rusia tiene unas grandes reservas de divisas estadounidenses y participa de forma activa en el mercado de valores norteamericanos".

Los Estados Unidos, probablemente perderán un mercado de salida de su carne (aves, cerdo y ternera) con un volumen de más de 500 millones de dólares. En 2013 Rusia importó 250.000 toneladas de carne de ave, por un valor aproximado de unos 300 millones de dólares.

El año pasado no se hubo ventas de cerdo y ternera ya que en febrero de 2013 Rosselkonadzor prohibió la venta de carne debido a la utilización de Ractopamina. La reanudación de las ventas de cerdo estadounidense deberían haber comenzado en breve. Sin embargo los estadounidenses anularon la visita de los veterinarios rusos que iban a resolver los problemas técnicos.

VSMPO-AVISMA, una empresa de producción de titanio, ha comentado a RBC que no temen a las sanciones de EEUU y que el empeoramiento de las relaciones entre los dos países no ha influido lo más mínimo en las relaciones y acuerdos entre la empresa y Boeing. Las empresas rusas suministran hasta el 40% de las necesidades de titanio de las empresas estadounidenses.

A finales de 2013 Morgan Stanley llegó a un acuerdo para vender a Rosneft su unidad global de comercialización de petróleo. Este acuerdo está siendo revisado por el Comité de inversiones extranjeras de EE UU. Las negociaciones se está realizando de acuerdo con la agenda acordada por las empresas, comunicó a RBC el representante de Rosneft.

"Hay que tener cuidado no tanto el rechazo directo del petróleo y gas rusos, sino de que Occidente acelere el proceso de independencia energética de Rusia", dice el director del Instituto de análisis estratégico de FBK, Ígor Nikoláev. "Europa puede aceptar ciertos gastos y pasarse a comprar gas licuado en Catar". 

Mínima amenaza de la UE

En palabras del senador Murphy las sanciones unilaterales de EE UU contra Rusia no serán demasiado efectivas si no se une la Unión Europea. Pero Europa de momento se mantiene a la espera.

Los jefe de exteriores de la UE, en un encuentro celebrado el 3 de marzo, declararon que si no se toman "medidas urgentes para aliviar la tensión en Ucrania" , acordarán, en una cumbre urgente de jefes de Estado y gobierno de la Unión Europea, "medidas concretas" en relación con Rusia.

De acuerdo con una fuente diplomática de RBC, durante el encuentro de los representantes de exteriores en Bruselas el 3 de marzo "no se habló de nuevas medidas o sanciones más duras en relación con Rusia que no fueran la congelación de las negociaciones sobre visados y el Acuerdo de colaboración con la UE".

La UE puede aplicar sanciones en relación con los ciudadanos: limitar los trasvases de capitales, prohibir la entrada de funcionarios, romper las negociaciones para facilitar los visados y suspender el estatus especial para estudiantes, científicos, cura de enfermedades o reunificación familiar.

En opinión del presidente de RSPP, Alexander Shojin, "podríamos estar hablando de las medidas moderadas que se toman tradicionalmente, contra los funcionarios, empresas estatales, etc.". "Es difícil que se congelen los activos de las empresas privadas o se las retire de la bolsa londinense. Pero puede ser una insinuación para que los bancos y fondos europeos replieguen sus programas en Rusia. En cualquier momento pueden trasladarlos a Brasil".

En opinión del profesor de la Facultad de Economía y Política Internacional de la Escuela Superior de Economía, Alexéi Portanski, los problemas de Rusia pueden surgir durante las negociaciones con miembros concretos de la OMC (por ejemplo que se le niegue la entrada a expertos rusos), pero es imposible sacar a Rusia de la organización.

“Sin embargo puede que se ralentice el proceso de entrada de Rusia en la OCDE”, admite el experto. Espera un empeoramiento del ambiente de las negociaciones internacionales en general: "Puede que sea más difícil defender la posición de Rusia por, ejemplo, en la tasa de recuperación de residuos, el ajuste energético europeo. 

Texto publicado originalmente en ruso en RBC.