El desarrollo regional clave para el crecimiento económico de Rusia

Según el informe presentado en Davos, los indicadores de 11 regiones están por encima de la media nacional. Fuente: Reuters.

Según el informe presentado en Davos, los indicadores de 11 regiones están por encima de la media nacional. Fuente: Reuters.

La sección rusa del Consejo para el Programa Global del Foro Económico Mundial ha presentado un informe titulado: “Las regiones rusas: motores de crecimiento”. En los últimos años los analistas del Foro se han centrado en los logros y los problemas de Rusia como conjunto. Este año, en cambio, un grupo de expertos dirigido por el exministro de Economía Alexéi Kudrin ha decidido centrarse en cada región rusa individualmente.

Las provincias rusas deben convertirse en las nuevas impulsoras del crecimiento económico, han dicho los expertos en el Foro Económico de Davos. En once regiones, los indicadores del clima económico y de inversión superan la media nacional. Pueden servir como ejemplo de buena práctica que se debe emular en el resto del país, según el informe.

“Las provincias rusas tienen que llegar a ser motores de crecimiento económico”, afirma Ígor Koval, jefe del departamento de políticas de inversión y cooperación pública y privada en el Ministerio de Desarrollo Económico. “Tenemos que incrementar el número de centros de inversión regionales. Los mecanismos de atracción de inversores para fomentar nuevos puntos de crecimiento en las regiones rusas incluyen una mayor cooperación con fondos de inversión y bancos, instituciones de desarrollo internacional y organizaciones financieras especializadas”.

“Hasta ahora, los investigadores tendían a centrarse en la debilidad de las instituciones rusas y su desfavorable clima de inversión”, explica el fundador y presidente del Foro, Klaus Schwab. “Suelen olvidarse de lo increíblemente diferentes que son las regiones rusas. Algunas de ellas están superando la media nacional. En la última década, han llevado a cabo reformas efectivas de las instituciones y han mejorado su clima de inversión”.

Ejemplos de éxito

Citando datos del Banco Mundial, los expertos del Foro de Davos han destacado las seis regiones rusas con el mejor clima de inversión: Uliánovsk, Mordovia, Osetia del Norte, Róstov, Tatarstán y Kaluga.

Uliánovsk

Cada historia de éxito tiene su propia receta. Uliánovsk, por ejemplo, es líder gracias a la buena disposición hacia los negocios del gobierno local y sus productivos esfuerzos para reducir la presión administrativa. 

Uliánovsk encabezó el ranking de ciudades rusas con el mejor clima de inversión elaborado por el Banco Mundial en 2012. Kazán quedó en 5º lugar. Moscú, utilizada normalmente como indicador del clima económico de toda Rusia, solo obtuvo el 30º puesto.

En su discurso en Davos, el gobernador Serguéi Morozov, afirmó que las inversiones en la región se habían duplicado en los últimos seis años, pasando de 1.000 millones de dólares en 2007 a 2.300 en 2013. Compañías mundialmente conocidas como Efes, Mars, Bridgestone, Isuzu, Bombardier y muchas otras se han establecido en la región de Uliánovsk. Se están construyendo 30 nuevas plantas industriales; sube también la inversión en la pequeña y mediana empresa. 

Kaluga

De Kaluga se han alabado su exitosa estrategia para atraer la inversión extranjera directa y su gran disponibilidad de mano de obra altamente cualificada. El fabricante alemán de neumáticos Continental y los fabricantes chinos de parabrisas FUYAO abrieron fábricas en la región en 2013, invirtiendo más de 20.000 millones de rublos (590 millones de dólares) en los dos proyectos. En 2012, la región de Kaluga atrajo unos 1.100 millones de dólares en inversión extranjera directa. Entre los inversores se cuentan gigantes como Volkswagen, Volvo, PSA Peugeot Citröen y Mitsubishi. También hay empresas españolas de automoción.

Tatarstán

Tatarstán se ha centrado en una regulación transparente, la colaboración entre el sector público y el privado y en la pequeña y mediana empresa. El presidente de la república, Rustam Minnijánov, también mencionó los esfuerzos para abrir centros de ingeniería en la región.

Minnijánov también se ha reunido en Davos con los responsables de una serie de empresas occidentales, incluyendo a Chris Dedicoat, el presidente de Cisco en Europa, Oriente Medio, África y Rusia. Minnijanov y Dedicoat hablaron sobre una propuesta para implantar un nuevo centro de desarrollo de eficiencia energética, hardware para el ahorro de energía y tecnologías informáticas en la zona económica especial de Innopolis en Tatarstán.

Haz click en la imagen para aumentarla

Minnijánov también se reunión con el responsable de tecnología de Lockheed Martin, Ray Johnson, para debatir las posibilidades de cooperación en el marco de proyectos como Smart City Kazan o el centro logístico multi-modal interregional de Sviyazh, así como otros proyectos de infraestructura en Tatarstán.

El informe de la WEF pronto será distribuido entre las mayores compañías de inversión del mundo; es de esperar que las anime a fijarse más en las regiones rusas.

Texto abreviado. Publicado originalmente en ruso en RBC Daily

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.