Desigualdad de ingresos en Rusia: el origen de todos los males

Según muestran los datos de un reciente estudio de Credit Suisse, la brecha económica en el país dificulta el funcionamiento social. Fuente: Ria Novosti

Según muestran los datos de un reciente estudio de Credit Suisse, la brecha económica en el país dificulta el funcionamiento social. Fuente: Ria Novosti

El tema de la desigualdad de ingresos en Rusia no es nuevo. Estamos acostumbrados a señalarlo y después archivarlo para continuar con nuestra vida cotidiana. Después de todo, hay gente rica en todas partes, y últimamente las desigualdades aumentan por doquier.

Asusta ver las cifras publicadas recientemente por Credit Suisse. El 35 % de la riqueza rusa está en manos de 110 personas solamente. Según este mismo informe, Rusia tiene la mayor tasa mundial de desigualdad de ingresos, solamente por debajo de unas pocas islas caribeñas. Aunque en este estudio no se incluyan datos sobre propiedad, tal y como ha señalado oportunamente Leonid Bershidski, de Bloomberg, el informe sigue siendo descorazonador.

Según el informe de Credit Suisse Research Institute,  publicado a principios de octubre, Rusia es uno de los países con una mayor desigualdad en salarios y distribución de la propiedad. Los analistas responsabilizan de esta desigualdad a la situación del mercado durante la fase de transición al capitalismo en los años 90, época en la que hubo un gran caos y se destruyeron los mecanismos de protección social de la era soviética.

Durante días, he ido leyendo los indignados comentarios sobre esta noticia que los rusos escriben en la red. “Qué vergüenza”, dicen. “Qué catástrofe.”

Si nos preguntamos dónde está el origen del cinismo ruso moderno, o por qué las instituciones sociales rusas están tan deplorablemente subdesarrolladas, o por qué existe ese feudalismo moderno en Rusia, ya podemos dejar de hacerlo. Las estadísticas sobre desigualdad de ingresos han puesto de manifiesto el problema.

“La desigualdad a escala global ha aumentado porque el crecimiento medio de los ‘países ricos’ entre los años 1980-2007 fue mayor que el de los ‘países pobres’, con la excepción de las grandes economías emergentes de mercado como China, India, Indonesia y Brasil. No obstante, esto ha cambiado en fecha reciente. La segunda razón del crecimiento de la desigualdad fue que la disparidad de los ingresos creció en la mayoría de países”. Branko Milanovic, economista jefe en el departamento de investigación del Banco Mundial

Sencillamente, una sociedad moderna no puede funcionar correctamente con este tipo de distribución de la riqueza. No solo dificulta el desarrollo económico, sino que también afecta psicológicamente a la gente. ¿Para qué esforzarse arduamente para conseguir una vida mejor si el ascensor social no es que esté roto, es que simplemente no existe?

Los economistas rusos han subrayado que este tipo de desequilibrio en la distribución de la riqueza es un factor determinante en la “degradación” del mercado laboral ruso. Los doctores y los científicos están tan mal pagados, por ejemplo, que los que tienen algún tipo de ambición o bien buscan suerte en el extranjero  o bien trabajan en departamentos de marketing o ventas, simplemente para llegar a fin de mes.

Todo, desde una severa reforma fiscal, incluyendo un muy debatido impuesto sobre el lujo, a sustanciosos incrementos salariales, se discuten cuando se trata de enfrentarse a este problema.

Lo que es evidente en cualquier caso es que la desigualdad de ingresos no es un problema que se pueda resolver en un par de días con medidas populistas. No solo se necesita una enorme voluntad política, sino que es preciso un cambio más individual, más profundo para comprender cómo debería funcionar el mundo. Dicho de manera sencilla, más rusos deberían entender que merecen algo mejor, pero que eso implica un proceso gradual y lleno de dificultades. 

Artículo publicado originalmente en The Moscow News.