Superjet ha sido reconocido como producto europeo

Bancos del entorno de la UE conceden créditos por valor de 800 millones de euros para la compra de estos aviones. Fuente: servicio de prensa

Bancos del entorno de la UE conceden créditos por valor de 800 millones de euros para la compra de estos aviones. Fuente: servicio de prensa

Las agencias de crédito a la exportación de la UE y bancos americanos han decidido que el SSJ 100 es un producto europeo y le han concedido créditos por valor de 800 millones de euros a la mexicana Interjet para la compra de 30 de estos aviones.

Una persona cercana a Avión Civil Sujói (GSS en sus siglas en ruso) y empleado de una importante empresa rusa de leasing le han comentado a Védomosti que, como el 70% de los complementos del Superjet son de fabricación europea, se considera un avión europeo y por lo tanto puede ser financiado por las agencias de crédito a la exportación de la UE. Este es precisamente el mecanismo que utilizó la mexicana Interjet para comprar en febrero 20 aviones y obtener opción a compra para otros 10. Por eso, además de las rebajas (cada avión le costó a la empresa alrededor de 23 millones cuando el costo por catálogo es de 35 millones de dólares), los bancos extranjeros le dieron a los mexicanos una financiación alrededor de un 3% más barata de la que obtienen las empresas que se financian a través de los institutos de financiación rusos, dice el segundo de nuestros entrevistados.

Esta persona, cercana al GSS, afirmó: la rebaja ha sido para el primer gran pedido en el mercado occidental. Pone como ejemplo que la competencia directa de Superjet, el Embraier 190 y el CRJ 1000, con un precio en catálogo de 40 millones de dólares, se venden por 25-28 millones, el Superjet antes salía perdiendo frente a estos en el precio solo por culpa de la financiación. El representante de GSS declinó hacer comentarios.

El presidente de Interjet, Miguel Alemán, le comentó a Védomosti que "la línea de crédito para la compra de Superjet nos la ofrecieron bancos americanos", alrededor de 800 millones de dólares. No dijo ni el nombre de los bancos ni la tasa de interés. "Pero las garantías para la compra de los aviones se obtuvieron en Europa: la italiana Sace, la francesa Coface, y también en la rusa Exar (Agencia de aseguración a la exportación de Rusia, a través de la estructura Vneshekonombank)", continúa Alemán, “además después de su llegada a México los aviones se transferirán al balance no de la compañía aérea, sino de sus filiales de leasing, en realidad será ella la que compre los aviones y en las cuentas de Interjet mostrarán unos grandes beneficios”.

La compañía aérea mexicana firmó un contrato para 15 SSJ 100, con opción a otros cinco, a finales de 2011 y posteriormente lo aumentó. Hoy en día Interjet ya explota dos Superjet. El año que viene planea situar el Superjet en vuelos a EE UU y a países de la cuenca del Caribe. De acuerdo con el plan de negocios de la compañía aérea, se planea aumentar la flota hasta los 90 aviones, 30 de los cuales serán Superjet y el resto A320. "La cabina de formación de pilotos es igual y la mayoría del aparataje idéntico. La única diferencia es el tamaño de los aviones, 100 y 180 asientos respectivamente, y la autonomía. En las rutas de menos de una hora pondremos a los Superjet, en rutas más largas al Airbus 320", comenta Alemán.

Una persona que conoce los detalles del acuerdo con la empresa mexicana dice que la decisión de apostar por el avión ruso se tomó en primer lugar por el esquema de financiación y en segundo lugar por las características técnicas del avión. Son prácticamente iguales que las de la competencia, según él.

Otras compañías aéreas, compradores de Superjet, todavía no han conseguido obtener esta financiación. Rusia todavía no ha firmado la Convención de Cape Town, explica esta persona que conoce los detalles del acuerdo con la compañía aérea mexicana, una convención que garantiza el derecho de los propietarios de los aviones, por eso el índice de las compañías aéreas rusas sigue siendo baja. Otros compradores extranjeros de Superjet, los transportadores aéreos de países del tercer mundo, también tienen un índice bajo. Interjet es la segunda compañía aérea mexicana y tiene un buen tráfico: el pronóstico para 2013 es de 10 millones de pasajeros, tantos como transportó en 2012, por ejemplo, Transaereo.

Ahora la tasa de interés media para la compra de un opción de tecnología de aviación en el mundo es de 2-3% al año, dice este funcionario federal, en Rusia hasta hace poco era de 10%. Pero el año pasado el Vneshekonombank aprobó un nuevo esquema en el que participan sus propias estructuras: Exar asegura el riesgo, Roseximbank concede garantías a los compradores de los aviones, lo que ha permitido reducir la tasa hasta un 5,5%.

La primera vez que se probó este esquema fue con el Superjet que se vendió a Laos. Ahora el Vneshekonombank intenta ratificar los documentos internacionales necesarios para reducir la tasa a un nivel internacional, dice este funcionario federal.

"Que el coste de financiación es más bajo en Europa, en concreto en Italia y en Francia, en comparación con Rusia, es una realidad objetiva", se queja la jefa de la dirección de comunicación exterior de Exar, Ekaterina Karasina, y para garantizar unas condiciones cómodas a los compradores del SSJ 100, el Exar junto con las agencias de crédito a la exportación de Italia y Francia (Sace y Coface), ya han desarrollado una cobertura de aseguración única que no aumentará el precio de la financiación en comparación con el coste de la financiación de otros fabricantes aeronáuticos mundiales. El Exar también ha creado una colaboración con bancos internacionales que, en principio, tienen costes de financiación más bajos que en Rusia. De esta forma el esquema de Interjet es el primer paso de un nuevo modelo: Se puede desarrollar algo parecido para otras compañías aéreas.

Artículo original en ruso

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.