Los BRICS invertirán 100.000 millones de dólares en un fondo de reserva

Esperan protegerse en caso de que algunos de los miembros del grupo sufra una fuerte depreciación de su moneda. Fuente: PhotoXpress

Esperan protegerse en caso de que algunos de los miembros del grupo sufra una fuerte depreciación de su moneda. Fuente: PhotoXpress

Los líderes de los países de los BRICS (Brasil, Rusia, la India, China, Sudáfrica) trabajan en la creación de un banco de reserva con un capital inicial de 100.000 millones de dólares, según ha anunciado el viceministro de finanzas de la República Popular China, Zhu Guangyao.

Fue Brasil quien en 2012 propuso crear un fondo de ayuda mutua que permitiera, en caso de deteriorarse el volumen de capital de algún miembro de los BRICS, obtener el respaldo de los socios del bloque. El acuerdo para la formación del fondo fue firmado por los ministros de finanzas de los distintos países en marzo de 2013, durante la cumbre de Durban

La participación en el fondo, está prevista de la siguiente manera: China proporcionará cerca de 41.000 millones de dólares; Rusia, Brasil y la India aportarán 18.000 millones cada uno y Sudáfrica 5.000 millones.

En estos momentos, los bancos centrales de los cinco países están estudiando el mecanismo de creación del fondo y la coordinación de sus tareas con las políticas del FMI, según comenta un empleado de este organismo.

Los BRICS se muestran preocupados por la intención de la Reserva Federal  de EE UU (FED) de reducir su programa de estímulo económico. Entre otras cuestiones porque este organismo emplea 85.000 millones mensuales en la compra de valores. La semana pasada, a raíz de la publicación de las actas del Comité Federal de Mercado Abierto de la FED  correspondientes al mes de julio, se produjo una brusca caída de las monedas de los países emergentes.

Los valores más afectados fueron el del real brasileño, con una caída del 3,68 % en un día, y la rupia india, que cayó un 4,32 %. Brasil se vio obligada a anunciar una intervención de 60.000 millones de dólares para mantener el nivel de liquidez.

En un año todas las monedas nacionales de los BRICS han perido valor: la rupia un 16,9 %; el real brasileño, un 15,5 %; el rand sudafricano un 18,07 %; el rublo, un 3,95 %; y el yuan, un 3,86 %.

Christine Lagarde, directora gerente del FMI, ha aconsejado a los bancos centrales de los países del G20 establecer una línea de defensa conjunta. Según sus palabras, la FED y los principales bancos centrales deberían considerar las consecuencias que acarrearía un cambio de los programas de estímulo para todas las economías. 

Andrew Cunningham, de Capital Economics, cree que los países emergentes desean ampliar su grado de influencia en el mercado financiero internacional “pero la cuestión es hasta qué punto están dispuestos a invertir en ello”. 

Artículo publicado originalmente en ruso en Védomosti.

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.