Baja la previsión de crecimiento económico en Rusia

El Ministerio de Desarrollo Económico cambia el 2,4 % inicial por un 1,8 % de aumento de PIB para este año. Fuente: PhotoXpress

El Ministerio de Desarrollo Económico cambia el 2,4 % inicial por un 1,8 % de aumento de PIB para este año. Fuente: PhotoXpress

El Ministerio de Desarrollo Económico ha rebajado la previsión de crecimiento del PIB en Rusia en 2013, del inicial 2,4 % a un 1,8 %. Los datos fueron aportados por el viceministro Andréi Klepach, según comunica Interfax.

El viceministro también pronosticó la caída del crecimiento de la producción industrial del 2 % al 0,7 %. Las estimaciones acerca de la fuga de capitales pasan de 30.000 a 70.000 millones de dólares.

La previsión de crecimiento económico para 2014 también empeora, pasando del 3,7 % al 2,8-3,2 %. Tal y como aclara la agencia RIA Novosti, la estimación del crecimiento del PIB para 2015 se vería reducida del 4,1 % al 3,2 – 3,4% y, para 2016, del 4,2 % al 3,3 – 3,7 %.

El Banco Central tampoco espera que este año el crecimiento del PIB supere un 2 %. En su informe de julio sobre reguladores de la política monetaria y crediticia, escribió que la moderación del crecimiento de la economía rusa se ve influida por la rebaja de los precios del petróleo, la crisis en la zona euro (que limita las exportaciones) y otros factores externos.

A mediados de agosto, el Ministerio de Desarrollo Económico comunicó que había revisado los datos de crecimiento económico del primer semestre del año. La estimación se redujo del 1,7 % al 1,4 %. A modo de comparación, cabe señalar que en los primeros seis meses de 2012, el PIB de Rusia aumentó en un 4,5 %.

La desaceleración del crecimiento económico tiene lugar en un contexto de aceleración de la fuga de capitales y caída de la producción industrial. En particular, en los primeros seis meses de 2013, el crecimiento de la producción industrial fue igual a cero, mientras que la salida de capitales ascendió a los 45-47.000 millones de dólares. 

Artículo publicado originalmente en ruso en Lenta.

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.