Enganchados a las redes sociales: el uso en el trabajo provoca pérdidas de 10.000 millones de dólares

Los rusos dedican una media de 12, 8 horas al mes y su uso afecta a la productividad laboral. Fuente: ITAR-TASS

Los rusos dedican una media de 12, 8 horas al mes y su uso afecta a la productividad laboral. Fuente: ITAR-TASS

La actividad de los habitantes de la Federación Rusa en las redes sociales le cuesta a la economía del país 10.000 millones de dólares, una cantidad importante, pero es 65 veces menor que lo que pierde EE UU.

Según estimaciones de la empresa eMarketer, a finales del año 2012 el número de usuarios rusos en las redes sociales se acercaba a los 51,8 millones, y Rusia había ascendido al quinto puesto mundial por cantidad de público en los medios sociales. 

Según datos de ComScore, los habitantes de Rusia pasan en las redes sociales una media de 12,8 horas al mes, lo que supone el índice más alto del mundo. Los siguiente cinco países más activos por la cantidad de tiempo dedicado a las redes sociales son Israel (11,1 horas al mes), Argentina (10,7), Turquía (10,2) y Chile (9,8). La media global es de solo 5,7 horas. 

Según estimaciones de FBK, en el año 2012 cada trabajador ruso que frecuentó activamente las redes sociales perdió, en total, 3187,2 minutos o lo que es lo mismo, 53,1 horas de tiempo de trabajo.

Vkontakte, con 30 millones de usuarios, Odnoklassniki.ru con 26 millones y Moi mir con 23 millones continúan siendo lasredes sociales más populares en Rusia. Los grandes proyectos mundiales como Facebook y Twitter también aumentan gradualmente su presencia, a finales del año pasado se acercaban a los 16 y 5 millones de usuarios respectivamente, pero no consiguen las mayores cuotas de mercado como en otros lugares. 

Los especialistas de la empresa de consultoría FBK también han hecho sus cuentas: el año pasado la afición a la comunicación virtual pudo haberle costado a la economía del país entre  9.400 y 10.400 millones de dólares). 

10.000 millones de dólares para el presupuesto federal ruso no es un cantidad extremadamente elevada, pero sí notable. Por ejemplo, es equiparable a los gastos globales en vivienda, cultura, cine y medios de comunicación (unos 8.500 millones de dólares) o con la inversión en mantenimiento de los transportes, cercana a los 8.000 millones. 

Por otra parte, en comparación con los valores análogos en EE UU y Gran Bretaña, Rusia todavía está lejos. Según diferentes estimaciones, la economía estadounidense pierde hasta 650.000 millones de dólares al año debido a la actividad virtual de los ciudadanos durante su jornada laboral. 

Según cálculos de FBK, las mayores pérdidas económicas las causan los usuarios activos de redes sociales que trabajan en el sector financiero y en transacciones con inmuebles, así como en el sector servicios (unos 2050 millones de dólares); en segundo lugar, los trabajadores de la enseñanza (1.200 millones de dólares); en tercer lugar, los trabajadores públicos (algo más de 1.000 millones). 

Lógicamente, las menores pérdidas se dan en los sectores donde los trabajadores están ocupados principalmente no en tareas de oficina, sino que trabajan en el sector agrícola y el forestal. 

“Los empresarios ya se han dado cuenta de la gravedad del problema e incluso están tomando medidas. Podemos pronosticar que van a verse obligados a intensificar los esfuerzos para enfrentarse al tiempo que pasan sus trabajadores en las redes sociales, especialmente si se tiene en cuenta que el problema del aumento de la productividad en el trabajo sigue estando vigente en la economía rusa”, ha comentado Ígor Nikoláiev, director del Instituto de Análisis Estratégicos de FBK. 

La analista de Investcafe Daria Pichúguina cree que estas estimaciones están predispuestas a exagerar el daño económico causado por la comunicación en las redes sociales de los empleados de una empresa. En su opinión, las pausas para fumar producen pérdidas similares. “No hay investigaciones exactas sobre si las redes sociales disminuyen la eficiencia laboral. Sin embargo, se sabe que un trabajador tiene que hacer pequeños descansos cada hora para aumentar su efectividad laboral”, asegura la experta. 

Un público cada vez más joven 

La gran mayoría de los usuarios en las redes sociales son jóvenes, y en Rusia la edad media de los usuarios de la comunicación virtual esté descendiendo. De acuerdo con la investigación de la empresa Kaspersky Lab, los niños rusos ya se han convertido en plusmarquistas mundiales de tiempo invertido en redes sociales. 

Así, estas páginas son visitadas regularmente casi por el 60% de los niños rusos, mientras que el indicador medio en el mundo no supera el 25%. 

El segundo lugar preferido por los jóvenes usuarios de internet lo ocupan las tiendas en línea (9,1% de usuarios jóvenes). Páginas eróticas (8,9%), servicios de correo (5,7%), juegos y chats (3,1%) mantienen su popularidad. 

Según los datos de Kaspersky Lab, una familia rusa tiene de media 3,6 dispositivos con acceso a internet, y el 16% de los hogares tiene todos los tipos de equipamiento electrónico: ordenador, portátil, smartphone y tableta. 

Se puede admitir que estos futuros trabajadores, acostumbrados desde la infancia a dedicarle mucho tiempo a comunicarse en las redes sociales, harán su contribución a las pérdidas económicas globales a causa de la actividad virtual en horas de trabajo. Aunque también es innegable su gran potencial como futuro consumidor online.