Banco Europeo de Desarrollo a Rusia: “No repitáis los errores de la UE”

Víctor Jristenko, director de la Unión Aduanera (a la izquierda) y Kairat Kelimbetov, viceprimer ministro de Kazajistán (a la derecha) en una sesión del Foro Económico de San Petersbursgo. Fuente: Ria Novosti

Víctor Jristenko, director de la Unión Aduanera (a la izquierda) y Kairat Kelimbetov, viceprimer ministro de Kazajistán (a la derecha) en una sesión del Foro Económico de San Petersbursgo. Fuente: Ria Novosti

Según Eric Berglog, del BERD, Rusia ha sido la mayor beneficiada del crecimiento del comercio dentro de la Unión Aduanera, pero la organización corre el riesgo de repetir los errores de la UE si no crea instituciones efectivas.

Tanto los funcionarios rusos como occidentales elogiaron la Unión Aduanera entre Bielorrusia, Kazajstán y Rusia en un panel sobre integración económica dentro del Fórum de Integración Económica de San Petersburgo.

"En 2012 el crecimiento del comercio ruso dentro de la unión aduanera superó significativamente al crecimiento del mismo en el resto del mundo", declaró Tatiana Valovaya, ministra para Integración y Macroeconomía de la Comisión Económica Euroasiática (CEE). "Si nuestro crecimiento total en comercio exterior fue de alrededor del 3% el año pasado, el crecimiento dentro de la Unión Aduanera superó el 9%. El crecimiento anual en el comercio de bienes manufacturados dentro de este espacio aduanera ha pasado del 18% en el momento de su fundación hace tres años a un 23% actual".

La Unión Aduanera entre Rusia, Bielorrusia y Kazajstán se creó el 1 de enero de 2010 como parte de un intento por crear un espacio único entre la UE y el Espacio Económico Eurasiático para 2015. En julio de 2011 se retiraron las aduanas en las fronteras entre los tres países lo que tuvo como consecuencia una explosión en los niveles de comercio.

"En los últimos 20 años se habían perdido un gran número de importantes lazos económicos que existían entre las repúblicas soviéticas", dice María Makárova, directora de marketing del Centro B2B. "Hoy en día el comercio electrónico está ayudando a restaurar esos lazos".

Víctor Jristenko,  que encabeza la Comisión Económica Euroasiática, fue aún más lejos: "El Banco Europeo para la Reconstrucción y el Desarrollo (BERD) ha definido a la Unión Aduanera como el proyecto de integración económica más exitoso en todo el antiguo espacio soviético". 

Sin embargo Eric Berglof, del BERD, también tuvo palabras de cautela: "Hay consecuencias políticas y económicas muy reales del Espacio Económico Euroasiático. Entre las positivas está la creación de comercio y la movilidad laboral, entre las negativas un comercio menos eficiente con socios menos competitivos y una distribución irregular de los beneficios (efecto diferencial). Rusia es hasta la fecha, claramente, la más beneficiada de todos los socios".

"Como hemos podido aprender de la UE", concluye Berglof, "si la integración es demasiado rápida el tiro puede salir por la culata. Así que tienen que ser cuidadosos y centrarse en mejorar las instituciones comunes y mitigar el efecto diferencial".

Jristenko respondió rápidamente que "la idea de la unión aduanera fue expresada por el presidente de Kazajstán, Nursultán Nazarbayev, ya en 1994. Tan solo los hemos tomado pasos reales en los últimos tres años".  

El viceprimer ministro ruso, Ígor Shuválov, recalcó la naturaleza económica del proyecto. "Hay gente en los tres países, principalmente de la generación más vieja, con buenos recuerdos de la URSS, a quienes les gustaría que la Unión Aduanera fuera una potencia política mundial. Tengo que decir con completa honestidad que la unión de instituciones políticas no está en la agenda de esta organización en ningún nivel".

Otros países como Armenia, Kirguistán, Tayikistán, Ucrania y Vietnam, han mostrado ya su interés en unirse a la CEE. La antigua secretaria de Estado de los EEUU, Hillary Clinton, denunció a la CEE como un intento de Rusia de reafirmar su control sobre el espacio postsoviético.

"La UE es muy cautelosa en cuanto a la integración económica con la Unión Aduanera porque tiene la sensación de que tienen valores diferentes", dijo Alexander Rahr, consultor ejecutivo de Wintershall. "Los EE UU han estado ofreciendo a la UE una zona de libre comercio  durante los últimos 15 años, pero Europa no ha reaccionado de forma positiva hasta hace muy poco. Al mismo tiempo, se muestran tibios frente a la oferta de una zona de libre comercio con la Unión Aduanera a pesar de que esta opción sería más beneficiosa para ellos".