Arranca el Foro Económico de San Petersburgo

Se trata del acontecimiento empresarial más importante del año en Rusia y en esta ocasión coincide con la presidencia del G20. Fuente: RIA Novosti

Se trata del acontecimiento empresarial más importante del año en Rusia y en esta ocasión coincide con la presidencia del G20. Fuente: RIA Novosti

Se celebra del 20 al 22 de junio. La sesión plenaria tendrá lugar el 21 de junio. El programa girará en torno a temas como la agenda global del crecimiento económico sostenible, Rusia en la agenda internacional y los nuevos catalizadores del cambio. Debido a la presidencia rusa del G20 este año, el foro acogerá a los miembros de la cumbre empresarial B20. Repasamos los eventos más destacados de la primera jornada.

El Foro Internacional Económico de San Petersburgo es el acontecimiento de negocios más importante de Rusia. La decimoséptima edición comienza hoy y se prolongará hasta el próximo día 22 de junio. Más de 5.000 participantes de 30 países discutirán las perspectivas de la economía mundial y las vías para conseguir el crecimiento económico. Repasamos los eventos más destacados que han tenido lugar en el día de hoy.

Vladímir Putin se reunió con el primer ministro holandés, Mark Rutte, invitado especial al foro. Conversaron sobre los aspectos principales de las relaciones bilaterales, prestando una atención especial a las perspectivas de colaboración en el ámbito económico y comercial, así como a la realización de los acuerdos alcanzados durante la visita oficial de Putin a Holanda en abril de este año.

En este sentido, el presidente ruso Vladímir Putin declaró: “Estamos desarrollando una gran cantidad de proyectos conjuntos a gran escala. Esto siempre es importante, pero si tenemos en cuenta el estado crítico de la economía mundial, es algo doblemente importante”.

Por su parte, Rutte también elogió el nivel de las relaciones bilaterales y señaló que los principales ámbitos de desarrollo de estos vínculos son la agricultura, la energía, la infraestructura y la sanidad.

Holanda es uno de los principales socios comerciales de Rusia, el primero de Europa en volumen de comercio y el segundo del mundo después de China. En 2012 el comercio mutuo creció en más de un 20% y alcanzó un índice récord de 82.700 millones de dólares.

A finales del primer trimestre de este año en la economía rusa se habían acumulado 63.000 millones de dólares de inversión holandesa, de las cuales un tercio correspondía a inversiones directas. Por su parte, la inversión rusa en Holanda supera los 30.000 millones de dólares.

Generalmente, la prioridad en las relaciones de la Federación Rusa y Holanda es la industria energética. En 2012 Rusia suministró a Holanda 2.900 millones de metros cúbicos de gas. Gazprom y Gasunie colaboran estrechamente en el proyecto Nord Stream, en la construcción del mayor sistema de almacenamiento de gas de Europa, 'Bergermeer', y en el desarrollo de una colaboración en el ámbito tecnológico científico. Gazprom trabaja con la empresa holandesa Shell en el desarrollo de proyectos a gran escala y están altamente interesados en la explotación de otros yacimientos en Rusia y en el extranjero.

El tránsito hacia los mercados mundiales de una gran parte del petróleo ruso pasa por puertos holandeses. Lukoil ha comprado en este país europeo refinerías de petróleo de 46 estaciones de servicio. Además, la compañía ruso-holandesa Shtandart construirá en el puerto de Rotterdam una terminal petrolera con capacidad para recibir, entre otras, la marca rusa de petróleo Urals.

Jóvenes proponen la creación de un régimen tributario internacional

“La introducción de un impuesto especial para las operaciones de deslocalización requerirá la creación de un régimen tributario internacional”, según declaraba Ksenia Yudáeva, jefa de la dirección de expertos presidenciales de la Federación, en un encuentro de jóvenes en el marco del XVII Foro Internacional Económico de San Petersburgo. 

Si este régimen tributario especial lo introdujera un solo país, el resto de países tendrían ventajas respecto a él e incluso podrían extinguirse los flujos financieros hacia el que adoptase esa medida, explicaba Yudaeva. De este modo, debe crearse un régimen tributario internacional para detener la huida de capitales hacia los paraísos fiscales. 

Los líderes de las 'Juventudes-20' ya han presentado sus propuestas al G20, entre las que se encuentra la introducción de un impuesto a las operaciones de retirada de capital a centros offshore en el marco de una reformulación del sistema financiero. 

La legislación tributaria y la lucha contra los búnkeres fiscales serán algunos de los principales temas de la cumbre del G20 que se celebra en septiembre de 2013 en San Petersburgo.  

El gas de esquisto y el desarrollo de la energía nuclear

Otra de las participaciones destacadas del foro fue la de  Serguéi Kirienko, director de Rosatom, quien declaró que  la aparición del económico gas de esquisto no será un impedimento para el desarrollo de la energía nuclear en el mundo.

Según los pronósticos, hacia el año 2020 en el mundo se crearán 460 gigabytes de nuevas instalaciones energéticas. De los 20 países líderes en la producción de gas natural, 15 poseen potentes programas de desarrollo de la energía nuclear, señalaban los expertos que participaron en la sesión 'Superación de obstáculos en el camino hacia la estabilidad del suministro en el sector energético'. Dos son las razones de ello: en primer lugar, existen reservas de uranio para los próximos 100-150 años; en segundo lugar, a diferencia del petróleo y el gas, las centrales nucleares apenas contaminan el medio ambiente si se garantizan unas medidas de seguridad y no se repiten errores como el de Fukushima.

“Es evidente que en los lugares donde el gas de esquisto cuesta de 30 a 50 dólares, y no 100, por metro cúbico, nadie construirá centrales nucleares, del mismo modo que antes no se construían centrales nucleares junto a los yacimientos de carbón”, añade Kirienko, señalando que la energía nuclear garantiza no sólo una estabilidad en los precios del combustible durante 60 años, sino también una importante contribución al futuro del país, ya que crea puestos de trabajo.

“En los años 90 se creía que los precios del petróleo no subirían por encima de los 20 dólares por barril y hace unos años en este mismo Foro se hablaba de que el precio no caería por debajo de los 150 dólares por barril, - comentaba como ejemplo de la inestabilidad de los precios de la energía basada en materias primas Kirienko. - Por esta razón, nosotros creemos que la energía nuclear debería ocupar un 25-30% de la energía mundial”.

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.