Qiwi entra en el índice NASDAQ

La compañía de pagos instantáneos saca a bolsa en EE UU casi una cuarta parte de su capital. Fuente: kommersant

La compañía de pagos instantáneos saca a bolsa en EE UU casi una cuarta parte de su capital. Fuente: kommersant

La compañía, que gestiona el sistema de pagos instantáneos más importante de Rusia, ha realizado una oferta pública de venta en el Nasdaq. Valorada en 884 millones de dólares, un 23% de su stock y un 2,9% de sus acciones se convertirán en capital flotante.

Qiwi Plc., el operador de pagos instantáneos más grande de Rusia, llevó a cabo una oferta pública de venta (IPO) en Nasdaq el pasado 3 de mayo, colocando 12,5 millones de acciones en forma de ADR (aval bancario estadounidense para acciones de empresas extranjeras) a 17 dólares cada una, exactamente el punto medio de la gama de precios que se había acordado, esto es, entre 16 y 18 dólares por acción o 832–936 millones por toda la compañía. Los inversores valoraron Qiwi en 884 millones basándose en esta IPO, donde la demanda superó un 5,5 a la oferta. La venta comenzó con un retraso de 15 minutos, y al principio los valores descendieron ligeramente (un 0,24%), para recuperarse después y alcanzar los 17,05 dólares. 

Las compañías rusas que cotizaron en los mercados de EE UU

Grandes operadores de telefonía, como Mobile TeleSystems (MTS) y Vimpelcom fueron las primeras compañías rusas que salieron a bolsa en los EE UU, realizando ofertas públicas en la Bolsa de Nueva York hace más de diez años. Dos años después, las siguió STS Media, que ofreció un 16,38% de sus acciones en el Nasdaq a 14 dólares, obteniendo así 3459 millones de dólares. La siguiente inserción en el mercado tardó otros cinco años en llegar, cuando la principal compañía web, Yandex, alcanzó 1.435 millones de dólares en Nasdaq en oferta pública de venta, la mayor oferta de tecnologías de la información que tuvo lugar en esta bolsa electrónica en 2011.

Solo los accionistas de Qiwi vendieron sus participaciones; la compañía, por el contrario, se abstuvo. Se alcanzó un total de 244,375 millones de dólares: 212,5 para los vendedores y 31,875 en comisiones para los bancos de inversión que financiaron la IPO.

Los principales vendedores fueron el director del comité ejecutivo, Andréi Romanenko, y su padre Nikolái. Su corporación, Antana International Corp. vendió 3,23 millones de acciones por valor de 54,4 millones de dólares. El grupo Mail.ru, un grupo de inversión ruso especialista en proyectos web, vendió 3,01 millones de acciones por valor de 51,17 millones. Por otra parte, la empresa Palmway Holdings Ltd, propiedad del miembro directivo de Qiwi, Andréi Muravíev, vendío 2,17 millones de acciones por valor de 36,98 millones. Finalmente, los japoneses Mitsui&Co, que adquirieron participaciones de Qiwi a finales de 2010, ofrecieron 2,06 millones de acciones (esto es, 35,02 millones de dólares). Por el contrario, Serguéi Solonin, director general de Qiwi y su mayor accionista con un 25,4% de las acciones, no tomó parte en la venta.

Fuentes cercanas a esta operación revelaron que los participantes declararon al periódico Védomosti que el 80% de los nuevos inversores eran estadounidenses, seguido por un 17% de europeos y un 3% del resto del mundo.

Qiwi tiene un total de 52 millones de acciones, incluyendo 40 millones de acciones Clase A (que dan a los accionistas derecho a 10 votos) y 12 millones de acciones clase B (un voto). El 23% del capital de Qiwi y un 2,9% de sus acciones con derecho a voto se convertirán en capital flotante a resultas de la IPO. Los bancos que han financiado la operación incluyen Credit Suisse, JPMorgan, Renaissance Capital, Robert W Baird & Co y William Blair & Co. Una vez que los financiadores ejerzan su derecho a la compra de 1,8 millones de acciones de Qiwi (esto puede hacerse en un plazo de 30 días desde la oferta), el capital flotante alcanzará el 26,5% de las acciones y el 3,35% de los votos.

"Qiwi ha conseguido entrar en el grupo de las cinco principales empresas que realizaron IPOs en parqués estadounidenses, lo que es un gran logro", declaró a Védomosti el cofundador de Qiwi Andréi Romanenko. Añadió que fue su padre, Nikolái Romanenko, y no él mismo, quien vendió las acciones durante la IPO, a través de la compañía que poseen conjuntamente, Antana International Corp. "Mi padre planea colocar los beneficios en un trust familiar, dirigido por mí, para invertir en compañías web", comentó Romanenko, añadiendo que sus socios en Qiwi, Ígor Mijailov y Serguéi Fediuschenko también planean invertir en proyectos online.

"Se han cumplido las expectativas de los accionistas", afirmó el miembro del comité directivo de Qiwi Andréi Muravíev, comentando los resultados de la IPO. Muravíev es un inversor financiero que se convirtió en accionista de la compañía hace cinco años y ahora la ha abandonado parcialmente. También señaló que tenía intención de invertir sus beneficios en la economía rusa.

Qiwi es la mayor empresa de pagos instantáneos de Rusia y la CEI; gestiona una cadena de 169.000 terminales de pago y kioskos, que trabajan a comisión. Más de 40.000 comercios aceptan más de 39 millones de rublos (aproximadamente 1.300 millones de dólares) en pagos en efectivo al mes y 65 millones de clientes utilizan los servicios de Qiwi. También está asociada con Visa para procesar pagos a través de tarjetas monedero virtuales, con 11 millones de cuentas en la actualidad. Los monederos electrónicos representan un 30% de las ventas y crecen a un ritmo del 80% de año en año, mientras que otras áreas del negocio se expandieron aproximadamente un 14% al año, según Seeking Alpha. Qiwi informó de un aumento del 88% en los beneficios netos del grupo en 2012, alcanzando los 808 millones de rublos, unos 27 millones de dólares.

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.